Reggio’s Weblog

‘Slumdog Millionaire’, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 3 marzo, 2009

ASUNTOS INTERNOS

La euforia que desde el domingo se ha apoderado de Rajoy permite vaticinar que las celebraciones del PP van a ser tan largas como las bodas de Camacho. Tanta alegría incontenida puede parecer excesiva, pero hay que comprenderla. El líder del PP ha recibido tan pocas satisfacciones que no se le debe negar el derecho a la juerga al menos una semana. Luego ya tendrá tiempo de aterrizar, porque un líder cuestionado no se convierte en Disraeli de la noche electoral a la mañana.

Lo que ha conseguido es muy meritorio. Ahora todo el mundo se apuntará al triunfo, pero hace un mes la victoria del PP por 39 escaños en Galicia era tanto o mas improbable que el guión de Slumdog Millonaire, en el que un chaval analfabeto de las cloacas de Bombay se hace millonario respondiendo a preguntas culturales en televisión. La película ha fascinado al mundo entero de la misma forma que Rajoy no sale de la fascinación por su hazaña. El PP llegaba a las elecciones gallegas en su peor momento.A las divisiones internas que amenazaban con desangrar el partido, vino a unirse el asunto de la corrupción. En semejantes circunstancias, a ver quién era el guapo que apostaba por un resultado tan contundente.Habrá que revisar algunos lugares comunes del análisis político y electoral.

Sin embargo, la alegría de Rajoy tiene también otro motivo. El candidato que ha logrado la rotunda mayoría absoluta es quizá el político del PP que más se parece a él mismo. Es gallego, sucedió a un líder carismático como Fraga y tampoco es la alegría de la huerta ni levanta pasiones a su paso. Pensándolo bien, se dirá el presidente del PP, si Feijóo ha logrado la mayoría absoluta en Galicia, ¿por qué no puede lograrla él en España? El futuro presidente de la Xunta, efectivamente, es desapasionado y frío. Tan desapasionado como para no permitirse esbozar siquiera una sonrisa después de semejante resultado electoral -parecía que había empatado- y tan frío como para diseñar una campaña durísima contra sus adversarios con asuntos como el de los gastos del dimitido Touriño que el PP sabe perfectamente que no son para tanto. El candidato socialista seguramente ha sido un mal presidente, pero no es una persona amante del lujo y la ostentación.En cambio, la foto de Quintana en el yate fue, sin duda, una jugada maestra.

Ayer mismo, mucha gente descubrió de pronto las enormes virtudes políticas que adornaban a Feijóo y que habían permanecido ocultas hasta la fecha. El 1-M ha deparado éste y otros sucesos extraordinarios.Las ele-cciones vascas han convertido a Zapatero en un hombre de Estado que ha conseguido por las buenas lo que Aznar intentó por las malas: desalojar al PNV después de casi 30 años. Si el mérito de Feijóo es también el de Rajoy, o viceversa; también el mérito de López es el de Zapatero. Siendo igual de milagroso que lo de Galicia, el cambio en el País Vasco es más trascendente para la Historia. Aunque Zapatero no pueda celebrarlo como Rajoy.El 1-M fue la primera alegría para el presidente del PP en muchos años y también el primer disgusto serio del presidente del Gobierno desde que ocupa el cargo. Sin olvidar a Blanco, que está el hombre bastante triste.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

‘¡Torero, torero!’, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 24 febrero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Hace sólo seis días, Mariano Fernández Bermejo fue aplaudido y jaleado por el Grupo Socialista al grito de «¡Torero, torero!» en el Congreso. Los aplausos de los diputados socialistas eran más falsos que un duro de madera. Eran tan falsos que ni siquiera el artista se los creyó. Para entonces, el ministro de Justicia había sentido en su nuca la mirada azul hielo de su jefe, el presidente Zapatero, en el Senado. Bermejo es el primer ministro del Gobierno de Zapatero que dimite por un escándalo y no por razones de reubicación política, como lo hicieron Juan Fernando López Aguilar, José Bono y José Montilla. Fernández Bermejo se había quedado más solo que la una y por eso ha dimitido; o, más bien, le ha dimitido quien estaba en disposición de hacerlo.No por casualidad, el ministro anunció su renuncia precisamente el día en el que el presidente del Gobierno tenía una entrevista en Antena 3. Después de que dirigentes socialistas tan relevantes como Patxi López o José Bono censuraran en público las cacerías de Bermejo y el resto del partido lo hiciera en privado, Zapatero no tenía ni un solo argumento creíble para defender la continuidad de su ministro de Justicia. Y, además, también a él le dan grima las fotos ensangrentadas de los ciervos.

El belicoso dimitido tal vez quiera engañarse presentándose como víctima de una cacería del PP, Mariano Rajoy, EL MUNDO y el oso que saca Pablo Motos en El Hormiguero gritando: «¡Bermejo!, ¡eh, Bermejo!, métete la escopeta por el culo, ¿me oyes?». Se equivocará de medio a medio. Bermejo ha sido víctima de sí mismo, de su insolencia y de sus mejorables modos de tratar con el prójimo.Ha tenido que dejar el Ministerio porque creyó que un ministro podía hacer lo que quisiera y encima presumir de ello. «Claro, pero hombre por Dios ¿cómo no voy a confirmar que cacé en Quintos de Mora?». Si un ministro cree que las fincas del Estado son para su solaz y esparcimiento, estamos perdidos. En su descargo hay que decir que no es el único político que ha cometido este tipo de abusos, aunque, tarde o temprano, todos los que lo han hecho han terminado pagándolo.

El nombramiento de Francisco Caamaño como nuevo ministro de Justicia -un hombre tan tranquilo y sosegado que no perdió los nervios ni siquiera durante la negociación del Estatuto catalán- demuestra que Zapatero ha aprendido la lección. Los ministros-gladiadores son un peligro en tiempos de crisis.

¿Y ahora qué? ¿Qué va a hacer el PP sin Bermejo? Tendrán que pensar en algo, porque, desde que se destapó la cacería, Rajoy no ha hablado de otra cosa. El tema cinegético era fuente inagotable de inspiración para el cachondeo y llegaba con facilidad a la barra de los bares. Zapatero ha arrebatado al PP su principal argumento mitinero y ha proporcionado a los socialistas un balón de oxígeno del que estaban necesitados en la recta final hacia el 1-M. Ya no tendrán que ir por ahí avergonzándose del ministro.Incluso podrán presumir de que ellos sí saben conjugar la palabra dimitir, no como otros…

Ya veremos si contra Bermejo el Partido Popular vivía mejor, porque los sumarios de corrupción siguen instruyéndose y ahora tienen a un ministro menos para echarle la culpa de la cacería.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

Camps y los 10 mandamientos, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 21 febrero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

El doctor Kent M. Keith es un moralista que goza de gran éxito en Estados Unidos. Su misión en la vida es ayudar a las personas a encontrar un significado a su existencia y llegar a la felicidad en un mundo de locos. Keith se ha tomado tan en serio su misión que incluso ha acuñado sus propios Diez Mandamientos paradójicos. Los escribió cuando tenía 19 años y se han hecho tan famosos que incluso la Madre Teresa de Calcuta los tenía colgados en la pared de su celda. Do it Anyway -hazlo de todas formas- es el libro que resume su pensamiento.

El doctor Keith nunca lo sabrá, pero sus mandamientos paradójicos han aliviado el íntimo dolor del presidente valenciano, Francisco Camps, a quien esta semana le han clavado un puñal en el segundo espacio intercostal de su liderazgo político. El presidente valenciano leyó ante las Cortes los diez mandamientos paradójicos de Keith como testimonio de su sufrimiento.

Ahí van tres de estos mandamientos sólo como muestra. «Si eres bueno, la gente te tachará de individualista o beato. A pesar de todo, sé bueno». «Si triunfas, te ganarás falsos amigos y enemigos de verdad. A pesar de todo, procura triunfar». «Da al mundo lo mejor de ti y el mundo te pateará los dientes. A pesar de todo, da al mundo lo mejor de ti». El mandamiento paradójico número 11 de Camps es tener un problema con sus trajes, cuando los trajes -y las camisas- más famosos de la política española eran los de su antecesor, mentor y enemigo íntimo, Eduardo Zaplana.Quién lo iba a decir. Tantos años buscando al sastre de Zaplana y al final ha terminado apareciendo el de Camps.

El intenso padecimiento que denotan los diez mandamientos de Keith o los versos de Bertolt Brecht recitados en público por el presidente valenciano parece a todas luces excesivo. La acusación contra él no sólo es endeble, sino que resulta hasta ridícula.Por cosas mucho más graves, Carlos Fabra no ha dado explicaciones ni ha recitado un sólo poema, sea épico o lírico.

Si, como parece, desde el punto de vista penal el asunto de los trajes se desinflará más temprano que tarde, ¿a qué viene tanto drama? Seguramente a que Camps era el niño bonito del PP, el barón más protegido por la dirección, el ojito derecho de Javier Arenas. La mancha ha caído en la chaqueta de quien estaba llamado a más altos destinos políticos. De ahí la convulsión interna provocada por un asunto menor. Camps podrá seguir gobernando la Comunidad Valenciana con mayoría absoluta, pero algo se ha roto en el espejo de su futuro. Camps tiene toda la pinta de ser un político honrado, aunque no le darán un premio por elegir bien a sus amistades. Por lo menos Alvaro el Bigotes le ha salido rana.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

Tres escenarios para el 2 de Marzo, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 17 febrero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Son tan pocas las alegrías que ha recibido últimamente Mariano Rajoy que el hombre se conforma con poquita cosa. Le ha bastado una foto para ponerse tan contento como unas castañuelas. La fotografía no es nada del otro mundo y los que están en ella no tienen cara de felicidad precisamente, pero el presidente del PP la ha enmarcado como salvoconducto para sobrevivir en aguas turbulentas. Rajoy se ha hecho la ilusión de que el cierre de filas en torno a su liderazgo es sincero. Probablemente lo sea, pero tiene fecha de caducidad: el 2 de Marzo, como pronto, y el 7 de Junio como tarde, según vayan los resultados electorales.

A dos semanas vista del primer obstáculo que tendrá que solventar el líder del PP para frenar la rebelión interna, son tres los escenarios posibles.

eEscenario uno. A la espera del milagro. Los candidatos populares a las elecciones gallegas y vascas del 1 de Marzo cruzan los dedos para que los líos internos y las tramas corruptas en los alrededores del PP no afecten al voto en esas dos comunidades.Los equipos de campaña aseguran que en esas dos autonomías la corrupción, los espías y demás plagas que afectan al PP no están en el debate político. Creen que eso son cosas que sólo interesan en Madrid. Las expectativas en el País Vasco no son demasiado boyantes, a pesar de que Antonio Basagoiti es un candidato fresco e innovador. El milagro vasco sería aumentar los 15 escaños actuales.El milagro gallego es aún más difícil, ya que consistiría en ganar las elecciones por mayoría absoluta y recuperar la Xunta perdida hace cuatro años. Entonces Rajoy sí podría fumarse un puro en compañía de Alberto Núñez Feijóo. No es mucha, pero todavía hay gente que cree en los milagros.

eEscenario dos. Lo comido por lo servido y sigue la confusión.Los que no creen en los milagros consideran altamente improbable que los líos internos, el bigote de Alvaro, la detención de Correa, la investigación de Garzón y las dimisiones de los cargos públicos del PP implicados en la trama, no desacrediten al partido ante algunos de sus potenciales electores. En la mejor de las hipótesis que manejan los dirigentes más realistas, perder dos escaños en Galicia -tal y como auguran algunos sondeos- y otro par de ellos en el Parlamento Vasco no sería una tragedia. Rajoy podría justificarlo para ir tirando hasta las europeas del 7 de junio.La confusión interna aumentaría algunos decibelios, pero no lo suficiente para provocar el colapso del edificio.

eEscenario tres. La gota que colma el vaso. Cuatro escaños menos en Galicia y un resultado de 10 escaños en el País Vasco. Dirigentes del PP consultados al efecto consideran que estos son los límites por debajo de los cuales la supervivencia de Rajoy al frente del PP sería muy difícil, por no decir imposible. Sin embargo, la inestabilidad interna sería difícil de embridar ante un retroceso electoral claro. En este caso, nadie se atreve a formular una hipótesis para reconstruir el edificio colapsado. Algunos apuestan por que un grupo de diputados pida un Congreso extraordinario y otros por convencer a Rajoy de que su liderazgo no da más de sí. Hay quienes creen que Alberto Ruiz-Gallardón bajará del cielo y quienes apuestan por un caos que alumbre la renovación definitiva y largamente aplazada.

Como se verá, todo está bastante confuso. Si bien hay un detalle que no ofrece ninguna duda. Mariano Rajoy no tiene la menor intención de abandonar la Presidencia del partido, sean cuales sean los resultados en Galicia y el País Vasco.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

Delitos éticos y estéticos, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Derechos, Justicia, Literatura, Política by reggio on 14 febrero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Miles de españoles pierden su trabajo cada día. Cientos de pequeños y medianos empresarios se ven obligados a echar el cierre porque no disponen de líquido ni de crédito para mantener su actividad y el miedo se extiende como una mancha de aceite. Miedo a perder el trabajo, miedo a comprar. Tienen miedo hasta los que no tienen miedo.

En semejante contexto, algunas de las imágenes que esta semana ha deparado la clase política española -con especial mención al principal partido de la oposición- resultan escandalosas y, en casos puntuales, casi obscenas. Si las bodas imperiales y las monterías de señoritos -jueces y ministros ¡del PSOE!- resultan intragables ética y estéticamente en tiempos de bonanza, en esta crisis producen indignación. Los jueces serán los que tengan que dictaminar las responsabilidades penales de los miembros del PP implicados en la trama de corrupción, pero hay una responsabilidad política, ética y estética que alguien tiene que asumir. El aspecto de estos dos personajes invitados a la boda de El Escorial, amigos de muchos altos cargos del PP, lo dice todo. Basta con ver a Paco Correa -ahora en la cárcel- y a Alvaro Pérez -en libertad con cargos- haciendo el paseíllo en el patio de los Reyes para calarlos. Toda España los ha visto y se ha hecho una idea de qué clase de personajes se acercaron al PP en los tiempos del poder absoluto para hacerse ricos.

El bigote de Alvaro, el puro que lleva en la mano camino de la iglesia y la chulería de Correa hacen tanto o más daño al PP como que los errores de su dirección. Frente al impacto de esas imágenes, poco pueden hacer los recursos jurídicos de Federico Trillo. Durante 14 años, la dirección del PP contrató a este Correa que habla de dinero, de poder y de influencia en unos términos propios de Los Soprano, según las grabaciones del sumario.Aceptar regalos de un personaje como éste, ir con él de viaje, asumir su filosofía de vida no es, desde luego, un delito penal, pero sí un comportamiento impropio de personas con elevadas responsabilidades en un partido como el PP. Mariano Rajoy aún no ha explicado por qué dejó de contratar con él ni el tesorero actual y ex gerente, Luis Bárcenas, ha dado cuenta de la relación que tenía con Correa.

Si todo esto hace daño a la vista, otro tanto cabe decir del ministro Bermejo y el juez Garzón al lado de animales muertos por sus tiros de escopeta, con la sangre aún caliente. Las fotos hieren la sensibilidad. La repugnancia que producen es directamente proporcional al cerebro de mosquito que hay que tener para ser ministro de Justicia e ir a cazar con el juez que instruye una causa contra la oposición. Que lo destituyan por motorista. Sería coherente con esa estética.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

La visita del cardenal, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política, Religión by reggio on 7 febrero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

No es tan guapo como aquel bostoniano y elegante Cardenal de Otto Preminger -interpretado por Tom Tryon-, pero Tarcisio Bertone tiene toda la pinta de haber nacido cardenal. Tiene cara de cardenal, gafas de cardenal, nombre de cardenal, estatura de cardenal y los ropajes le sientan tan bien como al cardenal de Hollywood. Además, Bertone es un cardenal más simpático que Rouco Varela. Una vez le preguntaron qué opinaba de la clonación y dijo que estaba en contra, aunque dispuesto a hacer una excepción con Sofía Loren. Además, como obispo de Génova se ganó a la opinión pública haciendo de comentarista de partidos de fútbol en una televisión local. Bertone es salesiano y a diferencia de otros diplomáticos vaticanos más acostumbrados a hablar con Dios que con los hombres, le gusta el contacto con la gente.

Este campechano cardenal, secretario de Estado del Papa, ha visitado Madrid y a su regreso al Vaticano ha comentado que piensa darse una vuelta por España todos los meses, habida cuenta de que le han tratado a cuerpo de rey. Gobierno, oposición y Casa Real desplegaron a su paso las alfombras más mullidas, su foto fue portada de todos los diarios españoles y su imagen abrió los informativos de televisión. Al cardenal pueden haberle halagado igual de bien en otros países, pero mejor es imposible.

¿A qué viene tanto mimo sobreactuado hacia el cardenal por parte del Gobierno más laico -teóricamente- de la UE? No se entiende muy bien, dado que algunas explicaciones que se han dado parecen de broma. Como la que sostiene que el presidente Zapatero con su sonrisa y la vicepresidenta De la Vega con su conversación pretenden abrir una cuña entre el Vaticano bueno y los obispos españoles malos. ¿Se puede decir esto hablando en serio? También se ha asegurado que el Gobierno quiere ablandar la posición del Vaticano sobre la reforma de la ley del aborto, un objetivo muy realista teniendo en cuenta lo permeable que la Iglesia se muestra en relación con este tema. Incluso de forma extraoficial se afirma que matando a besos al cardenal, es posible que la Cope acabe echando a Federico Jiménez Losantos. Pensar que entre las muchas y graves preocupaciones de la Iglesia Universal de Roma figura la Cope es tan tonto como creer que el Vaticano va a ponerse del lado de Zapatero en su enfrentamiento con Rouco Varela.

Los mimos, halagos y lisonjas del Gobierno hacia Bertone han sido exagerados, infantiles incluso. Como el niño que se porta mal y pide perdón dando muchos besos. ¿Se sentirá el Gobierno culpable de algo? No debería, aunque tal ha parecido que el Gobierno se estaba confesando con el cardenal.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

Rodrigo Rato y la estatua de sal, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 31 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

«Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego y destruyó aquellas ciudades y todo el valle y todos sus habitantes, y todo lo que crecía sobre la tierra». Génesis, 1, 19: 24-25. «Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en estatua de sal». El Antiguo Testamento ya alertaba de los peligros de vivir mirando al pasado. Emulando a la mujer de Lot, todo el PP -salvo Gallardón- se dio cita esta semana en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid para ver a Rodrigo Rato y recordar los esplendorosos días del poder y la gloria. Huyendo de las tribulaciones del valle del vicio y la perdición, el PP se ha convertido en una gigantesca estatua de sal. No se les ocurre otra cosa para salir del atolladero que peregrinar al pasado en busca de un salvador.

A Rodrigo Rato no le son ajenas las desgracias de su partido.Otra cosa distinta es que vaya a escuchar los cantos de sirena que le llegan de banqueros, empresarios, profesionales, amigos e incluso enemigos. Más o menos lo que transmite a sus fieles es lo siguiente. No admite peregrinaciones a su despacho, no hará nada para desestabilizar el liderazgo de Rajoy, aunque es bien conocido que no se llevan bien, no aceptará de ninguna manera volver a la política ni aunque un sanedrín de todos los notables del PP se lo pida de rodillas. En el caso de que en un futuro se llegara a convocar un congreso abierto a varias candidaturas, y sólo en ese caso, Rato estaría dispuesto a pensar en la posibilidad de competir por el liderazgo. El deseado ex vicepresidente es un tío listo y no quiere ni oír hablar de cuadernos azules escritos por la Providencia.

Rodrigo Rato es el pasado del PP. Y él lo sabe, igual que supo en su día que el PP había perdido la empatía con los españoles e igual que se dio cuenta de que Zapatero era un líder temible para sus adversarios. Entonces no le hicieron caso y así les ha ido.

Rato no es, ni puede, ni quiere ser el salvador del PP. Los que le esperan lo hacen en vano. Tan en vano como los que creen que la crisis de los espías y los dossieres se cerrará con algún o algunos muertos. No los habrá. Mariano Rajoy no ha matado a nadie desde que es presidente del PP -tal vez ése sea su problema- y no va a empezar ahora. Es altamente improbable que la investigación de María Dolores de Cospedal pida la cabeza de ningún alto cargo.Los hechos son difíciles de probar para ella. Rajoy hubiera querido que Esperanza Aguirre entregara voluntariamente a Ignacio González y/o a Francisco Granados. Pero Aguirre ha optado por resistir y atacar. Y en esa tesitura, el líder del PP tiene las manos atadas, salvo que quiera arrojar azufre y fuego para destruir el valle y a sus habitantes. Cosa que no está en su naturaleza.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

No son Obama, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 27 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Es muy normal que los líderes políticos españoles le tengan envidia al presidente Obama. Incluso es humano que quieran parecerse a él. Sin embargo, deberían moderar un poco el entusiasmo en copiar su estilo y en subrayar las semejanzas para no caer en el ridículo. Tal y como está el patio, ciertas comparaciones son patéticas.

Es una pena, sí, pero Mariano Rajoy no puede ser Obama. Los mejores discursos del presidente norteamericano han sido glosados en todo el mundo. El mejor discurso que ha pronunciado nunca el presidente del PP, el domingo en el Foro Abierto, pasó totalmente desapercibido ante la basura que cada día esparcen sobre sí mismos y sobre Rajoy los dirigentes del PP de Madrid. El discurso fue brillante de verdad, con pasajes calcados de las intervenciones de Obama, copiados con mucha elegancia y muy buen estilo literario.La parte más emotiva la dedicó Rajoy a hablar de Cándido, Ana y Antonio, tres «héroes silenciosos» que ayudan a los menesterosos en un comedor social y conviven con la miseria, el dolor y el abandono. Rajoy se sintió identificado con ellos; él también convive con otro tipo de miseria y no puede hacer nada por remediarla, salvo intentar sobrevivir. Un discurso del presidente del PP denunciando «el engaño, la audacia sin principios, el individualismo posesivo y la debilidad de los fundamentos morales» sólo puede tomarse a broma teniendo en cuenta la realidad actual de su partido.

Es una pena, sí, pero para tener credibilidad no bastan las bonitas palabras. Ningún diario, ninguno, daba cuenta en su edición de ayer del mejor discurso de Rajoy. Muy triste y profundamente desalentador para el líder del PP. Como ir vestido de harapos con un collar de brillantes.

En éstas surgió Zapatero de entre las azules aguas del escenario de TVE y se presentó limpio de polvo y paja delante de unos cuantos españoles que, por lo oído, estaban bastante cabreados con el presidente del Gobierno. Parados, funcionarios, empresarios, jubilados y trabajadores le pusieron contra las cuerdas, ante una cruda realidad que él conoce de sobra. «Todos los días siento la responsabilidad de cada parado como mía». «No pierda usted la confianza, tiene que seguir adelante, para algo ha hecho ese gran esfuerzo creando una empresa». «El paro es mi primera angustia».«Me quita el sueño». «Yo puedo equivocarme, pero no engañar».«Ser pesimista es no levantarse a luchar».

Soluciones concretas no les dio, ni un puesto de trabajo, pero varios de ellos le dijeron: «Usted habla muy bien, explica las cosas fantásticamente»; «pero nos lía», le vinieron a decir.A una ciudadana vasca que le metió el dedo en el ojo le colocó un pedazo de discurso de Obama. «No se vaya por las ramas», le respondió ella. Pero el presidente puso ojos de cordero degollado y se presentó ante los españoles como un líder preocupado por las personas, que cada noche habla con su mujer del paro. Que no se engañe el PSOE, tampoco él es Obama, aunque se le parezca un poco más que Rajoy. Sus bonitas palabras no nos sacarán de la crisis, le advirtieron. Seguro que no. Aunque de momento le dan para ir tirando sin apreturas. Y sobrado porque no hay quien le calle. Salvo en la venta de armas, que descolocó su discurso de la paz.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

‘Queremos’, pero no ‘podemos’, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 24 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Hace tiempo que el destino es cruel con el PP por su mala cabeza.Nunca como esta semana ha sido tan cierto que este partido monta un circo y le crecen los enanos. Habían montado el Foro «Queremos» para dar a conocer lo que podríamos llamar PP 2.0 -que viene a ser el estadio superior de la modernidad en internet- y resulta que ha salido a la luz el PP 0.0, que aún anda a garrotazo limpio como en las cavernas. Lo que le ha pasado al PP esta semana también es para echarse a llorar. O para echarse a reír, si te llamas Zapatero, hay una crisis de caballo y la oposición está en el 0.0, y bajando.

El lío de los espías madrileños ha vuelto a destapar la olla podrida de las crisis no resueltas. No se sabe muy bien cómo acabará esta película de serie B. Podría darse el caso, incluso, de que acabara en nada, que sería el peor de los finales, porque dentro de un mes, o dos, o seis pasará cualquier otra cosa que volverá a desatar las hostilidades.

Lo único cierto en el lío madrileño es que el PP está apareciendo ante la opinión pública como una organización endogá-mica que se lame sus cicatrices internas en un momento de grave crisis en el que la sociedad busca referentes políticos y morales. ¿Cómo confiar en unos dirigentes que se dedican a espiarse unos a otros?

La prensa norteamericana se ha fijado mucho en una frase del discurso de Obama en su toma de posesión -esa sí que fue una película perfecta, menuda envidia- en la que el presidente americano pedía a su pueblo que dejara a un lado las cosas de niños para hacerse maduro. El consejo es adecuado para el PP. Va siendo hora de que los alcaldes, concejales y presidentes autonómicos se hagan cargo de su partido y levanten la voz para decirle «basta ya» a algunos notables que se comportan de forma irresponsable.Mariano Rajoy no puede, salvo que les ahoge con sus propias manos, porque él también ha formado parte de las cruentas batallas internas y tiene el pecho lleno de cicatrices.

Si, como algunos sostienen, Alberto Ruiz-Gallardón cree que el lío de los espías le beneficia frente a Esperanza Aguirre, está equivocado. Resulta inexplicable que el alcalde se haya encelado en la defensa de alguien como Miguel Blesa.Todos los que aparecen en este turbio asunto sufrirán las conse-cuencias y de alguna forma quedarán desacreditados a ojos de la organización y de la sociedad. El PP tiene que regenerarse desde dentro. No pueden aspirar a un hombre diez como Obama, pero igual encuentran a algún hombre/mujer cinco. No puede ser tan difícil.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

El PP y el mito Aznar, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 20 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Los mitos son hechos extraordinarios protagonizados por seres sobrenaturales. El mito tiene su origen en un relato real, aunque después pasa a formar parte del universo onírico de la Humanidad.Las personas vivas pueden convertirse en mitos si se dan las condiciones mágicas necesarias. Dos mitos de nuestro tiempo serán protagonistas hoy. Barack Obama tomará posesión de su cargo en Washington y José María Aznar será investido doctor Honoris Causa en Valencia. No es para bromear. Aznar, de todas todas, se ha convertido en un mito. Quiere ello decir que ha dejado de ser un hombre de carne y hueso para transformarse en un espíritu que vaga por el mundo sin poder posar sus ojos en otro lugar que no sea su propia grandeza.

A los mitos no se les puede pedir que hagan cosas normales porque, entonces, no serían mitos. Por ejemplo, cualquier persona que se vea en peligro inminente se acordará, probablemente, de su vida, de su familia, de sus amigos. Los seres sobrenaturales no, porque tienen una misión sobre la tierra. El presidente Aznar -todo el mundo le llama así- ha contado a Vanity Fair, entre otras cosas, que una vez iba en un avión oficial y le informaron de que se había quedado sin combustible: «No dije nada, la cosa tenía muy mala pinta, pero dejé escrito en un cuaderno que llevaba conmigo siempre el nombre de mi sucesor». Está claro que no quería desaparecer del mundo sin dejar todo atado y bien atado. Con la seguridad de que su partido no se habría atrevido a contradecirle ni siquiera en ausencia. En el mismo reportaje confesó que guarda en su despacho una nota escrita de su puño y letra con el compromiso de retirarse. Alguien que le echa de menos lo rescató de una papelera y son muchos los que le piden que vuelva, según propia confesión.

Las especulaciones sobre su regreso al liderazgo del PP son disparatadas por la sencilla razón de que los mitos no habitan en el tiempo cronológico, sino fuera del tiempo. Por eso no hay quien se pueda librar de ellos. Para bien o para mal, tienen vocación de eternidad.Si, como dice Aznar, «es difícil sustituir a un gran líder», no digamos a un mito.

El PP no ha logrado quitarse de encima el peso del mito y Rajoy tiene que cargar con él. Desde 2003 hasta ahora, el mito se ha aparecido para fijar doctrina en todos y cada uno de los congresos y convenciones que ha celebrado el PP. Es preceptivo, según los estatutos. Este fin de semana, sin embargo, el PP ha organizado unas jornadas para modernizarse de acuerdo con las nuevas redes sociales. Será una reunión interesante para saber cómo piensa el PP ser un partido moderno, dinámico y en contacto con la nueva sociedad, que buena falta le hace. La dirección -con De Cospedal y González Pons al frente- le ha dado el nombre de Foro Abierto y, por ello, no hablarán ni el presidente de honor, ni el presidente fundador. Si lo hubieran llamado convención, el mito volvería por sus fueros. El PP ha elegido así un camino sinuoso para librarse de la carga. Bien es verdad que hay quien quiere seguir llevando el mito sobre las espaldas. Mayor Oreja y Ruiz-Gallardón han dicho que Aznar es un referente de futuro para el partido. Lo dicho, los mitos son eternos.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

‘Pretty Woman’ y los lobos, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política, Sociedad by reggio on 17 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Los dedos de numerosos diputados del PP se hicieron huéspedes tecleando mensajes en sus móviles sobre la foto de Soraya Saénz de Santamaría en la primera página de este periódico. El tono y el contenido de los SMS indicaba que el Grupo Popular tiene un aceptable nivel de testosterona y un alto grado de sensibilidad hacia una mujer cuando ésta decide mostrar en blanco y negro su lado más atractivo e insinuante. A qué negarlo, la foto de la portavoz impactó de lleno, dejó sin palabras a más de uno/a, estimuló las ocurrencias de otros y dio rienda suelta a los instintos del hombre de verdad. Aparten, por favor, sus garras del vestido y las piernas de Soraya y vamos a ver si somos capaces de analizar sin prejuicios y sin fariseísmo lo que ha sido, sin duda, un error de bulto cometido por una persona que ostenta una alta responsabilidad política.

Soraya Saénz de Santamaría fue nombrada por Mariano Rajoy con una fuerte oposición interna. Durante los diez meses que ha ejercido como portavoz parlamentaria se ha ganado el respeto de mucha gente, a pesar de que otros siguen tratándola como si no existiera.Aun faltándole experiencia política, ha cumplido aceptablemente con sus obligaciones. Cae bien a los periodistas -algo importante en el PP- y su imagen era la de una mujer seria y de su tiempo, con una sólida preparación de abogada del Estado. Su puesto le obliga a situarse a tiro de cámara prácticamente a diario y no siempre las fotos que se publican de ella le hacen justicia.Como cualquiera que no sea Isabel Preysler, unas veces sale mejor y otras peor.

¿Tenía Soraya Saénz de Santamaría alguna necesidad de posar en una actitud tan poco compatible con la responsabilidad que conlleva su puesto de portavoz de un grupo de 154 diputados? ¿Cómo no se dio cuenta de que esa foto le iba a dar un disgusto? ¿En qué estaba pensando cuando el fotógrafo le aconsejaba cómo insinuarse ante el objetivo de la cámara?

A nadie se le ocurre dar munición al enemigo para que te dispare.Soraya Sáenz de Santamaría le ha dado alimento a los lobos que la están esperando en cada esquina del hemiciclo. Comida morbosa para más señas porque remite a la sexualidad femenina en todo su esplendor y a la vieja idea de que las mujeres se ven en los ojos de los hombres. Alguna vez tendremos que reconocer las mujeres el daño que nos hacen las películas de amor y lujo. Muy bonitas, pero muy canallas. Un minuto de descuido y y caemos víctimas del síndrome Pretty Woman. De compras en Rodeo Drive, con Richard Gere en la ópera y vestidas de Cerruti en las carreras de caballos.Y cuando te despiertas, y ves que no eres Julia Roberts ya es demasiado tarde.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

La lógica, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 8 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

ETA es una organización terrorista. Hamas también, según las listas internacionales. ETA ha declarado la guerra a España. Hamas ha declarado la guerra a Israel. ETA busca la destrucción del Estado. Hamas quiere echar a Israel al mar. ETA lanza coches bomba contra los españoles de forma indiscriminada. Hamas lanza cohetes contra los pueblos israelíes. ETA se esconde entre los ciudadanos de algunos pueblos del País Vasco. Hamas se confunde con la población de Gaza. Israel es una democracia. España también. Ambos estados mantienen un combate contra el terrorismo. Pero al Gobierno español nunca se le ha ocurrido poner una frontera para cerrar la comarca del Gohierri -donde más respaldo tiene ETA- ni bombardear las casas de los etarras.

No es lo mismo. Claro que no es lo mismo. Sobre todo porque los palestinos que apoyan a Hamas son unos pobres desgraciados dejados de la mano de su dios, que es Alá, y los que respaldan a ETA comen, beben y viven como Dios. Pero si aplicáramos a rajatabla la lógica israelí, las organizaciones terroristas deben ser combatidas a bomba limpia contra todo lo que se mueva. Es una opción y mucha gente estará de acuerdo, pero la reciente experiencia de la guerra de Bush no se puede considerar precisamente un éxito en ese sentido.

Hay mucha gente preocupada estos días por defender a Israel de su propia barbarie, debido a que la opinión pública occidental se ha puesto del lado de los niños palestinos que mueren bajo las bombas israelíes. No sé para qué quiere Israel la simpatía de la opinión pública. Ya tiene a los gobiernos más poderosos del mundo que le dejan hacer lo que quiera. Sin embargo, se buscan argumentos para defender la posición israelí. El último es que el Ejército avisa por teléfono a los ciudadanos de Gaza antes de lanzar las bombas para que salgan de sus casas. ¿Y a dónde se supone que pueden ir, a casa de un vecino para morir en compañía? ¿Quizá a refugiarse bajo bandera de la ONU en una escuela?

El pueblo judío es admirable por muchas razones. No sólo ha logrado sobreponerse y sobrevivir a progomos y holocaustos, sino que ha sido capaz de convertir en un vergel el trozo de tierra palestina que le entregó la ONU en el año 48. Son gente de fe -el pueblo elegido de Dios- y un país próspero en mitad de un desierto de pobreza y miseria. La tierra de Gaza y la de Israel es la misma. Pero mientras los israelíes tienen verdes praderas, los palestinos viven sobre un muladar de lodo y piedras.

Los israelíes hablan de Salomón como si fuera su abuelo y se hubiera muerto hace diez años. Se sienten de verdad descendientes de David. Quién sabe si el sufrimiento histórico les ha anestesiado frente al dolor de los que no provienen de su estirpe y por eso no hay voces que desde el interior clamen contra la matanza de niños. Y en cuanto a las consideraciones geoestratégicas, ¿en aplicación de qué norma de Derecho Internacional mantienen encerrados a cal y canto a más de un millón de personas sin dejar pasar alimentos ni medicinas?

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with: