Reggio’s Weblog

La policía irrumpe en el debate sobre la financiación autonómica, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Derechos, Economía, Política by reggio on 3 septiembre, 2008

Los funcionarios de la policía no son los únicos que se han encontrado con que a pesar del principio de igualdad ante la ley que establece la Constitución, la evolución de la política española ha tenido como consecuencia, que en cada comunidad autónoma, se cobren diferentes salarios en las mismas profesiones, ya sean policías, médicos, ATS, auxiliares de enfermería, celadores, profesores universitarios, maestros o técnicos de la propia administración.

Hasta ahora, esa situación, era utilizada en muchas autonomías, como un pretexto en una carrera hacia el precipicio, preñada de desigualdad, locura y grandonismo. Comunidades con enormes déficit en sus presupuestos para los servicios básicos como los sanitarios, iban articulando una política de ruptura del principio de igualdad, estableciendo ventajas salariales, a golpe de negociación laboral en unos casos, y por decisiones caciquiles e injustificables en otros.

No sólo son los salarios. En unos territorios se pagan sucesiones y en otros no, en Cataluña se quitan peajes que en otros lugares de la geografía española se siguen cobrando, en algunas comunidades como Galicia o Andalucía, se construyen redes troncales de alta velocidad y no un combinado de mercancías y pasajeros de altas prestaciones como en otras. Las razones que justifican tales decisiones, no vienen avaladas con argumentos, sino que se adoptan por conveniencias que tienen que ver con negociaciones para formar gobierno, respaldar presupuestos, y a veces, por las más estúpidas componendas, cuando no por el puro y duro nepotismo territorial del ministro de turno.

Desgraciadamente, hace ya mucho tiempo que la igualdad no importa, sino la supervivencia de una partitocracia desnortada, que pulula en medio de una ciudadanía cada vez más enfrentada, que empieza a asimilar la idea autonómica con una imagen de caciquismo y desmadre, que casa mal con la crisis económica y la contracción presupuestaria que de ella se deriva.

El debate de la financiación autonómica está calando ya en la sociedad, y aquí no vale decir una cosa en Asturias y la contraria en Barcelona, como hace Gaspar Llamazares. Ayer, Zapatero, tuvo que templar gaitas con Montilla, pues si algo no puede negar nadie es que a Cataluña se le ha otorgado un Estatuto que ahora es ley, y esa ley se está incumpliendo porque no se puede complir. Mal vamos, cuando los legisladores hacen leyes para incumplirlas.

La protesta salarial de los sindicatos policiales no es la única, pero sí es la primera, que pone de relieve que el choque entre la Constitución y la realidad confederal que vive España, necesita atención urgente, es decir, soluciones políticas, puesto que aunque ésta es la primera acción de protesta coordinada de un cuerpo de esta naturaleza, los ciudadanos no van a soportar mucho tiempo que vivir en Galicia, Cataluña, Madrid, Valencia o Asturias, suponga ventajas o desventajas que chocan de plano con los derechos fundamentales de las personas.

Etiquetas: funcionarios de la policía, Constitución, En unas comunidades se pagan sucesiones y en otras no, El debate de la financiación autonómica, redes troncales de alta velocidad
Tags: , , , ,

Anuncios
Tagged with:

El dinero que malversa la partitocracia, ¿se lo quedan las personas o los territorios?, de Juan Vega en su Blog

Posted in Derechos, Economía, Política by reggio on 30 agosto, 2008

El espectacular peso de la cúpula de la partitocracia española, visible en las

Miquel Iceta, portavoz del PSC, del que es vicesecretario general, metió certera y cruelmente el dedo en el ojo de los presidentes de las comunidades autónomas “pobres” -¡triste España!-, con un artículo publicado en El País, en el que afirma, a propósito de una de estas pomposamente denominadas “cumbres” de “responsables autonómicos” (paradójicamente, “responsable” y “responsabilidad” tienen un inequívoco parentesco):

Como la cumbre de consejeros de seis autonomías que, convocados al parecer para reafirmar el criterio según el cual “pagan las personas y no los territorios”, resolvieron que el peso de la variable de población para determinar las necesidades de gasto de las comunidades autónomas no debería superar en ningún caso el 80%. Si pagan las personas y no los territorios, ¿por qué no reclamar que el peso de la población sea del 100%? Precisamente, se pone a las personas en el centro del sistema cuando se reclama que los mecanismos de nivelación actúen sobre los servicios universales del Estado de bienestar (sanidad, educación y servicios sociales). O cuando se preserva la caja única de la Seguridad Social, que sufraga pensiones y seguro de desempleo. O cuando se piden más recursos para desarrollar la Ley de la Dependencia.

Tiene toda la razón, por una vez, el señor Iceta, si se analizan las cosas, tal y como las platean los “gestores” mendicantes de Extremadura, Galicia o Asturias, si el problema es el que dicen ellos, que “no pagan los territorios, sino las personas”, las cosas se deberían resolver como dice Iceta, Miquel Iceta, portavoz del PSC, pide a los presidentes del frente de repartiendo el dinero bajo el criterio de la población -¿cómo si no, administrar los recursos de un estado?-, pero es que este debate es una pura falacia, dado que se esconde lo principal, y es que aquí no se habla realmente de los servicios que reciben los ciudadanos, sino de los fondos que administra la partitocracia.

En Asturias, por ejemplo, una comunidad que presume de “liderar” no se sabe qué “frente de comunidades”, se vive ahora, con ningún entusiasmo mediático, y una olímpica distancia ciudadana, la negociación de un nuevo presupuesto, con repetición de la jugada, en lo que a las relaciones entre el Gobierno, el PSOE e Izquierda Unida se refiere, de cara a la aprobación de esos presupuestos. Todo ello bajo el signo de la oferta realizada por el secretario general de los socialistas asturianos, Javier Fernández, a los clones locales de Gaspar Llamazares, a los que puso delante otra vez delante el eterno señuelo del público comedero, para que se vayan poniendo nerviosos, se peguen entre ellos, y dejen de plantear problemas como el que crearon, con la presunta reclamación de Los Verdes en Europa con las obras del Puerto de El Musel -uno de los mayores contratos de la historia de la obra pública en España-, del que por supuesto no han vuelto a hablar desde que Fernández recurrió a su mágico truco.

¿A dónde van a parar los fondos europeos dilapidados en El Musel, con unas obras que han duplicado su coste por no se sabe qué absurda historia de piedras que se van a comprar a la provincia natal del presidente del Gobierno de España, don José Luis Rodríguez Zapatero? ¿Se los quedan los territorios o se los meten las personas en los bolsillos?

El problema no es si “pagan las personas o los territorios”, sino si se gobierna para las personas, es decir, para la ciudadanía, o por el contrario, tal y como sucede en España, con el cuento chino de los territorios, se gobierna desde 17 cacicatos en los que se consumen recursos sin cuento, en decisiones que no tienen otra motivación que el espolio puro y duro, como es el caso, que a la vista de todos está, del loco estímulo a la construcción, que no ha tenido otra finalidad, en cuanto a su desmesura y falta de control, que la financiación de los partidos políticos.

El despilfarro de fondos públicos en subvenciones innecesarias a la vivienda, ¿va a parar a los territorios, o a los bolsillos de las personas?

El pasado miércoles, la agencia Standard & Poor’s anunciaba que España, es el país peor preparado, junto con Grecia e Irlanda, y que debemos prepararnos para afrontar una recesión, ya que es el país de la UE en el que más han retrocedido el consumo privado, la matriculación de vehículos, la confianza de los ciudadanos o la venta de viviendas. Pero, sobre todo, en pleno pinchazo inmobiliario, S&P alerta de la alta dependencia del ladrillo española. En concreto, supone un 12,2% de su PIB y el 13,3% del empleo, justo el doble que la media europea.

Todos sabemos lo que hay, y por qué se ha llegado aquí a generar un 12,2% del PIB y un 13,3% del empleo con el ladrillo, y sin embargo, ante el derrumbamiento de la recaudación, por la caída sin alternativas, de los ingresos generados por la propia construcción, a través de impuestos como transmisiones patrimoniales o actos jurídicos documentados, la discusión no es qué gastos públicos suntuarios hay que reducir, ni por supuesto cómo corregir los atroces comportamientos de los dirigentes que nos han llevado a esta quiebra, sino majaderías como ésta de los “territorios y las personas”, que encubren el debate real.

Como muestra un botón, en la Asturias que “valientemente” dice encabezar la reivindicación de más pasta para derrochar, el presidente de la comunidad autónoma, acaba de ofrecer a IU más dinero para vivienda, en el caso de llegar a un pacto, después de que aquí se haya descubierto que el Grupo Inmobiliario Progea construyó sus viviendas de lujo subvencionadas más conocidas, en los terrenos en los que la especulación se está llevando por delante al sector naval. Por supuesto, huelga recordar que en el anterior gobierno de coalición en Asturias, IU tenía la cartera de vivienda.

Etiquetas: PSC, gaspar llamazares, cumbre de consejeros de seis autonomías, Miquel Iceta, S&P alerta de la alta dependencia del ladrillo espa, José Luis Rodríguez Zapatero, Standard & Poor’s, obras del Puerto de El Musel, reclamación de Los Verdes en Europa, IU-PSOE, Progea, frente de comunidades, Javier Fernández
Tags: , , , , , , , , , , , ,

Tagged with:

El periodismo, una actividad esclavizada por un monopolio que se derrumba, de Juan Vega en su Blog

Posted in Derechos, Medios, Política by reggio on 29 agosto, 2008

Reunión de intelectuales

Las vacaciones son fundamentales, como el sueño, para ordenar las ideas, y aquí les tiro, encima de la mesa, dos cuestiones sencillas, pero esenciales, que para mí, por formar parte de las que han marcado mi propia vida, resultan de una importancia capital, aunque realmente sospecho que se trata de problemas de rabiosa actualidad en todo el mundo.

El planteamiento es el siguiente: ¿en qué se diferencia la literatura y el periodismo, como géneros del escribir, en un mundo en el que el literato es un raro ser lleno de privilegios, mientras que el periodista es un esclavo del editor de por vida? Porque por si alguno no lo sabe, se lo recuerdo: mientras que el “escritor” es una vaca sagrada en nuestras sociedades, el periodista, que curiosamente no es un “escritor”, no es dueño de lo que escribe, sino que el resultado de su trabajo intelectual, es propiedad del editor (ver el Artículo 8 de la Ley de Propiedad Intelectual). Un curioso estado de cosas, que viene ya de la noche de los tiempos, que en la era de Internet y los blog vuela por los aires, abriendo el paso a una confusión total sobre lo que nos espera.

Para empezar, ahí va la banal constatación del uso del lenguaje. “Escritor” es todo aquel que escribe cosas que no tienen que ver, mayormente, con la realidad, e incluso cuando es “escritor realista”, está obligado a esconder totalmente a sus personajes -salvo que estén muertos-, bajo amenaza de ser expulsado de tan feliz comunidad. Es “escritor” cualquiera, tenga un enorme conocimiento del lenguaje o sea analfabero funcional, ya sea persona de ideas coherentes, ya un orate confuso; basta con que publique sus obras en papel impreso, siempre que no sea en un periódico o una revista, puesCarlos Rizzi entonces deja de ser “escritor”, y se convierte en periodista. ¡Oh milagrosa ley del embudo, que transmuta al amo en esclavo, cuando se trata de “informar” a los ciudadanos!.

Así pues, el periodista no es un “escritor” emancipado, sino un esclavo no manumitido , y por lo tanto sometido,  que carece de derechos sobre lo que escribe, y de hecho, cuando un periodista quiere quitarse el polvo, y aspira a un mayor reconocimiento, firma en sus “créditos”, con la aparente redundancia de “escritor y periodista”, y de hecho, dos de ellos -escritores y periodistas-, han logrado en España el suficiente predicamento, como para ser incluídos en el selecto círculo de la Academia de la Lengua, y que no en vano, ambos son más editores que periodistas.

Por si alguien no lo sabe, en contraste con el entusiasmo que derrocha nuestro sistema hacia la figura del llamado “escritor” -que forma parte de los a su vez llamados “intelectuales”, cuya misión fundamental es firmar manifiestos de apoyo de quien manda o quiere mandar, y si no callarse-, el periodista, que no es ni “intelectual” ni artista -salvo el bueno de Mariano José de Larra, que es la excepción histórica que confirma la regla-, se encuentra con que su firma tiene muy poco valor social, salvo casos muy contados en los que el afortunado es, como vemos, además de periodista, editor, pues -y hay que insistir en que ésta es la clave- el periodista no es dueño de sus obras, y esa es la diferencia fundamental que explica por qué un plumilla -potencialmente una persona cultísima, que ha escrito miles de páginas-, no es un “escritor”, mientras que un patán, que en su vida ha escrito cuatro versos carentes de sindéresis, sí lo puede ser, y de hecho hay muchísimos así.

Como vemos, y dejando sentado que la cuestión esencial es que la obra periodística es propiedad, en todo el mundo, del empresario, y si en España por ejemplo, eso ocurre con el derecho patrimonial, en el derecho norteamericano, que impregna Internet, la work made for hire, incluye también los derechos morales, cuando llegamos a concluir que de esta manera el periodista se convierte en un auténtico esclavo del editor -¿quién marca la línea?-, que aparece así beneficiado con una extraña prebenda, pues sí los ciudadanos no pueden ser periodistas para gozar de la protección de las leyes de prensa, y esa protección se dispensa tan sólo a las empresas periodísticas, nos encontramos con que la información y la opinión son un monopolio mercantil, ajeno a las personas particulares, sin que esto tenga nada que ver ni con la calidad de la obra, su seriedad o su rigor, sino con el derecho de propiedad y el control de la información y la opinión en las sociedades.

Así de grueso. Así de contradictorio con todas las constituciones y declaraciones de derechos fundamentales de la persona. Los ciudadanos no tienen derecho a informar, a pesar de la revolución de los blog, dado que sólo pueden informar los asalariados de los empresarios -eso sí, mientras están asalariados, si no, no- que tienen el monopolio de la información, concedido por las leyes y los estados.

Les recomiendo un interesante artículo del profesor de la Universidad del País Vasco, Javier Díaz Noci, que es de los pocos “intelectuales” que tienen colgado en la red ensayos sobre tan apasionantes cuestiones, que nos recuerda un dato muy interesante, que debe ser tenido en cuenta: el origen del llamado “derecho de autor” o “propiedad intelectual”, no es tanto el proceso de creación de un derecho, cuanto la búsqueda de un culpable para ser castigado, y cita una obra de Luis Gil del año 85, para ilustrar la figura de la llamada apropiación penal: “en relación a lo que podría llamarse la apropiación penal. Los textos, los libros y los discursos empezaron a tener realmente autores (…) en la medida en que se podía ser castigado”.

Para ilustrar los primeros textos en los que se encuentran los orígenes de estos supuestos derechos en nuestra época, Díaz Noci cita un texto del brasileño Carlos Rizzini, recogido en su obra O jornalismo antes da tipografia. Se trata de una ordenanza promulgada por el Rey Cristianísimo, Carlos VI de Francia, en 1395, aunque hay muchos más textos de la época, éste es muy elocuente, y comprensible, a pesar de tratarse de francés medieval: “À tous ditteurs, faiseurs de ditz et de chançons et à tous autres menestriers de bouche et recordeurs de ditz que ils ne facent, dyent, ne chantent, en place ne ailleurs, aucuns ditz, rymes ne chançons que facent mention du Pape, du Roy, nostre sire, de nos seigneurs de France (…) soubs peine (…) d’estre mis en prison deux moins au pain et à l’eaue“.

Ya ven, dos meses de prisión a pan y agua, a todo aquel que ose mencionar al Papa, al Rey “nuestro señor”, o nuestros “señores de Francia”. Que se lo digan a nuestro ilustre y genial don Francisco de Quevedo y Villegas, que acabó cargado de cadenas en San Marcos de León, cuando al Conde-Duque de Olivares se le hincharon las pelotas, ante la libertad que había sido capaz de hacer gala un hidalgo de poca monta, como era el Señor de la Torre de Juan Abad.

Así pues, desde los tiempos de Carlos VI de Francia, pasando por la España de Felipe IV y su valido, don Gaspar de Guzmán y Pimentel, hasta nuestros días, la historia del derecho de autor, es la historia misma de la usurpación por los poderosos del supuesto derecho a informar y a la información, siempre prohibido a los particulares, lo que nos sume hoy en una enorme perplejidad ante la explosión de Internet, que permite que cualquier ciudadano organice y gestione un medio de comunicación, como son los blog, o las páginas que difunden blogs, como es el caso de nuestra experiencia en ElComentario.TV, ya que nadie sabe qué derechos tiene o deja de tener cada uno, en esta nueva selva, en la que se utiliza a la Agencia Nacional de Protección de Datos Informáticos, cuando conviene (incluso de una manera, como en este caso, que hasta el más tonto ve que nada tiene que ver el derecho protegido en la ley con su aplicación; ver Artículo 6 de la LPD), para multar a los ciudadanos que recogen hechos noticiosos con una cámara de vídeo, apuntalando así una vez más el monopolio de la información a favor de las empresas mercantiles, en detrimento del derecho a la libre información, porque sí, sin apoyo legal alguno, porque al que manda se le antoja y el que obedece obedece y se acabó. No hay más que hablar. Aquí estamos como en la España del Conde-Duque otra vez.

Evidentemente, vienen tiempos confusos, en los que habrá que ir descubriendo qué es lo que se puede o no se puede hacer aquí, pero lo cierto es que el contexto tecnológico es totalmente favorable a los ciudadanos, puesto que el monopolio empresarial de la información y la opinión, que ha venido a sustituir a la prohibición de hacer “mention du Pape, du Roy, nostre sire, de nos seigneurs de France”, se derrumba ante una realidad imparable: el empresario de comunicación, es aquí y ahora, en el universo de la blogosfera, un personaje superfluo, ante la soberanía del indivíduo.

¡Veremos cómo acaba esto! Pero mientras empieza o acaba, la aventura es fascinante, aunque lo más probable es que el camino nos conduzca hacia un nuevo fascismo, que ya se deja escuchar aporreando las puertas del sistema, con abusos de poder, fraudes de ley y una sistemática desviación en la aplicación de las normas que se aplican.

Propaganda antifascista en la Guerra Civil española

Etiquetas: ElComentarioTV, Luis Gil, Artículo 8 de la Ley de Propiedad Intelectual, Carlos Rizzini, work made for hire, el periodista no es un “escritor” emancipado, O jornalismo antes da tipografia, de los blog, Agencia Nacional de Protección de Datos Informáticos, sino un esclavo no manumitido, Los ciudadanos no tienen derecho a informar, información y la opinión son un monopolio mercantil, Gaspar de Guzmán y Pimentel, Francisco de Quevedo y Villegas, Mariano José de Larra, Javier Díaz Noci, Academia de la Lengua
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tagged with:

Georgia: otra guerra con olor a petróleo y Gas, de Juan Vega en su Blog

Posted in Economía, Energia, Internacional, Medio ambiente, Política by reggio on 27 agosto, 2008

Gerhard Schröder, presidente del gasoducto Northstream

La guerra que ha enfrentado a Moscú con Tiblisi entre el 8 y el 12 de agosto, iniciada tras el manto mediático de protección que proporcionó a Rusia la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, tiene una clara motivación con olor a petróleo y gas, tal y como expone el asunto Jean-Michel Bezat, en un artículo publicado en Le Monde, titulado “Moscou veut garder le contrôle du pétrole et du gaz d’Asie centrale“.

Afirma Bezar, que “todo lo que desestabiliza Georgia, paso decisivo para el itinerario que sigue el petróleo y el gas del Caspio hacia Europa, es bueno para los rusos”, y  añade que “la cuestion va mucho más allá de este pequeño país: americanos y europeos quieren rodear Rusia e Irán, abriendo nuevas vías para asegurar una mayor seguridad energética”. Por su parte, Rusia, “pretende conservar o reconquistar el control de las exportaciones de gas y petróleo, también en las repúblicas ex soviéticas de Asia central, como Azerbaidján, Kazajstán y Turkmenistán”.

Así, durante el conflicto, Rusia no hizo otra cosa que advertir su disposición a tomar el control de los puertos georgianos del Mar Negro: “sus bombas y sus obuses no han caído lejos del oleoducto Bakú-Tiblisi-Ceiján (BTC), que une el Caspio con el Mediterráneo, atravesando territorio de Georgia. No hizo falta más para demostrar que los tubos que sortean Rusia están al alcance de los cañones rusos y que reaparece el fantasma del aprovisionamiento de Europa”.

Termina de describir el panorama geoestratégico que condicionaVladimir Putin y Dmitri Medvedev este conflicto: “hasta la construcción del BTC -firmemente apoyada por Washington- la mayor parte del petróleo de Asia central con destino a Europa, atravesaba por el puerto ruso de Novorossisk. Tras la entrada en servicio en 2005 del oleoducto BTC por el que circula a diario un millón de barriles (más del 1% del petróleo mundial), se han podido evitar los estrechos turcos que retrasan el transporte y multiplican los riesgos de colisión y mareas negras. Y sobre todo, evitan pisar territorio ruso y armenio”.

Así pues, a través de Georgia transita un tercio del petróleo del Caspio, ya que “es la única vía de exportacion del petróleo del Caspio que no pasa por territorio ruso o por los estrechos turcos que están saturados”, recuerdan Timothy Krysiek y Paulina Freedenberg en una nota del Cambridge Energy Research Associates (CERA), publicada a mediados de agosto en pleno conflicto. “si los combates entre Rusia y Georgia persisten y desembocan en una inestabilidad generalizada en el sur del Cáucaso, las consecuencias a medio y a largo plazo para el petróleo y el gas del Caspio serán graves”, añaden estos expertos de un grupo que está próximo a los medios petroleros americanos, según Bezat.

No debe olvidarse que tras la crisis ruso-ucraniana de enero del 2007, que produjo un grave problema de abastecimiento de gas a Europa, la UE dispuso que el proyecto Nabucco era prioritario. “Financiado por empresas privadas o públicas que aportaron cinco mil millones de euros, este gasoducto de 3.400 kilómetros debe trasladar el petróleo del Caspio hasta Austria, pasando por Georgia, Turquía, Bulgaria, Rumanía y Hungría”.

Seis meses después de que se anunciase la construcción del Nabucco, “Gazprom anunció a su vez la construcción de otro gasoducto rival, junto con el grupo petrolero italiano Eni, el Southstream, que rodea Ucrania para alimentar también a Europa. Vladimir Putin llegó al refinamiento de proponer a Romano Prodi, presidente saliente del consejo italiano, que tomase la cabeza del consorcio encargado de su construcción. Esta vez, con menos éxito que el que consiguió cuando propuso que el gasoducto gigante que unirá Rusia y Alemania por el Báltico, el Northstream, fuese presidido por el ex canciller alemán Gerhard Schröder“.

Concluye su artículo Bezar, afirmando que “es necesario no equivocarse de estrategia y no ver a Rusia como una amenaza para la seguridad energética, anuncian algunos expertos, que consideran la diplomacia europea excesivamente agresiva. Lo esencial del gas que aprovisionará a Europa durante los próximos treinta años, vendrá de Rusia e Irán, pues esos dos países disponen del 42% de las reservas mundiales, recuerdan. Nabucco no será viable más que con gas ruso o iraní”.

Romano Prodi

Etiquetas: Southstream, Timothy Krysiek, Paulina Freedenberg, Northstream, proyecto Nabucco, Jean-Michel Bezat, Vladimir Putin, Gazprom, Le Monde, Eni, Cambridge Energy Research Associates, Romano Prodi, Gerhard Schröder

Tags: , , , , , , , , , , , ,
Tagged with:

La quiebra de la sanidad en Asturias tiene muchos sumandos, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Economía, Sanidad by reggio on 26 agosto, 2008


Mapa en el que se aprecia la impresionante operación inmobiliaria que motivó el traslado del HUCA y la consiguiente quiebra de la sanidad asturiana

El modelo de control social implantado por el poder político, con el impulso a la creación de grupos de profesionales especializados, como los de la ecología, que se adueñan de estados de opinión colectivos, reduciendo las reivindicaciones medioambientales a estrechos círculos y capillas que preñan de ideología sectaria y excluyente el anhelo colectivo de un mundo más limpio, sano y seguro, también se materializa en la profesionalización de otras correas de transmisión de la partitocracia, como son por ejemplo, los representantes de los consumidores y usuarios.  En el fondo ninguna novedad.

Es un interesante mecanismo de manipulación, que maneja muy bien la izquierda, y que habitualmente utiliza, no sólo para controlar a la sociedad, sino que también le resulta muy útil para machacar a la derecha, y así evitar el efecto salutífero de la alternancia política. Aquí en Asturias, no hay problema, porque la derecha ya trabaja para la izquierda, con lo que en nuestro caso eso ni se plantea.

Hace ya mucho que este invento de ingeniería social se aplicó en masa al control de las asociaciones de vecinos, tan activas en la Transición, que fueron ocupándose progresivamente por “activistas” que excluyeron inmediatamente a los ciudadanos sin prejuicios retribuibles, de la noble labor de ejercer de freno de los abusos de la clase política, para convertirse en actores secundarios del sistema, algo que en el caso concreto de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Gijón -por poner un caso clamoroso-, llegó incluso a materializar la creación de todo un entramado de promoción pública de vivienda, mediante cooperativas ligadas directamente a empresas que generan financiación para los partidos políticos, casos de los que hemos detectado ejemplos clamorosos que se encontraban ocultos por un velo de “servicio público”.

Cuando descubrimos el entramado del Grupo Progea, nos encontramos con una nueva especie de sinvergüenzas, que hasta entonces nos resultaba inconcebible, que llenaban los bolsillos a costa del sueño de tantos ciudadanos por contar con una vivienda digna, que públicamente presentan su depredadora tarea, como un acto de servicio a los “más desfavorecidos”.

Pero hay mucho más.

Resultaría prolijo, cuando no asombroso, hacer un repaso al sórdido mundo de las “onegés”, en donde se produjo un desembarco similar al de la ecología, los consumidores y los vecinos, para desplazar a los religiosos y religiosas, que tradicionalmente se habían ocupado de gestionar el sentimiento cristiano de la “caridad”, para transformarlo en el negocio profesional de la “solidaridad”.

Del misionero pasamos al “oenegero”.

Si nos adentramos críticamente en la farsa de la “cultura”, la tarea de denuncia de todo tipo de saltimbanquis dedicados a la organización de “performances”, “environements”, “teatro dentro del teatro”, “música atonal”, “escultura informal”, “literatura del absurdo”, “poesía automática”, y otras fantasías no menos subvencionables que las ecológicas, las del consumo Las obras de Prados de la Vega, van a buen ritmoo las “solidarias”, se podría generar un paro tan atroz en los países occidentales, que caeríamos en la cuenta de que estamos hablando de una auténtica reconversión del negocio de sobrevivir, en una sociedad en la que el “activismo” ha sustituido a la religión, como mecanismo de acceso a un empleo, e incluso, en algunos casos, a la riqueza, con todo su corolario de fanatismo e irracionalidad, que hace innecesario justificar nada, con tal de que haya palabras con las que definir estas nuevas formas de buscarse la vida.

Desde que el mundo es mundo hubo hechiceros que amenazaron con los más terribles castigos a quienes cuestionasen la trascendencia de la superchería hecha profesión.

Al que denuncia este perverso mecanismo se le llama “hijoputa”, aquí en las Áreas Tribales de Paquistan, y ya está. Ya no hay nada más que hablar.

Se trata, al final, de un mecanismo generalizado en un mundo en el que se han derrumbado las ideologías, los espacios vacíos se llenan y la militancia revolucionaria cedió su espacio a los nuevos hechiceros; por eso estas nuevas profesiones se asocian históricamente a la izquierda, y por eso también, su actividad deja un poso de frustración y fracaso, cuando no de estafa pura y dura.

De ahí esa brutal marea de tartufismo desvergonzado, que alienta la creación de empresas ideológicas que explotan los sentimientos más nobles de la gente, para crear una casta burocrática de nuevos chamanes que nada explican, porque nada tienen que explicar, dado que lo inexplicable no tiene explicaciones.

Lo mejor, en tan gruesa marejada, es ir a los ejemplos concretos, que tenemos tan cercanos, para ver su desarrollo en asunto tan serio para todo el mundo, como es el de la salud.

¿Dónde están ahora los “consumidores y los usuarios” para exigir que se aclaren las cuentas de las operaciones inmobiliarias desarrolladas al calor del imparable movimiento especulativo, impulsadas desde la administración con los más absurdos pretextos, siempre revestidos con la retórica de la “solidaridad” y defendidas públicamente con la seriedad del burro?

Un colectivo “de izquierdes”, la Plataforma por un Hospital Necesario, se constituyó en su día, con la insana misión de hundir las cuentas públicas del Principado de Asturias, justificando el derribo del Hospital Psiquiátrico de la Cadellada, para construir sobre sus ruinas un nuevo hospital, con el pretexto de que donde está el que todavía hoy presta sus servicios, había un colapso de las comunicaciones, que los edificios estaban viejos, y que no se podían arreglar, como se hizo en tantos otros sitios donde predominó la razón y el sentido común, sobre la codicia de quienes en Asturias impulsaron esta locura.

A nadie parecía importarle entonces la segura quiebra económica que se produciría inevitablemente a causa de tan desquiciada operación. La prueba de su culpabilidad es su actual silencio, que contrasta con la elocuencia de entonces.

Derribada La Cadellada, y una vez construído el nuevo hospital, estos colectivos “de izquierdes” justificaban que se derribase a su vez todo el complejo sanitario de El Cristo, para que allí se especulase también lo que hiciese falta, sin tener en cuenta que el mercado inmobiliario se saturaría, lo que haría finalmente inviable la operación. Hace mucho ya que los profesionales “de izquierdes” no se asustan ante la especulación. Es un fenómeno natural, siempre y cuando los que tienen que cobrar, cobren su propio cachín.

La quiebra orquestada desde la Cadellada no se va a poder financiar con las “plusvalías” de El Cristo, porque en El Cristo no va a haber plusvalías, porque ya no hay ciudadanos a los que vaciar los bolsillos con estas atroces operaciones. Todos estamos endeudados mucho más allá de los límites que podemos soportar, con lo que no hay compradores para más pisos.

Se acabó. Fin. The End.

Naturalmente, quienes hicieron desde el poder todas esas atroces cuentas, con el impagable auxilio de sus propagandistas “plataformados”, en ningún momento imputan a la quiebra que se está fraguando, los costes de urbanización y comunicaciones del enorme solar generado al lado del nuevo hospital, en el que se encuentran implicadas poderosas empresas -esas no son ni “de izquierdes” ni “de dereches”- que, una vez expropiados los terrenos, y con los costosísimos enlaces que comunicarán la zona en marcha, no se van a resignar a sufrir a su vez una quiebra en sus propias cuentas, ante el derrumbamiento del mercado inmobiliario, por lo que aún sacarán mucho más dinero de todo lo que se ha despilfarrado y malversado hasta el momento, para financiar la conversión de todo lo que allí se construya en “viviendas sociales”, y así evitar la ruina de tan loca operación.

Nuevamente la “solidaridad”, servirá como retórica eficaz para consolidar el latrocinio descarado. Más dinero público a sumar a la magnífica operación del nuevo hospital de La Cadellada. Una vez más salvaremos a los promotores de otra quiebra, invocando el “auxilio social”.

Pero mientras este camino hacia el infierno presupuestario sigue su curso, empiezan a llegar malas noticias. Se acabó la pasta. Madrid no va a dar más, sino menos. Hay crisis económica. Ya no se vende un piso y encima hemos aprobado el Estatuto de Cataluña, y los “de izquierdes” ya llegamos al orgasmo de apoyar a la vez a los que se quieren quedar con más dinero en Cataluña y a los que desde fuera de Cataluña quieren que Cataluña no se quede con ese dinero, como es el caso del no va más de la esquizofrenia ideológica, el simpar Gaspar Llamazares.

Es el momento de preguntarse, invocando el incunable de Vladimir Ilich Ulianov, Lenin: ¿qué hacer?

¿Avanzaremos resignados hacia la catástrofe del sistema sanitario público y contemplaremos felices como se privatiza la sanidad, mientras se habilitan nuevos fondos para financiar los pisos de La Cadellada y El Cristo como “viviendas sociales” mientras a los ciudadanos se niegan las medicinas? ¿Seremos capaces de acptar que se eche la culpa de esta catástrofe a los sueldos de los trabajadores de la sanidad? ¿Asistiremos a un suicido colectivo de los grupos de profesionales “de izquierdes” que han justificado e impulsado este catastrófico estado de cosas?

El caso es que aquí hay necesidades perentorias, y los ciudadanos, que nada saben de la soterrada labor de toda esta caterva, tendrán que defenderse, ante el colapso de los pilares sobre los que se asienta el sistema público que cuida de nuestra salud, nuestra educación, y de las situaciones sociales y familiares de más perentoria solución.

En la Cadellada hay muchas promociones, aparte de Prados de la Vega

Hay otras muchas otras promociones, aparte de Prados de La Vega, en La Cadellada

Tagged with:

San Antolín, Álvaro Cuervo, la Asturias que pudo ser y la que será, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Economía, Política by reggio on 25 agosto, 2008
San Antolin de Bedón, icono del desastre del patrimonio astur

San Antolín, es la perfecta metáfora de nuestra decrépita realidad

Termino la segunda salida de las cortas vacaciones que me han dado en el servicio de rehabilitación de la Residencia Sanitaria de Oviedo, y de estos maravillosos días en Llanes, en compañía de grandes amigos, me quedo -alguien tiene que encargarse aquí de eso- en la parte oscura del asunto, con una imagen terrorífica: San Antolín de Bedón o Beón. San Antolín, como Santo Adriano de Tuñón, el monasterio de Villanueva de Oscos o el palacio de Argüelles de Celles en Siero, sin olvidarse por supuesto de la Campa Torres -por poner ejemplos clamorosos que abarcan enclaves esenciales de la cultura asturiana, correspondientes a etapas muy diferentes de su historia-, son para mí un mensaje elocuente que me traslada la realidad, y que me recuerda una y otra vez las conversaciones que mantuve a lo largo de los años con mi amigo Joaquín Manzanares, cuando con su característica socarronería, me decía una y otra vez “no hay nada que hacer”, antes de sugerirme que nos fuésemos a tomar un pote de vainillas a Xomezana, como mejor inversión de un tiempo de vida limitado, que para él ya se acabó.

Qué asturiano y qué inteligente, era Joaquín. Suplía con un sabioFoto de San Antolin, de Modesto Montoto, en 1917 hedonismo morigerado y prudente, unas satisfacciones que su tierra, siempre gobernada por mercenarios de cuarto nivel, carentes de formación, sensibilidad y el menor atisbo de delicadeza, no le podía dar.

Dediqué muchas horas de mi vida a estudiar, conocer y amar el patrimonio histórico asturiano, dentro de lo que fue una época en la que invertí mucho tiempo en el conocimiento de las disciplinas humanísticas, por razones de formación, dedicación y vida profesional. Recorrí carreteras, caminos y caleyas, conocí una Asturias muy diferente del resto de España, hecha de otra dimensión, desde los tiempos de las culturas castreñas, hasta que la monarquía rebelde construyó sus modestos pero preciosos templos, que forman parte de todos los manuales de la historia de la arquitectura mundial, sin olvidarnos de las modestas torres del conde Gonzalo Peláez. ¡Qué tienen que ver nuestros pequeños tesoros altomedievales y medievales -salvo quizás con la admirable arquitectura visigótica y mozárabe tan bien descrita por el añorado Gómez Moreno- con las grandiosas construcciones militares de Castilla! Nada o casi nada.

Nunca pensé que Asturias podría llegar a lucir esta decrepitud y abandono, tras la lluvia de dinero público que llegó a nuestra tierra, a lo largo de estos años de especulación enloquecida, en los que hemos sido víctimas de una partitocracia alucinada, que soñó, por ejemplo, con llegar a crear un gran complejo sanitario en Oviedo, para así construir a su alrededor toda una nueva ciudad, financiando semejante despropósito con las “plusvalías” que habrían de obtenerse de la enajenación de los terrenos de El Cristo, en donde hay en estos momentosEl Obispo Martinez Vigil, en San Antolin, en mayo de 1896 una oferta de vivienda nueva y usada, un stock, que tardará años en agotarse, y que nos habla ya de la quiebra de un sistema sanitario de imposible mantenimiento, en su loca conjunción de ambiciones desordenadas, irresponsabilidad, desprecio por lo público, y corrupción pura y dura.

Mientras San Antolín, un conjunto único, un jalón del paisaje, marcado por la naturaleza y el trabajo de los hombres, yace humillado, deteriorado, degradado, ofendido, insultado, destrozado por un horroroso viaducto, acosado por los eucaliptos y la maleza, agredido por los seres humanos, olvidado de los poderes públicos, en la Universidad Laboral José Antonio Girón de Velasco, se invierten atroces cantidades en deformar aquella magna obra del franquismo, para llenarla de extraños rincones, en los que se funden enormes sumas de fondos presupuestarios, destinadas a la organización de actividades que no interesan a nadie -porque a nadie pueden interesar-, para enmascarar y justificar la principal obra e inversión -cualitativamente hablando- del régimen arecista: la RTPA, pues al fin y al cabo, casi todo lo que se está haciendo alrededor, son invenciones de un mismo equipo, que un buen día concibió la idea de tener una sede, unos estudios, un soporte simbólico para la caja tonta del gobierno, que había de dejar chiquitas lo que a su lado son las modestas instalaciones de RTVE en Madrid.

Conseguir lo que la partitocracia pretende en Asturias, no es posible sin instrumentos para en-ajenar mentes.

Que el monasterio de San Antolín sea una cloaca inmunda, no puede extrañar a nadie, en una comunidad en la que tenemos otro monasterio, construido en época de Alfonso III el Magno, Santo Adriano, que tiene goteras desde hace años -ver la fecha del enlace- que se filtran desde su podrida cubierta, mientras el dinero que sirvió para construir enfrente otro más de esos patéticos “centros de interpretación” -éste del prerrománico asturiano-, fue utilizado al final para abrir un bar en el que se alquilan bicicletas.

Aquí las ruinas del gran palacio inacabado de los Marqueses de Santa Cruz en Anleo, sirven de “marco incomparable” para que “todos” -sin “todas”- se vayan a comer marisco, invitados por un industrial lácteo, y al día siguiente las crónicas periodísticas nos den cuenta del acontecimiento, del menú, y de la la lista de varones libres de hembras, agraciados con la pitanza, para general envidia de quienes han decidido o no han podido, formar parte de la caravana de carromatos en los que se desplaza la partitocracia asturiana, de carpa en carpa, ofreciendo a la ciudadanía espectáculos de domadores y tragasables de difícil descripción.

Lo que ocurre en Asturias, debería ser materia argumental para un gran relato, realizado por alguien, que tras dejar constancia de lo que aquí ocurre, se largue para siempre, para no tener que soportar el coro de insultos de los aspirantes a formar parte del festín, que esperan que les caiga alguna de las sobras en forma de subvención para la alimentación asistida de gorriones, en sus primeras semanas de existencia.

Estas son las sensaciones que vienen a la mente, cuando leo, desde Llanes, la primera de las entregas de la charla desarrollada por el profesor Álvaro Cuervo, en Gijón, San Antolin en una litografia de Parcerisa, del año 1855ante el accionista que controla lo que queda de lo que fue Duro Felguera, empresa señera en la que tantos langreanos y asturianos dejaron su sangre, su sudor y sus lágrimas, que ante un selecto auditorio de lo más granado del “rentismo” astur, dejó constancia del alucinado plan industrial que la izquierda ha fraguado, a través del proyecto conocido como “Estrategia Energética”, ocultado a la sociedad asturiana hasta la burla, cuando no el insulto a la inteligencia, para crear el marco de despótica arbitrariedad, desprecio por las leyes y befa de la democracia, en el que se va a desarrollar el proceso de conversión de esta tierra degradada, en el basurero energético de España, que como muy bien explica Cuervo, va a enriquecer a cuatro amigos y políticos, tras repartir un poco de pienso, y algo más de alpiste, entre los encargados de silenciarnos y tragar pasivamente esta atrocidad que nos envilece y nos conduce directamente a la ruina.

Un puerto en el que no entran barcos, servirá para instalar una enorme plataforma para el desembarco de cargamentos de gas licuado, que alimentará los gasoductos construidos, sin que siquiera se tramiten los impactos ambientales -tanto es el desprecio que el poder siente ya por la sociedad civil asturiana-, por donde fluirá la materia prima que alimentará una terrible infraestructura de produccion de energía eléctrica, que va a destruir para siempre lo que presume de ser un “Paraíso Natural”, a mayor gloria de quienes hacen el negocio, quienes cobran comisiones por convertirlo en realidad, y los que reciben las sobras a cambio de callarse.

Las fotos históricas han sido obtenidas de la ejemplar publicación “Bedoniana”
Tagged with:

Los que organizaron la actual confrontación entre españoles, mal pueden apaciguarla, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Economía, Política by reggio on 17 agosto, 2008

Siempre me llamó mucho la atención la extraña idea, asentada en la izquierda española, que consiste en sostener el principio de que la fragmentación de las administraciones, para crear aparatos administrativos autonómicos, es una tendencia “progresista”, mientras que la centralización administrativa de los grandes servicios públicos, sólo puede responder a una corriente “conservadora”, cuando en mi opinión, y creo que sobran razones que alegar al respecto, las cosas son exactamente al revés, lo que ocurre es que esto sólo se visualiza adecuadamente en los tiempos de crisis, porque mientras hubo excedentes que repartir, como ocurrió en los últimos años, en los que los ingresos públicos derivados de la especulación inmobiliaria permitieron crear un espejismo económico, falsear la realidad fue fácil.

Ahora la fiesta se acabó, y como sabemos, la crisis inmobiliaria coincidió con el inicio de la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica, que arranca, no porque a nadie se le haya ocurrido abrir este melón así como así, sino porque de esa manera están establecidas las cosas en el Estatuto de Cataluña, ampliamente apoyado por la izquierda local en las instituciones autonómicas, y por la izquierda española en el Congreso de los Diputados.

La nueva situación es muy complicada para el presidente del Gobierno, que se presentó en Cataluña como gran adalid del nuevo Estatuto, pues ahora tiene que conseguir un equilibrio especialmente inestable, ya que al no haber dinero para todo, sólo queda frenar los efectos del Estatuto que él mismo impulsó en Cataluña y en Madrid, organizando una guerra entre políticos de las diferentes comunidades autónomas, con un horizonte en el que los dirigentes catalanes se conformen, por esta vez, con ver reconocido definitivamente el Estatuto, sin llegar a su aplicación, única salida a una situación en la que no hay fondos para todo.

Ahora se trata de que cuele la reforma estatutaria en el Tribunal Constitucional, a cambio de que no se aplique su letra, y así meter una vez más la porquería debajo de la alfombra por un quinquenio. En el camino, José Luis Rodríguez Zapatero cree que la cosa catalana se puede conformar con un paso más hacia la oficialización del estado confederal que hemos construído en vía de hecho, y a cambio, que renuncie al incremento de los fondos que corresponden a aquella comunidad, por el incremento demográfico, de acuerdo con la letra del propio Estatuto.

Si patética es la situación en la que se ha colocado el presidente Zapatero, al frente del socialismo español, apoyándose ahora en el PP para conseguir un acuerdo que dé cobertura social al TC para que se respalde el Estatuto catalán, a cambio de que no se aplique, qué decir del superviviente Gaspar Llamazares, que tras destrozar electoralmente a Izquierda Unida, sigue ahí agarrado a la máxima responsabilidad de IU, como a un clavo ardiendo, para continuar cobrando otra temporada más, y mientras se aguanta colgado de tan doloroso punto de apoyo, sigue soltando bobadas de creciente calibre, como las que acaba de largar este sábado.

El mismo Llamazares, que en la última campaña electoral, se comprometía en Barcelona a “cumplir” el Estatuto, es decir, a apoyar lo que éste dice, y por lo tanto, a aplicar una reducción de los fondos de las comunidades pobres, va a su tierra, a Asturias, donde con razón se espera un recorte de los servicios públicos por falta de fondos, y afirma que el debate sobre la financiación autonómica, abierto por lo que al respecto dice el Estatuto que Llamazares se comprometía a “cumplir”, es un debate “distorsionado”, que se presenta como una “confrontación entre territorios”.

Los recursos son escasos, y los territorios están fragmentados, en comunidades autónomas confederalmente desvertebradas, que se están pegando, a brazo partido, por unos recursos que no llegan para mantener a la vez diecesiete microestados, con sus diecisiete gobiernos, parlamentos, tribunales de cuentas, administraciones de justicia, servicios de salud, universidades, centros de enseñanza media, escuelas, y servicios de empleo descentralizados, a los que se acompañan las televisiones autonómicas, los centros culturales de fantasía y un enorme gasto en propaganda institucional de cada cacicato, para asegurarse la aquiescencia de los medios locales, que son los que crean opinión en cada territorio.

La confrontación la organizaron quienes cómo Llamazares, y tantos otros, han impulsado la especulación inmobiliaria como modelo de desarrollo, frente a una política industrial nacional que no ha existido, un campo que se ha desertizado y un modelo de fomento de las nuevas tecnologías por el que nadie apostó, y un modelo de administración pública imposible de mantener por mucho tiempo. Ahora no hay dinero para financiar las instituciones de la confederación española, y las clase políticas locales luchan desesperadamente por su supervivencia como grupo social.

Lo asombroso es que a personajes como éste todavía se les deje decir estas majaderías, sin recordarles sus palabras, con las que dieron pábulo a una situación que ahora tiene muy difícil arreglo. Quienes crearon el problema, no sólo no pueden resolverlo, sino que con su desvergüenza, lo incrementan.

Pero nunca se irán a su casa por su propio pié, si la sociedad española no los manda para casa a patadas, como se merecen, por seguir dedicados a intentar engañar a la gente de manera tan descarnada.

Tagged with:

La última oportunidad que tiene Asturias para defenderse del asalto eléctrico, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Derechos, Economía, Política by reggio on 21 junio, 2008

La última oportunidad que tiene Asturias para defenderse del asalto eléctrico

Suelen decir, algunos de los personajes más culpables del sibilino procedemiento seguido por la izquierda asturiana para convertir Asturias en el rincón de la geografía española en el que más inversiones eléctricas se van a ejecutar en los próximos ocho años, que la planificación eléctrica no existe. Y así se quedan tan contentos, engañando al pueblo, a los ciudadanos, a las gentes sencillas condenadas a padecer en sus carnes y en sus economías, el desarrollo brutal, en esta comunidad, del nuevo sector especulativo que viene a sustituir, como negocio, al desastre del ladrillo, en su capacidad de creación de grandes bolsas de riqueza en muy pocas manos, a costa del desastre para la mayoría de la población, decisiones que se explican, como la política seguida en la construcción, por las necesidades de financiación de los partidos políticos, y la codicia de algunos personajes individuales, que desde la empresa y la política, hacen su agosto, mientras predican la buena nueva ecologista y la catástrofe del cambio climático.

Tengo que decir, con pruebas en la mano, que esta afirmación es rotundamente falsa, y quienes sueltan tal cosa en público, en conferencias, mesas redondas, charlas y asambleas ciudadanas -como las celebradas contra la instalación de la regasificadora de El Musel- en las que se debate con preocupación sobre lo que aquí está ocurriendo, que esto es lisa y llanamente mentira, y quienes estas cosas dicen, unos mentirosos.

Cierto es que la energía no se planifica ahora como antes, puesto que las inversiones quedan en buena parte, en virtud del imperativo legal, al albur de las deciciones de las compañías, pero no es menos cierto que todas esas inversiones se basan en una planificación indicativa, sobre la que se apoyan las decisiones políticas en materia de subvenciones y bonificaciones, y que por lo tanto, las grandes decisiones de las compañías, siempre siguen las indicaciones de los gobiernos.

Pero es que además hay una parte de la planificación, que es obligatoria, la esencial, la de las infraestructuras, que contempla todas las decisiones que se toman sobre las redes de transporte eléctrico -de acuerdo con lo previsto en la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico-, las de transporte gasísitico -regulado por a su vez por la Ley 34/1998 de 7 de octubre del Sector de Hidrocarburos-, así, como las decisiones sobre la capacidad de regasificación

La mayor parte de las inversiones contempladas en Asturias en el período correspondiente a la “Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016“, por comunidades autónomas, va a Asturias, y esto se aprobó el pasado 30 de mayo de 2008 por el Consejo de Ministros, modificando la planificación recogida en la revisión 2005-2011, que modificaba a su vez la Planificación aprobada en 2002 con horizonte 2011. Se trata de las infraestructuras de transporte eléctrico, líneas de alta tensión, subestaciones, gasoductos y la capacidad de la regasificadora de El Musel. Todos ellos forman parte de la denominada “planificación obligatoria”.

La “planificación obligatoria”, por imperativo legal, ha de ser sometida a la normativa autonómica que regula la protección del medio ambiente y la ordenación del territorio, en cada comunidad autónoma, y en Asturias, hasta donde sabemos, este proceso no se dio, entre otras cosas, porque el Gobierno de coalición PSOE-IU realizó su propia planificación indicativa para remitirla a Madrid, que fue aprobada el 12 de abril del año 2007 -sin publicidad- a escondidas de los ciudadanos, sin pasarla, hasta donde sabemos, ni por la CUOTA, ni por la CAMA, comisiones contempladas por la legislación asturiana para la gestión de la ordenación del territorio y el cuidado del medio ambiente.

Para afirmar esto que digo, me baso en el hecho de que coincidiendo con todas estas decisiones, el pasado 15 de mayo se aprobó un decreto que regula las directrices de ordenación del territorio para el aprovechamiento de la energía eólica, que se ha tramitado separadamente, al margen del resto de las infraestructuras, lo que viene a indicar que el resto de las mismas no ha sido sometida a ningún tipo de mecanismo de ordenación, siendo como son, instalaciones de enorme impacto, que forzosamente, todas ellas, eólicas y no eólicas, tenían que haber sido tramitadas en un instrumento conjunto, como de hecho lo fueron, que tenía que haberse debatido forzosamente en la Junta General del Principado y los ayuntamientos afectados, para dar participación al conjunto de los ciudadanos.

Es evidente, y a expensas de lo que vayamos averiguando, que la situación de todas estas decisiones, dado el oscurantismo, la trapacería y la ocultación con las que se ha actuado, es de una extremada ilegalidad, pudiendo ser recurridas por los ciudadanos que lo deseen, y que consigan escapar al pernicioso influjo de buena parte de los grupos ecologistas asturianos, que han sido los encargados de contrubuir de manera eficaz a la ocultación de todas estas decisiones, por su condicion de terminales de los grupos políticos de la izquierda.

El futuro de Asturias queda así, en manos de sus ciudadanos, si deciden actuar, ante la barbarie que se nos viene encima, y que nos convierte en el prototipo de república banananera que desprecia de manera olímpica la suerte y la opinión de sus gentes.

Tagged with:

El gobierno PSOE-IU aprobó el plan energético de Asturias, a escondidas, el 12 de abril del 2007, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Ecología, Economía, Energia, Medio ambiente by reggio on 6 junio, 2008

Única información de prensa publicada sobre el Plan del Gas de Asturias

El debate en el Parlamento Asturiano, del documento conocido como “Estrategia Energética del Principado de Asturias 2007-2012”, que el gobierno lanzó a los grupos parlamentarios PP e IU, se produce ahora en realidad sobre lo que pudo ser y no fue, un proyecto de ley que el ejecutivo de coalición PSOE-IU prometió a enviar a la Junta General para su debate en el año 2004, pero que finalmente prefirió ocultar de la opinión pública, no tramitándolo como ley, para aprobarlo en Consejo de Gobierno.

La decisión de ocultarlo de la opinión pública, era más que comprensible, en un gobierno formado por dos grupos  políticos que cimentan buena parte de su discurso en  la retórica ecologista, manteniendo IU, de manera muy especial, una perversa relación con buena parte de las organización de esta naturaleza que hay en Asturias, ente las que tiene introducidos notables tentáculos, lo que explica la gran pasividad que estas organizaciones demostraron, tras la aprobación por IU de este plan, de cuya existencia se huyó como de la peste, para mirar para otro lado moviendo manifestaciones aquí y allá, sin iniciar respuesta legal alguna a este acuerdo del ejecutivo.

Ahora que el PSOE se ha librado de IU -los echó del gobierno literlamente-, necesita pasar a limpio la existencia de un documento muy comprometedor para el futuro, dado que son plenamente conscientes del daño que el mismo va a producir en Asturias, en su paisaje, en el incremento del impacto de ciertas enfermedades y en el crecimiento de las emisiones contaminantes. Por eso, los socialistas lanzan ahora el documento a la cámara, pues sin duda, su aprobación en solitario por el ejecutivo de coalición, abría y abre aún, tras su envío al Parlamente, la puerta a las acciones legales de todo tipo que podrían ejercer las organizaciones medioambientales, de no estar férreamente controladas por los partidos.

Ante esta situación, el PP exige ahora, en la proposición no de ley que presentó en la Junta, que el documento se tramite de manera formal, mientras que IU-Los Verdes disimulan, miran para otro lado, con la petición de una moratoria para las instalaciones eléctricas, que reducen a las líneas de alta tensión, algo que resulta totalmente risible y contradictorio -y toda una declaración de culpabilidad- con la construcción de la regasificadora y los ciclos combinados que apoya. La Estrategia Energética del Principado de Asturias 2007-2012, es un documento que fue divulgada ahora por El Comentario TV entre la sociedad asturiana, pues hasta ese momento sólo había sido publicado de manera resumida, en una nota de prensa del consejo del gobierno de coalición PSOE-IU, tras su aprobación por el mismo en el año 2007.

La prensa asturiana no se hace eco de este debate, a pesar de su carácter escandaloso, salvo una noticia publicada por La Nueva España , en la que se esconden todas las circunstancias relacionadas con el mismo, así como su historia administrativa en el ejecutivo y en el Parlamento.

Afirma este periódico en la primera información que publica sobre el asunto, que ”el grupo parlamentario de Izquierda Unida presentará hoy en el Pleno de la Junta General del Principado una proposición no de ley para que se aplique una moratoria en la concesión de autorizaciones para instalaciones de producción y evacuación de energía hasta que sea debatida en la Cámara la Estrategia Energética del Principado“.

En ningún sitio dice LNE en su información qué es la “Estrategia Energética del Principado”, y por supuesto no explica que es un documento ya aprobado por la propia IU en Consejo de Gobierno, y añade: “el grupo considera prioritario disponer de este plan estratégico como instrumento básico en la gestión energética de la región, y por ello las grandes líneas de evacuación de energía eléctrica deberían estar supeditadas a él. Tal es el caso de Sama-Velilla y Soto-Penagos“.

Por su parte, y sobre la proposición no de ley del PP, La Nueva España se limita a decir que “el Grupo parlamentario Popular también llevará a la Junta una proposición sobre la estrategia energética regional“.

Al PP no le interesa mayormente confrontar con las eléctricas para sacar rédito electoral del choque con el gobierno, poniendo en evidencia la ilegalidad de este asunto, y la posición de Izquierda Unida es de un extremo ridículo, por lo que es evidente que este asunto no va a tener ninguna repercusión mediática, ya que los medios de comunicación, que gozan de potentísimas inyecciones económicas de las empresas interesadas en que no se genere oposición a este asunto, lo van a seguir ocultando como hasta ahora.

Así pues, sólo el movimiento ciudadano está en posición de intervenir legalmente en este asunto, ante la pasividad de las fuerzas políticas y los grupos ecologistas, que hasta ahora lo han dejado pasar sin reacción legal de ningún tipo, salvo presentar innumerables alegaciones, a todas y cada una de las piezas singulares de esta “Estrategia Energética” a la que muchos conocemos como “El Plan del Gas de Asturias“, que es como lo denominábamos mientras se nos escondió por nuestros políticos y todos sus colaboradores necesarios.

Tagged with:

El Gobierno tira ahora la “Estrategia Energética del Principado” sobre la mesa de los grupos políticos, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Economía, Política by reggio on 4 junio, 2008

El Partido Popular de Asturias ha pedido al gobierno que entrege de una vez, de manera oficial, en la Junta General del Principado, el documento conocido como “Estrategia Energética del Principado de Asturias”, un documento que ya no tiene sentido, una vez que el Gobierno de España aprobó la Planificación de los sectores de la electricidad y el gas, para el período 2008-2016, que viene a sustituir a la anterior planificación del gobierno del Partido Popular 2002-2011, que a su vez ya había sido modificada por la revisión 2005-2011, ya con el PSOE en el Gobierno.

La contínua agitación que vive nuestra economía, como consecuencia del protagonismo que adquiere la energía en el conjunto de los sectores que determinan la coyuntura, hasta tal punto que el alza de los precios del petróleo se ha convertido en la causa determinante de la reaparición de la estanflación que aflige a los gobiernos e intriga a los expertos y teóricos, convierte la planificación energética en una de las claves vitales en el horizonte cotidiano de los responsables de llevar el timón de nuestra sociedad. España tiene una pésima posición, por su dependencia y sus decisiones políticas, condicionada por la estructura de unos negocios planificados desde instancias muy oscuras, que han decidido poner nuestro futuro en manos del gas, su precio y su inestabilidad.

Asturias, va a sufrir la instalación en su territorio de más del 10% de la totalidad de los fondos destinados por REE y Enagás -operadora eléctrica y gasista, respectivamene- para esta nueva planificación. Así, una región que apenas si tiene un millón de habitantes, concentrará más del 10% de los recursos destinados a generar energía para cuarenta y seis millones de ciudadanos. Tratándose de una industria sucia y malsana, queda de manifiesto que la comunidad se ha brindado a ser el basurero energético de España, el lugar donde se instala lo que nadie quiere, por sus nefastos efectos sobre el paisaje y la salud de la población. Eso sólo tiene una explicación, nuestra partitocracia es la más corrupta y sórdida de la piel de toro, pues sus agentes son capaces de hundir económicamente el territorio y exponer la salud de sus gentes, a cuenta de los convolutos que reporte este sucio acuerdo.

Obviamente, un plan así, no podía ser debatido democráticamente, y por eso, el ejecutivo de Vicente Álvarez Areces, ha escondido los documentos, y en vez de llevarlos a la cámara que representa la soberanía popular, los tuvo en un cajón, tanto en la anterior legislatura, cuando cogobernaba con IU -tan responsables sus dirigentes como él de esta sinvergonzada-, como en el comienzo de ésta, hasta que la aprobación definitiva por parte del gobierno de España de la planificación 2008-2016, hace que ese documento sea un escándalo escondido en un cajón, y ha decidido, por lo tanto, remitirlo a los grupos políticos, para que estos digan “so” o “arre”.

El Partido Popular responde exigiendo que el documento se tramite como se tiene que tramitar, es decir, que se envíe a los grupos de manera formal para su debate -que no se lo dejen ahora a ellos en el cajón-, en vez de arrojarlo encima de una mesa, mientras que Izquierda Unida se descuelga pidiendo una moratoria para las instalaciones energéticas asturianas, cuyo núcleo es el gas, alrededor del proyecto de la regasificadora de Gijón, con dos tanques de almacenamiento, con un número importante de ciclos combinados, gasoductos, líneas de alta tensión y un sinfín de baterías de molinos eólicos que van a cubrir la superficie del “Paraíso Natural”.

Izquierda Unida ya no está en el gobierno y se opone a lo que antes apoyó, demostrando una vez más el bajo pelaje de sus dirigentes y las inconfesables motivaciones de esta coalición, que ahora pretenderá, una vez más, utilizar sus contactos entre los grupos ecologistas, para aparentar que controla el movimiento de oposición a esta planificación, a través de sus socios Los Verdes, a los que ya tiene colocados en una Plataforma contra la Regasificadora, para así seguir sacando réditos a su papel político como fuerza “domesticadora de descontentos”.

Así estamos y así nos luce el pelo.

Tagged with:

En la España de la Segunda Transición, informarse es una tarea sobrehumana, de Juan Vega en su Blog

Posted in Medios, Política by reggio on 24 mayo, 2008

Informarse sobre la realidad de la política española, es ya cosa de titanes, y no sólo porque el buscado desinterés de la población sobre los asuntos que realmente debieran importarnos sea cada vez más grande, algo que beneficia muchísimo a los que nos gobiernan, dado que incrementa su margen de maniobra, sino también porque ese desinterés se ve incentivado por la práctica imposibilidad de estar al tanto de lo que importa, ante la dispersión de intereses económicos de la prensa española, un país en el que cada medio se inclina hacia la versión que conviene al que paga en cada caso.

La realidad española se administra por barrios o parroquias, y el poder del gobierno del Estado, se ha convertido en un extraño árbitro, que lejos de armonizar puntos de vista, lo que hace es concertar la manera en que cada ciudadano recibe la versión más amable para cada uno, sobre lo que se le dice que sucede, aprovechándose de la multiplicidad de canales informativos, y de la tremenda dispersión de intereses que caracteriza a los españoles, en función de los equilibrios políticos de cada comunidad.

Si algo importante hay en España en estos momentos, ante el estallido de una crisis económica que amenaza con mermar extraordinariamente los recursos de las administraciones públicas, es la financiación de las comunidades autónomas, sobre las que poco o nada se sabe, puesto que como dice ahora el ministro Pedro Solbes, el último gobierno de José María Aznar cerró un modelo en el que el ministro Cristóbal Montoro pactó con cada comunidad autónoma unas cifras arbitrarias, caprichosas y opacas, que reducen la capacidad financiera de Baleares, Murcia, Cataluña, Madrid y Valencia, que al parecer son las más perjudicadas en el reparto de la tarta fiscal. Pero no menos importante es la financiación municipal, dado que los ayuntamientos han ido recibiendo competencias sin cuento, embarcados en dar servicios que no les corresponden, y de ese problema ni se habla. Veremos que pasa cuando comiencen las quiebras municipales.

Un recorrido por los titulares del día siguiente a la cena convocada por José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa con los presidentes socialistas, resulta de lo más revelador, pues resulta que el problema de la financiación de las administraciones españolas, hay que rastrearlo en la prensa regional, y en algunos rincones de los periódicos de Madrid, totalmente distanciados de los problemas de la ciudadanía, pues se encuentran volcados en la batalla interna del PP, que ha dejado a medio país hemipléjico, concentrados como están los populares en la manera en la que se acuchillan. Prefieren los conservadores españoles debatir sobre la forma en que dan vueltas a la navaja en la barriga del contrario, y mantenerse ajenos al debate que preside la realidad de la vida pública española, que a su vez se divide en dos ámbitos, el Vasco, y el de las llamadas autonomías de régimen común. Ya no hay diferencia apreciable entre la opinión pública y la publicada, de la que habló Felipe González, pues la primera no existe y la segunda no hay quien la rastree.

El País Vasco se supone que entrega una liquidación de todos sus impuestos al Estado, que al parecer no entrega, y por lo tanto está totalmente ausente de este asunto, y dedicado a su referéndum, ahora que en medio de una aparente indiferencia por el asunto desde el resto de España, Patxi López se ha comprometido a convocarlos, “con efectos vinculantes”, en caso de llegar a ser Lehendakari. Zapatero le dijo a Ibarretxe que no a la “consulta” y López anuncia un referéndum. ¡Pues vale!

El resto es ya un auténtico caos, pues La Vanguardia dice en Cataluña que Montilla logró que Zapatero admitiese que la financiación actual perjudica a Cataluña y a Baleares -las dos comunidades que interesan a ese periódico, la primera por ámbito, y la segunda por colonialismo-, mientras en Extremadura se anuncia un acuerdo del PSOE y el PP, en el parlamente regional, para oponerse a las balanzas fiscales que el ministro Pedro Solbes ya anunció que entregaría, aunque sin darles mayor utilidad. En las comunidades gobernadas por el PP, como Valencia o Castilla y León, se habla poco del asunto, pues como no estuvieron invitados a la cena, y los jefes se están matando, ellos a lo suyo que sólo ellos saben lo que es.

Manuel Cháves anuncia en su comunidad que va a predominar el criterio de la población como referencia para la reforma, mientras que en Asturias, Vicente Álvarez Areces dice en sus propios periódicos, que él consiguió que Zapatero tenga en cuenta el criterio del envejecimiento de la población, algo que se puede seguir rastreando en las agencias y periódicos locales, puesto que en todos ellos, cada presidente socialista, de los que cenó en La Moncloa, cuenta que Zapatero le hace caso a él, porque él fue el que le puso las cosas claras y mantuvo una actitud beligerante, ya que se entiende que la ciudadanía de cada comunidad valora que su propio presidente sea muy gallito, y se haya levantado delante de Zapatero, diciendo lo de “¡oye tú, aquí lo que importa es que yo tengo muchos inmigrantes!”, “¡hey, que los míos son muy viejos!”, “¡de eso nada, los míos están muy dispersos!”.

Se supone que tras escucharlos a todos, todos se han impuesto. Todos han conseguido que su punto de vista sea el aceptado, Cataluña va a conseguir mejor financiación, junto con Madrid, Murcia, Valencia y Baleares, puesto que eran las comunidades perjudicadas hasta ahora, pero según cuentan en sus propios chiringuitos todos los demás, nadie va a salir perjudicado. Como los mecanismos de recaudación van a seguir siendo los mismos, y ciertas comunidades van a recibir más, una vez practicadas las liquidaciones, y descontando el descenso recaudatorio por la crisis, es evidente que algunos van a disponer, inevitablemente, de ingresos mucho menores. No hay milagros bíblicos en las cuentas públicas.

Sólo queda disfrazar esos menores ingresos con la cesión de mayores porcentajes de los impuestos que aún no están cedidos, para que con ese toma y daca, parezca al final que nadie ha salido perjudicado. Pero eso es imposible, porque los euros no paren. Al final, es evidente que para que hubiese unas comunidades perjudicadas, tenía que haber unas comunidades beneficiadas, y si las perjudicadas van a dejar de estarlo, como se anuncia, se pongan como se pongan, a las beneficiadas hasta ahora, les va a ocurrir los mismo, pero al revés.

Habrá que seguir el asunto con ayuda de una lupa y mucha paciencia. De momento se acabó el cuento del “café para todos” redivivo, en lo que es ya una Segunda Transición hacia el caos, y ahora le toca jugar a Cataluña, en la Comisión Mixta Gobierno-Generalitat. Veremos lo que pasa después, dado que los plazos son cortos.

Enlaces a noticias de interés para dejar constancia de lo que se dice ahora sobre tan crucial asunto. Veremos lo que se dice más adelante:

ECTV: Zapatero se compromete a aumentar los recursos a Cataluña, Murcia, Valencia, Madrid y Baleares, y la población, tal y como demanda el PSC, será la clave del reparto

Andalucía (Agencias): Chaves destaca puntos de consenso sobre la financiación

Cantabria (Agencias): Gorostiaga asegura que hay “consenso generalizado” en el PSOE sobre los puntos de partida de la financiación autonómica

Castilla-La Mancha (Agencias): El presidente regional confía en conseguir un modelo de financiación que satisfaga a todas las Comunidades Autónomas

Cataluña (La Vanguardia): Zapatero admite que la financiación actual perjudica a Catalunya y Baleares

Extremadura (Agencias): PSOE y PP aprueban una iniciativa conjunta en la Asamblea extremeña en la que se oponen a las balanzas fiscales

Canarias (Agencias): El presidente canario pide “solidaridad” a las comunidades para redefinir el nuevo modelo de financiación

El País: “Nos esforzaremos; ¿verdad, Pedro?”

ABC: Montilla no logra recortar el fondo de solidaridad regional

Tagged with:

Lo de Asturias es la leche…, de Juan Vega en su Blog

Posted in Asturias, Economía, Política by reggio on 22 mayo, 2008
Tagged with: