Reggio’s Weblog

Taleb, autor del best seller ‘El cisne negro’, hace de oro a los hedge que apostaron por el crash de octubre, de Elena Sanz en El Confidencial

Posted in Economía by reggio on 5 noviembre, 2008

Nassim Nicholas Taleb se ha convertido en el hombre de moda y, posiblemente, en uno de los más deseados del mundo financiero. Las estrategias de inversión de este antiguo operador de bolsa reconvertido en filósofo, y autor del best seller El cisne negro, han permitido obtener ganancias superiores al 50% a aquellos gestores que han seguido sus consejos durante el octubre más negro de las bolsas desde la Gran Depresión. Taleb apostó el pasado mes por el desplome de los mercados, algo que era impensable, en la magnitud en que se ha producido, para la mayoría de los inversores. Lo improbable, una vez más, se hacía factible.

El hedge fund Universa Investement, gestionado por Mark Spitznagel y puesto en marcha hace un año con la ayuda de Taleb, es un claro ejemplo de cómo beneficiarse de lo excepcional. Las rentabilidades de sus fondos han oscilado entre el 65% y el 115% sólo durante el mes de octubre, según datos de The Wall Street Journal.

A grandes rasgos, la teoría de este profesor de matemáticas financieras de la Universidad de Nueva York se basa en que los inversores minusvaloran la probabilidad de que se produzcan movimientos extremos en los mercados, especialmente cuando se vive un periodo de bonanza y la volatilidad es baja, situación en la que se encontraban la mayoría de los activos financieros antes del estallido de la crisis. Para Taleb, apostar porque tales sucesos extraordinarios se produzcan puede derivar en ganancias millonarias, como ha quedado patente en las cifras de Universa.

La estrategia de inversión de Taleb se materializa a través de operaciones de compra o de venta de opciones que tienen como objetivo aprovechar las oscilaciones extremas de los mercados, ya se trate de subidas excepcionales o del colapso de los mismos. Un ejemplo. Cuando el Standard & Poor’s 500 cotizaba ligeramente por debajo de los 1.200 puntos a principios de octubre, Universa compró opciones de venta (‘puts’) que sólo se ejecutarían si el índice caía hasta 850 puntos a finales de mes. En ese momento, las opciones costaban sólo 90 centavos, ya que la probabilidad de que el índice se hundiera un 29% en un mes era muy remota, por no decir imposible.

El 10 de octubre, cuando el indicador se encontraba en los 899 puntos, esas mismas opciones valían ya 60 dólares. Fue en ese momento cuando la caja registradora de Universa empezó a sonar con fuerza: vendió la mayoría de estas posiciones en un rango máximo de hasta 50 dólares, según las informaciones a las que ha tenido acceso el diario económico estadounidense.

Pérdidas limitadas

Pero, ¿qué pasa si las predicciones no se cumplen? Y es aquí donde radica una de las principales ventajas de las estrategias del Cisne Negro. Se puede ganar mucho dinero ante un acontecimiento excepcional, pero si éste no tiene lugar, estas ideas de inversión están diseñadas para limitar las pérdidas a unos pocos puntos porcentuales. Al operar con opciones que apuestan por oscilaciones tan extremas, out of the money o fuera de dinero, los precios abonados por la prima asociada a estos derivados son muy bajos, lo que permite restringir las minusvalías en caso de errar en la jugada. Basta con no ejecutar y perder lo pagado.

La jugada maestra de Universa consistió en aprovechar el desplome de las bolsas así como el de algunos valores financieros concretos. Fue el caso de American International Group (AIG), la aseguradora que en septiembre tuvo que ser rescatada y nacionalizada por el Gobierno de Estados Unidos. A finales de julio, el hedge fund pagó 1,29 dólares por cada opción ‘put’ sobre la compañía. El hedge fund sólo ejecutaría los contratos si la acción caía por debajo de 25 dólares en septiembre. Ese mismo mes se produjo el rescate gubernamental y el fondo vendió sus opciones a razón de 21 dólares cada una.

Taleb actúa en la actualidad como asesor del fondo y no gestiona ningún hedge fund de su propiedad desde que en 2004 se viera obligado a cerrar Empirica Capital -otro hedge que usaba tácticas similares a las de Universa-, después de varios años sin ganancias y en medio de un periodo de baja volatilidad. Y es que las estrategias de inversión de este nuevo gurú de los negocios se enfrentan ahora a su particular prueba de fuego, después de la resaca que ha dejado tras del sí el mes de octubre. La tarea de los gestores se centra ahora persuadir a sus clientes para que mantengan la confianza en estos fondos tras las fuertes ganancias obtenidas ya que, históricamente, las bruscas oscilaciones de los mercado sólo se han presentado una o dos veces cada diez años. ¿Habrán cubierto su cupo?

Anuncios
Tagged with:

La economía europea se asoma al abismo de la recesión, de Elena Sanz en El Confidencial

Posted in Economía, Internacional, Política by reggio on 15 agosto, 2008

De Francia a Alemania, pasado por Italia o España. Los últimos datos macroeconómicos –inflación, crecimiento económico, productividad- no dejan lugar a dudas: la salud económica de la Zona Euro atraviesa por un delicado momento. De hecho, se encuentra a un paso de la recesión, para lo que serían necesarios dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo del PIB. El primero ya se ha producido.

La economía del conjunto de países que componen la Unión Económica Monetaria (UEM) se contrajo en el segundo trimestre de este año por primera vez desde la puesta en funcionamiento de la moneda única, hace ya casi una década. El PIB ha registrado una caída del 0,2% respecto al primer trimestre, cuando la economía creció un 0,7%. En términos interanuales, la tasa de crecimiento ha vuelto a desacelerarse por tercer trimestre consecutivo, hasta el 1,5%.

Sólo la inflación ha dado cierto respiro a la Europa Monetaria (UEM), al permanecer en el 4% en julio, por debajo de lo inicialmente previsto, aunque todavía significativamente por encima del límite del 2% establecido por el BCE para conseguir la estabilidad de precios, una estabilidad que se ha visto seriamente dañada por el fuerte repunte de los precios de los alimentos -6,7% en julio- y de la energía -17,1%-.

Así, los precios del crudo –aunque han caído un 10% desde que fijaran máximos históricos en 147,27 dólares en julio- se encuentran un 60% por encima de las cifras de hace un año. El encarecimiento del ‘oro negro’ ha tenido un efecto muy negativo en el bolsillo de los consumidores y está siendo devastador sobre los resultados de algunas compañías, como las aerolíneas. Ryanair, la mayor low cost de Europa, sin ir más lejos, aseguraba el mes pasado que podría presentar sus primeras pérdidas anuales desde que salió a bolsa en 1997 debido a los elevados precios de los carburantes.

Tampoco el euro está ayudando a las economías de la UEM. La moneda única alcanzó su máximo histórico el 15 de julio al tocar los 1,6038 dólares. La fortaleza de la divisa comunitaria está pasando factura a las exportaciones del Viejo Continente.

Contracción económica en Alemania y Francia; frenazo en España

Por países, el panorama económico es desalentador. En Alemania, el PIB ha caído un 0,5% durante el segundo trimestre, su primer descenso en cuatro años, hasta situar la tasa interanual en el 3,1%. Con estos datos en la mano, la oficina federal se ha visto obligada a revisar sus estimaciones de crecimiento del primer trimestre, reduciéndolas al 1,3% desde el 1,5% anteriormente anunciado. Tampoco invitan al optimismo los datos publicados esta semana sobre Francia. La economía gala experimentó un descenso de un 0,3% entre abril y junio frente al crecimiento previsto del 0,2%. En Italia, por su parte, ya se habla de estanflación. Su PIB tiene crecimiento cero y la inflación sube al 4,1%.

También pintan bastos en Holanda, donde la economía se ha estancado, o en España, con el crecimiento económico más bajo desde la recesión de 1993 y con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria como principal causante de este fuerte parón. Tampoco ayuda la inflación, que se encuentra en máximos de 16 años y que alcanzó en julio el 5,3% interanual, ni la producción industrial, que ha registrado en junio la mayor caída en quince años.

A EEUU y Reino Unido no les va mejor

El frenazo económico no se restringe a la Unión Monetaria. Otros países europeos, como Reino Unido, tampoco atraviesan por su mejor momento. El Gobierno se ha visto obligado esta semana a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento económico ante el mayor aumento del desempleo registrado en el país en casi 16 años. Incluso el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha llegado a hablar de la “posibilidad de un trimestre o dos de crecimiento negativo”. Fuera del Viejo Continente, las cifras de Estados Unidos tampoco invitan al optimismo.

Al otro lado del Atlántico, los precios se han disparado en julio un 0,8% respecto a junio, el doble de lo previsto, y situando la tasa interanual en el 5,6%, su nivel más alto desde enero de 1991. Además, el Gobierno espera un crecimiento medio anual del 0,7% entre julio y diciembre, la mitad que en la primera mitad del año.

Las cifras no invitan al optimismo y así lo reflejan economistas. Los primeros aseguran que “no se puede hablar de aterrizaje suave de la economía de la eurozona”, o “la verdadera desaceleración sólo acaba de comenzar y lo peor está aún por llegar”. Dentro de la Unión Europea, por el contrario, optan por la prudencia y aunque reconocen que “existen riesgos a la baja sobre el crecimiento” y aseguran que hablar de recesión es exagerado, según la portavoz comunitaria de Asuntos Económicos y Monetarios, Amelia Torres. Por su parte, varios expertos consultados por el BCE prevén una inflación mayor este año, así como un menor crecimiento económico para 2009.

Tagged with:

El mercado mira con lupa a las inmobiliarias: la deuda de Colonial y Metrovacesa supera a la de Fadesa, de Elena Sanz en El Confidencial

Posted in Economía by reggio on 16 julio, 2008

Todas las miradas están puestas en las inmobiliarias cotizadas españolas y en el estado de sus cuentas financieras. La inmobiliaria que preside Fernando Martín , Martinsa-Fadesa, no ha podido hacer frente a una deuda que supera los 5.300 millones de euros, pero es que las de Colonial y Metrovacesa se sitúan ampliamente por encima de esa cifra. En concreto, en los 8.973 y 7.080 millones de euros, respectivamente, al cierre del primer trimestre.

Los temores a que estas y otras compañías del sector puedan encontrarse con dificultades a la hora de hacer frente a sus deudas se ha extendido como la pólvora en la bolsa española, que ha visto cómo inmobiliarias y constructoras se hundían en bolsa. Una situación que ha venido a agudizar la agonía que estas compañías vienen sufriendo desde principios de año a raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria, el estancamiento de las ventas y las primeras caídas de los precios.

Colonial, la más endeudada

Por importe, Colonial es la inmobiliaria cotizada más endeudada con 8.973 millones de euros derivados de operaciones como la compra de Riofisa o el 15% de FCC. Esta cifra supone multiplicar por 14 su valor en bolsa, poco más de 612 millones de euros. La mayor parte de la deuda, 6.400 millones, corresponden a préstamos contraídos con Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon, con quienes la inmobiliaria está en conversaciones para renegociar los términos de la misma.

La compañía que preside Mariano de Miguel está buscando diferentes fuentes de liquidez que van desde la venta de activos no estratégicos –como inmuebles- así como la venta total o parcial de la inmobiliaria francesa SFL, decisión que se tomará en la próxima reunión del Consejo de Administración para el que todavía no se ha fijado fecha. El objetivo de Colonial es llegar a un acuerdo con los grandes bancos para renegociar la deuda de la compañía antes de agosto, por lo que se espera una reunión del consejo en los próximos días.

Colonial ostenta el desafortunado honor ser la segunda compañía más castigada del Mercado Continuo. Sus acciones pierden cerca de un 78% en bolsa desde enero. En apenas siete meses, la inmobiliaria ha pasado de valer más de 2.500 millones a poco más de 612 millones, cinco veces menos de lo que estaba dispuesto a pagar el fondo soberano Investment Corporation of Dubai (ICD) por el 100% de la compañía.

Metrovacesa tiene una deuda de 7.080 millones

Otra de las grandes, Metrovacesa, también se encuentra renegociando parte de su deuda. En concreto, 810 millones de euros de los más de 1.017 millones que tuvo que desembolsar por la compra de la sede del HSBC en Londres en abril de 2007 y que tendrá que cerrar antes del 27 de noviembre de 2008. Respecto al estado actual de las negociaciones, desde la compañía explican que tienen varias propuestas sobre la mesa.

Además de esos 1.017 millones, Metrovacesa mantiene una deuda sindicada que asciende a 3.200 millones de euros –derivados de la escisión de Gecina-, de los cuales tendrá que efectuar dos pagos de 642 millones, uno en 2011 y otro en 2012. Respecto a los cerca de 3.500 millones de euros restantes de la deuda, fuentes oficiales de la inmobiliaria aclaran que se trata de deuda operativa del grupo derivada de hipotecas sobre inmuebles, suelos o préstamos al promotor, entre otros.

Metrovacesa es la mayor inmobiliaria que cotiza en la bolsa española con más de 3.370 millones de euros de capitalización. La compañía ha caído a mínimos de enero de 2006. En lo que va de año, sus acciones han perdido el 39% de su valor.

Reyal Urbis adeuda 6.000 millones

Reyal Urbis, otra de las grandes, ha conseguido, sin embargo, capear el temporal y desde enero, sus acciones pierden un 6,5%. Con todo, este no está siendo un buen año para la compañía que preside Rafael Santamaría, que cerró el primer trimestre con unas pérdidas de 52,7 millones de euros. La inmobiliaria ya había registrado un desplome del beneficio en 2007, pero hasta ahora no había entrado en números rojos.

Más preocupante es la deuda de la inmobiliaria, que ascendía a 5.744 millones de euros en febrero de 2008 y que corresponden en gran parte a la adquisición de Urbis por parte de Reyal. El préstamo está provocando elevados gastos para la compañía.

En el resto de inmobiliarias que cotizan en la bolsa española también figuran deudas aunque de menor importe. Por ejemplo, Afirma Grupo Inmobiliario –antigua Astroc- debe cerca de 1.900 millones de euros. La compañía es la más castigada del Continuo desde enero. Sus acciones pierden más de un 83% desde entonces y hoy se han derrumbado más de un 8%.

Renta Corporación, una compañía fundamentalmente patrimonialista, dedicada al arrendamiento de inmuebles y no a la promoción de los mismos, y por tanto, menos expuesta en principio al frenazo inmobiliario, acumula una deuda neta de 669,4 millones de euros. Este martes sus acciones se han hundido más de un 16% de tal manera que sus pérdidas en bolsa desde que comenzó el año superan el 72%.

Tagged with: