Reggio’s Weblog

La maldición del Santander con los ‘hedge funds’: Vega, Amaranth y ahora Madoff, de Eduardo Segovia y Carlos Hernanz en El Confidencial

Posted in Economía by reggio on 16 diciembre, 2008

Es innegable que a Emilio Botín -uno de los ganadores de la crisis según The Times– le salen bien casi todos sus proyectos, aunque, de cuando en cuando, sufre algún revés como el Sovereign. Sin embargo, hay un terreno en el que todo le sale mal, hasta el punto de que parece que le persigue una maldición: los hedge funds, es decir, la gestión alternativa. Todos los intentos de destacar en este terreno de forma acorde con el resto de los negocios del banco han fracasado y, lo que es más, le han costado bastante dinero. El último patinazo, como es de sobra conocido, es la estafa de Madoff, que se ha llevado 2.330 millones de euros de clientes del Santander y otros 152,4 millones de los de la boutique M&B de su hijo Javier Botín, y su yerno, Guillermo Morenés.

La historia viene de antiguo y arranca con la creación de Vega -que inicialmente era el hedge fund de Botín- por varios ejecutivos del Santander. Ravi Mehra -el de la famosa cena con Carlos Arenillas-, Jesús Saá y Emilio Botín O´Shea. Vega se independizó del banco y llegó a ser la mayor gestora de hedge funds puros (no fondos de fondos) del mundo, con más de 12.000 millones de dólares gestionados. Todo, desde un chalet en La Moraleja, con el reclamo comercial casi irrechazable del nombre Botín y con el ‘saber hacer’ de expertos de la sala de tesorería del Santander, como Mehra, Saá o José Barreiro, que ahora es director de mercados globales de BBVA y uno de los hombres en los que Francisco González tiene más confianza

Las cosas se torcieron en 2005, cuando sufrió un desplome de rentabilidad que se saldó con una espectacular fuga de dinero y a partir del cual dejaron de informar de los activos de cada fondo. La puntilla llegó un año después, cuando volvió a sufrir fuertes pérdidas en sus fondos como consecuencia de determinadas posiciones erróneas sobre tipos de interés.Y, como dicen fuentes financieras, “el mercado difícilmente perdona un error así. Dos, jamás”. Las especulaciones sobre el poco dinero bajo gestión de Vega e incluso sobre el posible cierre de la firma siguen a la orden del día hoy, después de que también haya naufragado su solución de emergencia: la alianza con BBVA en Próxima Alfa, que iba a ser la principal pata del banco vasco en este negocio en España de la mano del citado Barreiro.

El año 2006 era hasta ahora el annus horribilis del Santander en gestión alternativa: Ese año quebró el fondo Amaranth por sus posiciones en contratos sobre gas natural. El alto grado de concentración de la cartera y el fallo de la elección provocó pérdidas superiores al 70% de su patrimonio (6.400 millones de dólares) en septiembre de ese año. El Confidencial ya informó entonces de las pérdidas que Amaranth provocó al fondo Elite Multimanager Fund de Optimal (la unidad de fondos de fondos alternativos del Santander) y al Tukan de M&B. Ahora bien, en ningún caso fueron minusvalías inasumibles.

2008 se lleva la palma

Pero ahora 2008 va a dejar pequeño lo sucedido entonces por culpa del desastre que va a suponer Madoff en la órbita Botín. Para empezar, el Santander había colocado entre sus clientes de banca privada internacional (que pueden ser españoles) 2.010 millones de euros en fondos gestionados por Madoff y otros 320 millones a los clientes en España. Este importe corresponde con el patrimonio del fondo de Optimal Strategic US Equity, que era una de las cuentas (managed accounts) que gestionaba Madoff.

Pero ahí no acaba la cosa: el propio Banif -el banco privado del Santander- ligó su nombre al de Fairfield, cuyo principal activo era el fondo Fairfield Sentry gestionado también por Madoff, al registrar en la CNMV un fondo de hedge funds llamado Banif Fairfield Impala. Aunque su patrimonio es muy pequeño por culpa del escaso éxito de estos productos en España, el daño reputacional es importante… máxime cuando llega después del escándalo de los estructurados de Lehman, que han causado tales pérdidas a los clientes de este banco privado que el propio Botín decidió asumirlas sustituyendo el bono del banco norteamericano quebrado por otro de Abbey.

Para terminar de estropearlo, M&B, donde se encuentra parte del patrimonio familiar, así como del de su entorno, también tenía un fondo gestionado directamente por Madoff (Landmark) y comercializaba otro depositado en UBS (Luxembourg Investment fund US Equity Plus); entre los dos han provocado pérdidas de 37,4 millones a sus clientes de banca privada y de 100 millones a los institucionales, más otros 15 millones a fondos de fondos de la propia M&B.

Falla el ‘due dilligence’

Fuentes del mercado aseguran que lo que le ha ocurrido a los Botín no deja de ser normal “porque el que más arriesga es el que más gana, pero también es el que más pierde cuando las cosas salen mal”. Vamos, el ABC de la inversión. Como en el caso de todas las grandes gestoras que habían invertido con Madoff, en el caso de Optimal ha fallado la famosa due dilligence (auditoría exhaustiva a la que se somete a los fondos antes de incluirlos en cartera).

Pero también hay quien ve sombras de sospecha en esta historia. El principal elemento es la dimisión de Manuel Echevarría como consejero delegado de Optimal en septiembre con rumbo a una poco conocida gestora alternativa en Ginebra. Entonces se justificó su salida por los planes del banco de vender la gestora de fondos -planes luego abortados-, pero ahora hay quien piensa que “se olía” lo que iba a ocurrir con Madoff y que por eso puso pies en polvorosa antes de que le salpicara el escándalo.

Anuncios

Fadesa solicita el concurso voluntario de acreedores ante la negativa de auxilio del ICO, de Carlos Hernanz en El Confidencial

Posted in Economía by reggio on 15 julio, 2008

Parece mentira. Después de conseguir poner de acuerdo a 45 entidades financieras para conseguir nuevas condiciones de pago sobre 4.000 millones de euros de deuda, Martinsa-Fadesa decidió este lunes solicitar el concurso voluntario de acreedores ante la imposibilidad de obtener 150 millones extraordinarios comprometidos en el contrato con el sindicato de bancos y cajas. Se repiten los mismos pasos que antes dieron otras inmobiliarias -Llanera, Lábaro, Cosmani…-, aunque en este caso queda tocada una de las grandes y cotizada.

Este mismo martes, tras el acuerdo unánime adoptado por el consejo de administración de Martinsa-Fadesa, la inmobiliaria presentará ante los juzgados la solicitud de concurso. El fin de semana no ha sido suficiente para remontar una situación con síntomas de insalvable tras el comunicado del pasado viernes. En ese hecho relevante, el promotor Fernando Martín hacía una última llamada de auxilio, en un desesperado intento por obtener los 150 millones que le salvaban de la cita con los juzgados.

Desde el pasado día 7 de julio, Martinsa-Fadesa está en deuda con los 45 bancos y cajas del sindicato. La inmobiliaria se había comprometido dos meses antes a aportar para esa fecha 150 millones de euros, necesarios para financiar la tesorería con la que estar al corriente de las necesidades de pago (a proveedores) de la compañía. Más tarde, con limite hasta finales de septiembre, llegaría una posterior ampliación de capital de 350 millones. Sin embargo, todo se ha ido al traste, dando lugar a la mayor suspensión de pagos de la historia empresarial española.

Sin explicación alguna, el Instituto Oficial de Crédito (ICO), dependiente de Economía, decidió a última hora descolgarse de la operación de refinanciación de Martinsa-Fadesa. El mismo 7 de julio, a media mañana, con fecha en el notario establecida, desde el organismo público se exigieron nuevas garantías sobre la documentación presentada. De esta manera, el dinero comprometido políticamente por el Gobierno, con quien el promotor tuvo contactos desde octubre de 2007 para este fin, no llegaría nunca a su destinatario.

Tras el rechazo del ICO, las opciones de Fernando Martín han sido escasas. El mercado financiero está cerrado a cal y canto para el ladrillo. Al menos, para una inmobiliaria que ya arrastra 4.000 millones. Este fin de semana, algunos de los consejeros dominicales le animaban para que no tirara la toalla, al contrario de lo que hacían los servicios jurídicos, representados por el bufete Gómez-Acebo y Pombo. Visto el escenario, según los abogados, era mejor acogerse a las ventajas que ofrece la Ley Concursal.

“Es una decisión colegiada por el consejo de manera unánime”, explica un portavoz de la entidad. “Se confía en que la compañía pueda llegar a salir adelante. Es una cuestión de tiempo. La reactivación del mercado tendrá que llegar en algún momento”. Hasta entonces, la compañía seguirá operativa con la excepciones y bajo el amparo de la Ley Concursal, que permitirá al equipo comandado por Fernando Martín seguir con las riendas de la compañía, algo que no permitieron los bancos que refinanciaron a Habitat.

En el transcurso de dos sesiones, Martinsa-Fadesa ha sido castigada en bolsa con un descenso en el precio de sus acciones del 50%, para disgusto de sus principales accionistas, empazando por el propio Martín y siguiendo por el resto de sus socios, desde Antonio Martín (15%) a Bancaja (6%), Juan Carlos Rodríguez Cebrián (7%) y Jesús Salazar (Cuétara-4%), además de algunos minoritarios institucionales, caso de Caja Navarra, Caja Burgos, Caja de Ávila y Caixnova. Tras este severo correctivo, la inmobiliaria vale en el mercado un quinto del total de su deuda.

Tagged with:

Crisis en la prensa de papel, de Carlos Hernanz en El Confidencial

Posted in Medios by reggio on 20 mayo, 2008

La crisis también llega a las empresas periodísticas. Sobre todo, a los grupos con grandes intereses en la prensa de papel, que han visto como el cierre de 2007 y, fundamentalmente, el primer trimestre de este año han castigado su facturación por ingresos publicitarios. Un reciente estudio Zenith, a través de un panel formado por directivos de los departamentos comercial y de marketing de los principales grupos de medios españoles, ya lo auguraba.

La constatación de la crisis llegó con la publicación ayer de los resultados del grupo noruego Schibsted, editor del gratuito 20 Minutos, el diario con mayor en difusión en España (2,6 millones de lectores). Después años de vertiginoso crecimiento, el primero de los datos negativos del rotativo hace referencia a las pérdidas operativas registradas durante el primer trimestre (1,7 millones de euros) de 2008, provocadas por la caída de los ingresos publicitarios un 13%.

Aun así, 20 Minutos se permite algo de optimismo, ya que según sus datos la caída media de la inversión publicitaria en la prensa de papel en España es del 20%. No sorprende, por tanto, que otro gratuito como el diario Qué!, propiedad del grupo Vocento, que pagó cerca de 120 millones de euros a Recoletos por su adquisición, haya registrado unas pérdidas de 3,2 millones de euros en el primer trimestre. De hecho, la venta de la cabecera se produjo cuando todavía acumulaba números negativos.

Las cuentas de Metro no van a la zaga de sus competidores. Los ingresos del grupo cayeron un 6,1% en el primer trimestre de este año, con su cabecera española, instalada en tercera posición del mercado gratuito, como una de las de peor comportamiento, con una pérdida de facturación del 19% en los primeros tres meses. Además, a diferencia de sus competidores, su versión online no está desarrollada como las de otras cabeceras de papel, de pago o gratuitas.

Ayer lunes, sin embargo, fue noticia la compra por parte del noruego Schibsted de un 35% de su competidor sueco Metro, un movimiento que puede lugar a una próxima fusión entre los dos principales editores de prensa gratuita del mundo. Tras años de expansión llega el momento de consolidación entre cabeceras gratuitas, a pesar de que su negocio editorial va más allá de la prensa gratuita, ya que sus intereses se extienden por el negocio de anuncios clasificados y las ediciones digitales de sus cabeceras.

‘El Mundo’ y ‘El País’ tampoco escapan a la crisis

La semana pasada, Unedisa puso sobre aviso su plantilla sobre la mala marcha con la que ha comenzado el año. El grifo de los ingresos publicitarios se ha cerrado y el director del diario El Mundo, Pedro Jota Ramírez, reunió a todos sus redactores jefes para trasladarles las malas perspectivas que se avecinan. Como no puede ser de otra manera, este comentario se ha convertido en la comidilla dentro de la plantilla, que teme posibles recortes de gastos vía ajustes de plantilla.

En el caso de Unedisa, el apalancamiento asumido por Rizzoli para la compra de Recoletos carga de presión los resultados de su filial española, que tras desembolsar cerca de 1.000 millones de euros (cuando el mercado del crédito estaba aún barato), tiene ahora difícil cumplir con los resultados que rentabilicen esa inversión. Según fuentes del mercado, la filial española ha computado resultados negativos en el primer trimestre, como ocurrirá en los próximos trimestres, a causa de la compra, contexto que dará cobertura para la presentación de un expediente de regulación de empleo.

Los números en la vecina Prisa no son mucho mejores. Con una deuda total de 5.000 millones, debido a la oferta de compra presentada sobre el porcentaje que no controlaba de Sogecable, el grupo editor del diario El País , que crece en facturación y difusión, ha puesto a la venta tres de sus edificios corporativos, a pesar de que el mercado inmobiliario está bloqueado, para sanear su situación financiera y reducir el monto en 250 millones.

En el caso del diario Público, sus números son un misterio. Sometido recientemente al escrutinio de OJD, el diario promovido por Jaume Roures cuenta con una difusión que le deja todavía lejos de las principales cabeceras nacionales. Además, para respiro de Prisa, su llegada no ha tenido un impacto negativo a corto plazo en sus cuentas. Como explicó recientemente Juan Luis Cebrián, “la inversión publicitaria –en Público– ha caído vertiginosamente, pasando de insertar entre 16 y 19 anuncios los primeros días, hasta los 4 ó 5 que incluye actualmente”.

Dado que todavía no lleva un año en marcha, se desconocen las cifras globales del proyecto puesto en marcha por Roures. Fuentes del sector estiman que, teniendo en cuanta la inversión necesaria para lanzar desde cero un diario, el primer año de Público puede llegar a suponer unas pérdidas próximas a los 20 millones de euros. Además, su página online no se ha convertido en una alternativa o complemeto a la versión de papel, ahora que este sector consigue atraer la atracción de los anunciantes.

Sólo Internet resiste el tirón

Los otros tres grandes grupos editoriales españoles con intereses en prensa diaria tampoco atraviesan por buenos momentos. En el caso de Zeta, cuya venta lleva encayada desde finales de 2007, las pretensiones del vendedor, Antonio Asensio, no se corresponden con las ofertas presentadas por los posibles interesados. Respecto a Planeta, ni su cabecera La Razón ni su gratuito ADN han conseguido reducir distancias con sus competidores, quedando estancados en el medio de la tabla. Es decir, también huele a perdidas si no hay cambios.

Las expectativas de crecimiento del gasto publicitario en medios para este año se han rebajado a un mínimo 3,8%. Sin embargo, para el segmento de la prensa de papel no habrá revisión. Del repunte del 4,2% previsto en febrero, en sólo dos meses quedó ya ajustado a un ínfimo 0,3% en abril. Solo Internet, que parte de unas cotas muy inferiores, resiste el tirón, con una estimación de crecimiento superior al 20% para este año.

Tagged with:

Farmers contra hunters, de Carlos Hernanz en El Confidencial

Posted in Economía by reggio on 20 marzo, 2008

Es tiempo de cuidar la siembra. Ahora que el dinero ya no llueve del cielo, la industria del capital riesgo ha plegado las velas de sus hiperactivos fondos de inversión. El signo actual de los mercados financieros, con una crísis de liquidez y de confianza en el sistema como en años, ha cortado de raíz la infinita capacidad de endeudamiento de la que habían gozado durante el último lustro todos los agentes del mundo del private equity, desde grandes a pequeños. También a ellos les toca cambiar el paso.

Es tiempo de farmers. O sea, de granjeros. “Digamos que el cambio de ciclo en el sistema financiero nos ha obligado a permanecer en letargo. Estamos mucho menos activos”, reconoce el managing director de una firma internacional afincada en Madrid. “Aunque también en tiempos de crisis es ocasión de comprar con descuentos, la realidad es que la mayoría nos hemos quitado la chaqueta de financieros para ponernos la de empresario o gestor. Y toca remangarse”.

Es tiempo de hacer empresa. Más que nunca, el manual básico de comprar con un alto apalancamiento (80% deuda/20% capital), vender activos para hacer caja y endeudar la compañía comprada para recapitalizar la inversión ha quedado inservible. Los agresivos hunters del capital riesgo están obligados, en este eventual periodo de inactividad, a mirar hacía sus participadas y volcarse más que nunca en su gestión, dado que los meros ejercicios financieros no servirán para poner en valor su inversión.

Y no es una cuestión baladí. Dado que muchas de las más recientes e importantes transacciones de los últimos tiempos, tanto en la Península como más allá, se efectuaron pagando múltiplos hasta once y doce veces ebitda, resulta imprescindible que en un entorno de tipos de interés más caros la generación de caja de las compañías compradas permita seguir pagando la deuda. Sin embargo, en economías con signos de agotamiento como la española, cuando no recesión, estas expectativas pueden venirse abajo.

La señal de alarma se ha encendido para las firmas de capital riesgo con intereses en compañías pertenecientes a segmentos como el consumo, la distribución, los servicios auxiliares, la construcción… “El alto grado de exigencia autofijado, que nos obliga a obtener retornos superiores al 20%, puede verse fácilmente tocado”, explica el socio de otra casa paneuropea. “Es verdad que los meses de operaciones millonarias no se repetirán en algún tiempo. Ahora los ejecutivos cazadores no están en valor”.

El crédito se agotó tras el estallido de la crisis subprime. Las habituales megaoperaciones han desaparecido. Desde hace casi un año no se cruza ninguna operación de más de 5.000 millones de euros. En el mercado español, sin ir más lejos, será difícil ver una transacción de 1.500 millones como la realizada por Carlyle para quedarse con Applus. El mérito estará ahora hacer que la crisis no termine afectando a los trajes de Cortefiel, la masa de Telepizza y la noria del parque de atracciones. Es tiempo para los farmers.

Tagged with:

Roures pide tiempo a la familia Asensio hasta las generales para comprar Zeta, de Carlos Hernanz en El Confidencial

Posted in Medios by reggio on 23 enero, 2008

Será su próxima conquista. Jaume Roures quiere quedarse con Zeta, el grupo de medios de comunicación controlado por la familia Asensio. Sin embargo, el empresario catalán –propietario de Público y accionista fundador de La Sexta– ha pedido algo más de tiempo, según han confirmado a este diario distintas fuentes informadas del proceso de venta. Tanto como el que falta para que se celebren las elecciones generales, el próximo 9 de marzo, y se despeje la incógnita de quién será el nuevo presidente del Gobierno.La victoria de José Luis Rodríguez Zapatero parece el salvoconducto necesario para que Roures se atreva a romper la puja por Zeta, a pesar de que la subasta haya quedado reducida a dos, dado que solo Vocento se mantiene de entre los más candidatos iniciales. Ni siquiera José Manuel Lara –propietario de Planeta y por extensión de Antena 3, La Razón y Avui– ve un ángulo a la operación. “Como negocio vale la mitad de lo que piden. Nunca más de 450 millones”, explica un inversor. “Otra cosa es que pueda rentabilizarse de manera distinta por ser una empresa periodística”.

Convertido en alternativa mediática de la izquierda durante los cuatro años de gobierno socialista, fundamentalmente gracias al espacio natural arañado a Prisa, Roures pretende consolidar su crecimiento como nuevo tycoon de los medios con la compra del grupo Zeta. Precisamente, la joya de la corona de la familia Asensio, El Periódico de Cataluña, es una cabecera ligada históricamente al movimiento socialista catalán –PSC-, donde el fundador de la cadena de televisión La Sexta y del diario Público tiene excelentes relaciones.

Prisa, tras la oferta de Gallardo

Otro de los candidatos interesados en Zeta sería el industrial extremeño –aunque andaluz de origen- Alfonso Gallardo, con intereses en el mundo mediático desde que el pasado mes de agosto adquiriera al grupo Prisa las cabeceras El Correo de Andalucía y el Diario de Jaén por 25 millones de euros. Precisamente, su interés por marcas como el diario Hoy (Extremadura) o el Diario de Córdoba podría justificar su candidatura, aunque desde Zeta sospechan que detrás de su oferta está la mano de la familia Polanco.

Justo ayer martes, el diario El País –cabecera de referencia de Prisa- sufrió la baja de Ernesto Ekaizer, adjunto a la dirección y hombre fuerte del periódico de Miguel Yuste, que ha cambiado de bando a menos de dos meses de las elecciones generales. A partir del próximo mes de febrero, el periodista de origen argentino será el nuevo editor ejecutivo en el diario Público, “un cargo equivalente al que desempeña Juan Luis Cebrián con El País”, asegura una persona del entorno de Roures.

Aunque este fichaje estrella no será el único. Según las fuentes consultadas, la llegada de otro destacado periodista de La Vanguardia conformará el equipo en torno al cual Roures pretende desembarcar en El Periódico de Cataluña. “Le falta materia gris”, explican desde Barcelona. “Es cierto que lo ha fiado todo a la victoria del PSOE, pero sigue rodeándose de gente que sabe, lo que demuestra que su apuesta por crecer no es una impostura”

Tagged with: