Reggio’s Weblog

Muflones, de Raúl del Pozo en El Mundo

Posted in Política by reggio on 12 febrero, 2009

EL RUIDO DE LA CALLE

Vuelve el esperpento con rifles brillantes para la hecatombe de venados y guarros. Se juntan en las migas, el ropón, el montado y el patrón de las cucarachas, y empieza la cacería. Todos van precedidos de ojeadores y rehaleros. Antes los reyes marcaban los confines de su reino dibujándolo con el vuelo del halcón desde su puño; ahora hay un cochifrito entre la Salve montera y La internacional.

La caza es una ocupación muy noble y muy útil para la salud.Según Don Quijote, la montería es un ejercicio más conveniente para los reyes que otro alguno porque ahí se aprenden estratagemas, astucias e insidias. Eso es justamente lo que sospechan en el PP de los dos escopeteros, Garzón y Bermejo. Como Sancho, Rajoy tiene la idea de que las cacerías son pasatiempos más para holgazanes que para gobernantes, y temen las insidias. Aunque buen cazador, buen mentidor, Bermejo contesta a Rajoy que no se puede disparar contra el Estado de Derecho porque se tengan problemas internos.Según el ministro, él va al campo a descansar, no a llevar problemas a los cotos donde estuvo Cosme de Médicis. El juez y el ministro no buscan conjuras sino muflones gongorinos, traídos de Córcega porque en España se los comieron cuando los osos se zampaban a los reyes. Los hombres de Estado se dedican a perseguir simples ovejos, a los que de no matarlos les crecerían cada año una señal en los cuernos, como a los propios súbditos del Rey, que también mata osos y lobos en Rumanía, y todo lo que vuela trepa o nada en las fincas de los ricos de la patria. Claro que ahora qué va a hacer un rey: no lo vamos a enviar a las Cruzadas.

A los populares no les gusta el olor a pólvora. Parecen jabalíes heridos, pataleando y chillando; se han tirado a los tobillos de los escopeteros. Dijo Rajoy, protegido por los barones y baronesas de Génova, sus faqueros, que la presencia de Garzón y Bermejo en la cacería es un acto obsceno que liquida la calidad de la democracia. «Nos detienen por la noche, con policías encapuchados».Hasta Fraga, que le pegó un tiro en el pandero a la hija de Franco, califica la cacería de sospechosa.

Parafraseando a Ortega, la derecha viene a decir que la araña caza moscas; el sphex, orugas y gorgojos, y los ministros y los jueces, a inocentes peperos. El PP sospecha que se empieza cazando chanchitos y muflones y se acaba cazando brujas. Pero que nadie se asuste: Mariano rompió con Moratinos en 2004 porque según él les calumniaba y en el 2006 rompió con el Gobierno porque se sentaba con Batasuna. No hubo nada. Mariano Rajoy no es un libertario, ni siquiera un punky gallego.

Que siga el tiroteo.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: