Reggio’s Weblog

Rodrigo Rato y la estatua de sal, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 31 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

«Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego y destruyó aquellas ciudades y todo el valle y todos sus habitantes, y todo lo que crecía sobre la tierra». Génesis, 1, 19: 24-25. «Pero la mujer de Lot miró hacia atrás y se convirtió en estatua de sal». El Antiguo Testamento ya alertaba de los peligros de vivir mirando al pasado. Emulando a la mujer de Lot, todo el PP -salvo Gallardón- se dio cita esta semana en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid para ver a Rodrigo Rato y recordar los esplendorosos días del poder y la gloria. Huyendo de las tribulaciones del valle del vicio y la perdición, el PP se ha convertido en una gigantesca estatua de sal. No se les ocurre otra cosa para salir del atolladero que peregrinar al pasado en busca de un salvador.

A Rodrigo Rato no le son ajenas las desgracias de su partido.Otra cosa distinta es que vaya a escuchar los cantos de sirena que le llegan de banqueros, empresarios, profesionales, amigos e incluso enemigos. Más o menos lo que transmite a sus fieles es lo siguiente. No admite peregrinaciones a su despacho, no hará nada para desestabilizar el liderazgo de Rajoy, aunque es bien conocido que no se llevan bien, no aceptará de ninguna manera volver a la política ni aunque un sanedrín de todos los notables del PP se lo pida de rodillas. En el caso de que en un futuro se llegara a convocar un congreso abierto a varias candidaturas, y sólo en ese caso, Rato estaría dispuesto a pensar en la posibilidad de competir por el liderazgo. El deseado ex vicepresidente es un tío listo y no quiere ni oír hablar de cuadernos azules escritos por la Providencia.

Rodrigo Rato es el pasado del PP. Y él lo sabe, igual que supo en su día que el PP había perdido la empatía con los españoles e igual que se dio cuenta de que Zapatero era un líder temible para sus adversarios. Entonces no le hicieron caso y así les ha ido.

Rato no es, ni puede, ni quiere ser el salvador del PP. Los que le esperan lo hacen en vano. Tan en vano como los que creen que la crisis de los espías y los dossieres se cerrará con algún o algunos muertos. No los habrá. Mariano Rajoy no ha matado a nadie desde que es presidente del PP -tal vez ése sea su problema- y no va a empezar ahora. Es altamente improbable que la investigación de María Dolores de Cospedal pida la cabeza de ningún alto cargo.Los hechos son difíciles de probar para ella. Rajoy hubiera querido que Esperanza Aguirre entregara voluntariamente a Ignacio González y/o a Francisco Granados. Pero Aguirre ha optado por resistir y atacar. Y en esa tesitura, el líder del PP tiene las manos atadas, salvo que quiera arrojar azufre y fuego para destruir el valle y a sus habitantes. Cosa que no está en su naturaleza.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: