Reggio’s Weblog

Banqueros, de Raúl del Pozo en El Mundo

Posted in Economía by reggio on 28 enero, 2009

EL RUIDO DE LA CALLE

Los banqueros más despiadados están en la Historia no por su usura, sino por el esplendor de sus tumbas. Escribe Trevijano en su Ateísmo estético que, en la madrugada de larga noche de la fealdad medieval, la primera luz que apareció con el alba fue la razón del arte, «pero esa clara luz cayó bajo la sombra tenebrosa de los Príncipes del poder y de la incipiente razón de Estado».Los banqueros príncipes asentaron su poder con asesinatos mientras una nueva pasión de inmortalidad les empujaba a construir iglesias donde esculpir sepulturas para colocar sus cadáveres a la vera de Dios. A pesar del mecenazgo nunca tuvieron buena prensa. Dante los mete en el infierno, rodeados de un río de sangre. Los caricaturistas los dibujaban encorvados, bajo un saco, pisando la tripa de los obreros.

Los banqueros modernos, esos desconocidos que hacen dinero con dinero, aún protegen a los artistas que se dejan, pero no tienen nada que ver con los Médici, los Pazzi, mecenas del Giotto o de Miguel Angel, que se arruinaban por prestar a los reyes. Heine el romántico, que cantaba a los tilos que florecían y al ruiseñor, se rindió ante Rothschild proclamando que el dinero es dios y Rothschild su profeta cuando vio que los corredores de Bolsa hacían reverencias ante el orinal del banquero. En la República, Joan March pagó la gasolina del Dragon Rapide. Hizo sobrecogedores a Azorín, a Pla, a Marañón. Cuenta Pla que comía alguna vez con March arroz a banda y que una vez le dijeron que hiciera un artículo contra la política marroquí; fue condenado por ultrajes al Ejército.Luego March hizo las paces con el Gobierno y regaló a la reina Victoria miles de paquetes de cigarillos. «Pero yo continué procesado varios años».

Hasta hace poco no prestaban dinero ni a su padre si era insolvente, pasaban inadvertidos en sus limusinas ahumadas, eran huraños en una vida lejos de los focos, con voluntad de anonimato. Ahora los vamos a ver como a perros ligados, en apareamiento con los políticos: mirando a lados opuestos. Los seis banqueros principales irán al Congreso: Botín, González, Ron, Fainé, Blesa y Medel.Les van a preguntar por qué jugaron a la ruleta con el dinero de los ahorradores, por qué prestaron a los rateros de las hipotecas chatarra, qué hacen con el dinero con el que les obsequió el Gobierno, que no lo prestan ni a las empresas ni a los ciudadanos.

Pessoa describió que los verdaderos anarquistas son los banqueros, «y no esos idiotas de los sindicatos y las bombas». Los de la CGT no han leído a Pessoa, llaman a los trabajadores con la siguiente pancarta: los banqueros, únicos culpables. Los banqueros blasfeman como labradores, les jode enseñar el careto; temen que los piqueteros lleguen a sus palacios.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: