Reggio’s Weblog

No son Obama, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 27 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

Es muy normal que los líderes políticos españoles le tengan envidia al presidente Obama. Incluso es humano que quieran parecerse a él. Sin embargo, deberían moderar un poco el entusiasmo en copiar su estilo y en subrayar las semejanzas para no caer en el ridículo. Tal y como está el patio, ciertas comparaciones son patéticas.

Es una pena, sí, pero Mariano Rajoy no puede ser Obama. Los mejores discursos del presidente norteamericano han sido glosados en todo el mundo. El mejor discurso que ha pronunciado nunca el presidente del PP, el domingo en el Foro Abierto, pasó totalmente desapercibido ante la basura que cada día esparcen sobre sí mismos y sobre Rajoy los dirigentes del PP de Madrid. El discurso fue brillante de verdad, con pasajes calcados de las intervenciones de Obama, copiados con mucha elegancia y muy buen estilo literario.La parte más emotiva la dedicó Rajoy a hablar de Cándido, Ana y Antonio, tres «héroes silenciosos» que ayudan a los menesterosos en un comedor social y conviven con la miseria, el dolor y el abandono. Rajoy se sintió identificado con ellos; él también convive con otro tipo de miseria y no puede hacer nada por remediarla, salvo intentar sobrevivir. Un discurso del presidente del PP denunciando «el engaño, la audacia sin principios, el individualismo posesivo y la debilidad de los fundamentos morales» sólo puede tomarse a broma teniendo en cuenta la realidad actual de su partido.

Es una pena, sí, pero para tener credibilidad no bastan las bonitas palabras. Ningún diario, ninguno, daba cuenta en su edición de ayer del mejor discurso de Rajoy. Muy triste y profundamente desalentador para el líder del PP. Como ir vestido de harapos con un collar de brillantes.

En éstas surgió Zapatero de entre las azules aguas del escenario de TVE y se presentó limpio de polvo y paja delante de unos cuantos españoles que, por lo oído, estaban bastante cabreados con el presidente del Gobierno. Parados, funcionarios, empresarios, jubilados y trabajadores le pusieron contra las cuerdas, ante una cruda realidad que él conoce de sobra. «Todos los días siento la responsabilidad de cada parado como mía». «No pierda usted la confianza, tiene que seguir adelante, para algo ha hecho ese gran esfuerzo creando una empresa». «El paro es mi primera angustia».«Me quita el sueño». «Yo puedo equivocarme, pero no engañar».«Ser pesimista es no levantarse a luchar».

Soluciones concretas no les dio, ni un puesto de trabajo, pero varios de ellos le dijeron: «Usted habla muy bien, explica las cosas fantásticamente»; «pero nos lía», le vinieron a decir.A una ciudadana vasca que le metió el dedo en el ojo le colocó un pedazo de discurso de Obama. «No se vaya por las ramas», le respondió ella. Pero el presidente puso ojos de cordero degollado y se presentó ante los españoles como un líder preocupado por las personas, que cada noche habla con su mujer del paro. Que no se engañe el PSOE, tampoco él es Obama, aunque se le parezca un poco más que Rajoy. Sus bonitas palabras no nos sacarán de la crisis, le advirtieron. Seguro que no. Aunque de momento le dan para ir tirando sin apreturas. Y sobrado porque no hay quien le calle. Salvo en la venta de armas, que descolocó su discurso de la paz.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: