Reggio’s Weblog

La zona euro, a prueba, de Jean Pisani-Ferry en La Vanguardia

Posted in Economía by reggio on 27 enero, 2009

TRIBUNA

Durante mucho tiempo se los ha confundido. Imprudentes o virtuosos, simuladores o transparentes, todos los estados de la zona euro han sido tratados de idéntico modo -o casi- por los mercados de capitales. Sin embargo, la separación entre los tipos de interés de Grecia y Alemania alcanzó dos puntos en diciembre y sigue creciendo. Un país tras otro, Grecia, Portugal y España han registrado la rebaja de la calificación de su deuda.

No resulta difícil entender la razón de la inquietud por Grecia. El país acumula ya una situación calamitosa por lo que hace a las finanzas públicas (una deuda del 94% del PIB), un déficit exterior abisal (13% del PIB, tres veces el de Estados Unidos), una inflación rutinariamente superior a la de sus socios. Además, ha vivido hace poco una violenta crisis social, reveladora de profundas disfuncionalidades. Estos ingredientes clásicos de crisis de confianza no tuvieron gran peso en el clima de despreocupación de los últimos años; pero no ocurre lo mismo hoy, en el contexto de recesión y aumento generalizado de aversión al riesgo.

Ahora bien, no están nada claras las formas que podría adquirir una crisis de confianza aguda en relación con un país de la zona euro. Por supuesto, no es cuestión de considerar una especulación de los tipos de cambio, puesto que ya no hay moneda nacional. Lo más probable sería que, con el aumento de los tipos de interés, el déficit sea cada vez más difícil de financiar lo que, en ausencia de ayuda exterior, podría llevar al repudio parcial de la deuda. Una alerta seria sobre la deuda pública de un Estado conllevaría, sin duda, fenómenos de contagio como los que siempre suscitan las crisis financieras. Por lo tanto, hay un interés colectivo en tratar el mal con rapidez para impedir que se extienda. En concreto, habría que colocar bajo vigilancia la política económica del país en cuestión e imponerle una cura de austeridad, administrándole al mismo tiempo financiación.

Ocurre, sin embargo, que la zona euro está mal equipada para tales intervenciones y cabe temer que un país en crisis se vea obligado a pedir ayuda al FMI, que dispone de instrumentos probados y goza de la reputación necesaria. El coste, claro está, para la zona euro sería grande en términos de credibilidad económica y política. ¿Cabe otra solución? El problema es que la zona euro se ha dotado de una gobernanza para los tiempos de bonanza y ha contado con la potencia de sus dispositivos de prevención para conjurar las crisis. Hasta ahora, los países europeos han rechazado crear una institución común para los tiempos de crisis. Harían bien en reflexionar sobre el asunto. Quizá sea demasiado tarde para hoy, pero no para mañana o pasado mañana.

Jean Pisani-Ferry. Economista, director del Instituto Bruegel.

Traducción: Juan Gabriel López Guix.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: