Reggio’s Weblog

Tras el derrumbe de la EPA, el del PIB, de Fernando González Urbaneja en Estrella Digital

Posted in Economía by reggio on 24 enero, 2009

El pasado trimestre, cuarto del 2008, puede ser calificado como “una pesadilla” desde el punto de vista económico. Los datos son desoladores, solo faltan los avances de PIB que publicarán en breve el banco de España primero y el INE después. Será un dato negativo, peor que los anunciados hasta ahora. En un trimestre los parados aumentaron en 600.000 (el 3% de los ocupados se fueron a la calle en tan corto período de tiempo) y los ocupados cayeron en casi medio millón de personas.

Con este último dato, medio millón de menos nóminas en 90 días puede que hasta las alicaídas cifras de consumo privado a fin de año parezcan ahora deseables para el futuro. Los datos de la EPA son peores aún de los temidos. Y lo peor es que la tendencia es a la baja. Los datos de la encuesta se refieren a la media del trimestre, recogen los resultados de 65.000 entrevistas en unidades familiares (180.000 personas) realizadas en persona y por teléfono con un cuestionario amplio completado por expertos.

Por tanto los datos son muy fiables y son coherentes con los de registros obtenidos por otros procedimientos. Pero la EPA se refiere a la media del trimestre, por tanto apenas recoge la tendencia de diciembre que sabemos que fue mala. En breve empezarán a recogerse los datos del primer trimestre de este año y no hay ninguna indicación objetiva de que vaya a cambiar la tendencia. Lo lógico es que se agrave.

La última EPA pone de relieve que la pérdida de empleo se produce fundamentalmente en la contratación temporal, por vencimiento de contratos en la mayor parte de los casos. Más de 400.000 contratos temporales han concluido durante el trimestre y se llevan buena parte del coste de la factura de la pérdida de actividad.

Otro dato a tener en cuenta hace referencia a la población no española: significa el 15% del total de ocupados (2,9 millones sobre casi 20) pero el 24% de los parados (780.000 de los 3,2 millones de parados). Algo para analizar más a fondo hasta proponer políticas de respuesta.

El derrumbe del empleo (mucho más paro y menos ocupación) es de suficiente rango como para que en los despachos oficiales (y en los de las fuerzas sociales) se enciendan las luces rojas y procedan a la adopción de medidas y estrategias que pongan el empleo en primer término de sus preocupaciones y ocupaciones.

El gobierno está desbordado, lleva ya meses sobrepasados por la realidad; todos los comentarios sobre previsiones de empleo del ministro, del vicepresidente, del presidente estaban obsoletos en el mismo momento en que los formulaban. Y cuando empiezan a reconocer que la situación es complicada vuelven a errar en las apreciaciones. No es probable que quienes se equivocan con tanto tesón sean capaces de corregir la tendencia. Todos tenemos un problema con la situación y con quienes tienen la responsabilidad de rectificar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: