Reggio’s Weblog

Suerte, Mr. President, de Miquel Roca i Junyent en La Vanguardia

Posted in Internacional, Política by reggio on 20 enero, 2009

Necesitamos que Obama tenga éxito. Se lo deseamos, para él y para los estadounidenses, pero, desde Europa, nuestra esperanza en su gestión es -casi- nuestra última esperanza. En un mundo atormentado por una crisis sin precedentes y en un clima tenso y conflictivo, necesitamos que Obama pueda constituirse en una referencia solvente y sólida, capaz de proyectar al mundo una confianza sobre su propio futuro. Lo necesitamos, lo deseamos; nos angustia pensar que esto no fuera así.

Pero, no nos confundamos: Obama será el presidente de EE. UU., que pensará en EE. UU., con un estilo propio de EE. UU. e intentará satisfacer a los ciudadanos de EE. UU. En Europa da la sensación que se espera de Obama que actúe como si fuera europeo. Y no lo es, ni lo quiere ser. Es a nosotros, europeos, a los que nos corresponde comprender y aceptar que la política de la UE deberá acercarse a la de EE. UU. si queremos ser algo en el mundo.

Será más fácil entenderse con Obama que con Bush; es cierto. Pero el esfuerzo de este entendimiento deberá descansar, principalmente, en nosotros. La crítica de Bush era tan fácil y justificada que nos podía dar la sensación de que, ahora con Obama, todo será más fácil. Y lo será, siempre que desde Europa se acepte que el entendimiento supone aproximarnos a posiciones estadounidenses que Obama defenderá con el mismo entusiasmo que Bush, con otro estilo, pero con igual firmeza.

Europa y España deberán cambiar. Hasta ahora podían disimular cierto antiamericanismo en un fácil antibushismo. Ahora esto ya no valdrá y deberemos empezar a explicar a nuestros conciudadanos que determinadas posiciones en política exterior ya no valen; que no sirven, que nos aíslan y, sobre todo, que nos alejan de la esperanza que Obama representa. ¡Contra Bush vivíamos mejor! Pues, ahora, con Obama descubriremos que el antiamericanismo visceral, primario, inconsistente y frívolo no sirve para nada. Bueno, sí; sirve para alejarnos del horizonte de recuperación de la crisis económica, de la deseada distensión internacional y de la interlocución imprescindible en un mundo globalizado.

La excusa de Bush se ha acabado. La era de Obama nos exige volver a ser amigos de EE.UU. ¡Buena suerte, Mr. President!

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: