Reggio’s Weblog

Trabajar para Obama, de Francesc-Marc Álvaro en La Vanguardia

Posted in Política by reggio on 16 enero, 2009

Mucho más que hacer de único vigilante y cuidador de una isla paradisiaca en las antípodas, lo que a la gente le pone de verdad es ir a trabajar para Barack Obama, que el próximo martes jurará el cargo de presidente de Estados Unidos. A finales de diciembre, ya se habían inscrito más de 300.000 personas para ocupar alguno de los 8.000 puestos de trabajo que dependerán de la nueva administración y que cesarán cuando el inquilino de la Casa Blanca concluya su etapa. En su día, Bill Clinton recibió 125.000 solicitudes y George W. Bush tan sólo 44.000, lo cual señala la gran popularidad de que goza el nuevo líder mundial. Los que pretenden lograr una colocación a las órdenes de Obama deben rellenar un cuestionario con más de sesenta preguntas que -como es de prever- abordan hasta los detalles más nimios de la vida de cualquier hijo de vecino. Dicen los que saben de qué va el asunto que las probabilidades de acceder al nuevo Camelot mediante esta vía son más que remotas, así que tampoco hay que hacerse muchas ilusiones.

No consta que aquí, ni en tiempos de líderes de peso como Felipe González y Jordi Pujol, la fiebre por tomar parte en la gran historia del momento fuera tan alta. En nuestros pagos, los resabios antipolíticos y la tradición cerril pesan mucho, yni tan sólo las liturgias del poder son comparables a las del otro lado del Atlántico. Por ejemplo, aquí, cuando el presidente de la Generalitat entra o sale de una rueda de prensa, los periodistas no hacen ningún gesto de respeto hacia la máxima autoridad democrática. Es penoso. Este tipo de cosas conforman la calidad de una cultura política. Ni las autoridades ni los ciudadanos se sienten obligados por las formas y, entonces, es normal que la vida imite al programa Polònia y no al revés. El relajamiento general se produce por ambas partes, todo hay que decirlo, y no se reduce a ir sin corbata. Durante años, Jordi Pujol se permitía repetir aquello tan poco presentable de “avui, no toca“, cuando no quería responder a un periodista. Aquella actitud, al final, se aceptó como normal, algo que en Estados Unidos no se toleraría. Hoy por hoy, en Catalunya y en toda España, son docenas los personajes que van más allá del avui, no toca y que se limitan a leer una declaración sin aceptar ni una sola cuestión. Después del portero del Espanyol, la última en hacer esta performance (¡cómo me gusta esta palabra!) ha sido Dolors Camats, la portavoz de Iniciativa, un partido que, siendo oposición, reclamaba más transparencia y más cercanía. Seguro que prohibir preguntas se trata de una opción “ética”, y el que diga lo contrario es que participa en una terrible conspiración. Lo mejor de ir a trabajar para Obama es como lo del chiste aquel: poder contarlo después con todo lujo de detalles, sobre todo a los nietos, poniendo incluso un poco de salsa para mejorar el recuerdo.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: