Reggio’s Weblog

La crisis deja una deuda de 48.000 millones de euros a las próximas generaciones, de Carlos Sánchez en El Confidencial

Posted in Economía by reggio on 13 enero, 2009

El abultado déficit presupuestario -cerca de un 3,5% del PIB en 2008 para el conjunto de las Administraciones Públicas- va a dejar un auténtico ‘roto’ en el bolsillo de los españoles. Pero no sólo en los coetáneos, sino también en sus descendientes. Hasta el pasado 23 de diciembre, es decir, apenas una semana antes de que acabara el año pasado, el endeudamiento neto del Estado creció en 48.244 millones de euros respecto del año anterior. Y a esta cantidad hay que sumar las cifras que aporten las comunidades autónomas, los ayuntamientos y las empresas públicas.

Eso significa que cada uno de los 46 millones largos de españoles tiene que sumar unos 1.000 euros adicionales a sus deudas particulares. Ese dinero se destinará a pagar los compromisos de pago adquiridos por el Estado a lo largo del año pasado. En particular, para sufragar el desequilibrio entre ingresos y pagos. Dicho en otros términos, cada trabajador recibió 400 euros del Estado en la célebre paga aprobada antes de las elecciones generales, pero tendrá que devolver algo más de 1.000 para financiar esa cantidad y otros gastos en los que ha incurrido el Estado desde entonces.

Los datos del Tesoro Público indican, en concreto, que el Estado se vio en la obligación de emitir en 2008 algo más de 113.000 millones de euros, a los que hay que restar amortizaciones por valor de 64.953 millones. Esto significa que la deuda viva del Estado en circulación -lo que realmente todavía tiene que devolver a quienes compraron títulos públicos- rozará por primera vez los 350.000 millones de euros. Hasta el pasado 30 de noviembre, la cifra ascendía a 345.110 millones, pero en diciembre el Tesoro ha sido especialmente activo a la hora de intervenir en los mercados financieros en busca de dinero.

Para hacerse una idea de lo rápido que se han deteriorado las cuentas públicas hay que tener en cuenta que hasta el mes de abril del pasado año, la financiación neta del Estado -saldo entre emisiones y amortizaciones- era negativa, lo que significa que el endeudamiento iba decreciendo respecto del Producto Interior Bruto (PIB). Sin embargo, a partir de la primavera se produjo un brusco cambio de tendencia que finalmente ha acabado con una deuda del Estado -sin contar el resto de las Administraciones Públicas- equivalente al 32% del PIB. En concreto, rondará los 320.000 millones de euros. Y es que hay que tener en cuenta que no todo el endeudamiento contabiliza a efectos del Protocolo de déficit excesivo.

Emisiones a corto y largo

Los datos del Tesoro indican que las dos terceras partes de esas emisiones se realizaron mediante la puesta en circulación de títulos a medio y largo plazo (bonos y obligaciones), y el resto a corto plazo (letras). En términos absolutos, la deuda pública ha crecido de una forma intensa en los últimos veinte años. Hasta el punto de que en 1987 se situaba en 87.009 millones, cuatro veces menos que actualmente. En términos relativos, sin embargo, España continúa siendo una de las naciones europeas con menor endeudamiento público, un 36,2% en 2007, muy por debajo del 67,6% alcanzado en 1996, año que significó un cambio de tendencia que se aceleraría con la posterior entrada de España en la unión monetaria y el saneamiento de las cuentas públicas.

El tipo medio de la deuda que se ve obligado el Estado a pagar por captar ahorro entre los inversores se situó en noviembre en el 4,40%, ligeramente por debajo del 4,53% registrado un año antes. La rentabilidad de las obligaciones a 10 años se situaba en el 4,79% en noviembre para el conjunto de la deuda, si bien la de las nuevas emisiones se sitúa un punto por debajo.

La vida media de las emisiones del Tesoro se situó en 2008 en 6,62 años, en línea con lo que ha sucedido en los últimos ejercicios, pero muy por encima de los registros de los años 90, cuando apenas se esperaban los tres años como media. Esto significa un desahogo para el Tesoro a la hora de articular su calendario de emisiones, que en 2009 será especialmente intenso al calor del empeoramiento del déficit público. Tanto en España como en la UE, lo que obligará al Tesoro a elevar las rentabilidades para hacer más atractivas sus emisiones.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: