Reggio’s Weblog

Sarkozy en el Oriente Medio: frente a la impotencia que él mismo ha legitimado, de Pierre Barbancey en l’Humanité

Posted in Internacional, Política by reggio on 8 enero, 2009

Original francés artículo : Sarkozy au Proche-orient : face à l’impuissance qu’il a lui même légitimée

Translated mardi 6 janvier 2009, par Vivian Olivera

El presidente francés llegará hoy a la región buscando « los caminos de la paz » balizados por los tanques israelíes.

Equipados con anteojos de visión nocturna y con el rostro cubierto de pintura de camuflaje, los soldados israelíes entraron en la Franja de Gaza el sábado por la noche, mientras que la aviación, en acción desde hace una semana, continuaba sus mortíferos ataques. Se trata de la más amplia operación llevada a cabo en la Franja de Gaza en cuarenta años.

En una intervención televisada, el ministro de defensa, Ehud Barak, explicó : “No será fácil. No quiero engañar a nadie.” Un vocero de la fuerza armada de Hamas, las brigadas Al Kassam, avisó que los soldados israelíes corrían el riesgo de muerte o captura. “El enemigo sionista debe saber que va a perder la batalla de Gaza”, advirtió Abou Oubaida. Mientras tanto, en la ONU, se presencia una versión similar a la del verano de 2006 (la guerra de Israel contra el Líbano). El consejo de seguridad, con Francia en la presidencia actualmente, convocado de urgencia el sábado en la noche, concluyó de nuevo sin adoptar la más mínima resolución, dejándole el camino libre a Israel.

Aunque habitualmente actúa como el rey de la comunicación, Nicolas Sarkozy se muestra muy discreto en estos últimos días. La ofensiva terrestre que Israel desencadenó el sábado en la noche sólo resulta una mortificación para él. Su entrevista el jueves con la ministra de relaciones exteriores, Tzipi Livni, no sirvió para nada. Tel Aviv continua burlándose de comunidad internacional.

Es cierto que Francia condena la entrada de las tropas israelíes en la Franja de Gaza “que ha complicado los esfuerzos de la comunidad internacional”, pero al mismo tiempo se siente en la obligación de denunciar “el continúo lanzamiento de cohetes”. Y los carros blindados israelíes siguen avanzando más aún cuando el Consejo de seguridad de la ONU se beneficia con la posibilidad omnipresente del veto estadounidense y de la falta de coraje de sus miembros permanentes.

De manera extraña, en el entorno del jefe de Estado, se anuncia que la entrada de las tropas israelíes en Gaza, “no cambia para nada” el programa del presidente.

¿Qué va a hacer Sarkozy ? Continuar con lo que el Eliseo llama « consultas », pero sin aclarar el plan que pretende llevar a cabo. Su tendencia a querer jugar un papel internacional está claro. Sin embargo, el hecho de que él ya no representa a Europa desde el primero de enero, lo obliga a retraerse. Además, su desplazamiento ocurre paralelamente a otra misión diplomática europea, dirigida por el ministro checo de relaciones extranjeras, cuyo país tomó la presidencia de la Unión Europea el primero de enero. Sarkozy , que definió el lugar de Francia en el marco de la estrategia usamericana (refuerzo de tropas en Afganistán, acercamiento con Israel…), sirve de pequeño telegrafista donde quiera que Washington tenga que ir a regañadientes.

En ese campo, la República checa puede suplantarlo, pues después de todo, ¡ella considera la operación terrestre israelí como una “ acción defensiva y no, ofensiva” ! No obstante, como prueba de que las movilizaciones intensas de la opinión pública europea son importantes y necesarias, numerosas cancillerías se apartaron de esta posición, forzando Praga a mostrar un poco más de moderación en un segundo comunicado.

Oficialmente, Nicolas Sarkozy quiere defender la “tregua humanitaria” propuesta por los ministros europeos. París desea que este cese al fuego “permita entonces que se extienda y que la población de Gaza tenga acceso a los productos básicos.”, según las precisiones del vocero del ministro de relaciones extranjeras. Existe un problema : Israel ya rechazó tal cese al fuego, pues “la situación humanitaria en la Franja de Gaza está exactamente como deber estar”.

En su búsqueda de los « caminos de la paz », Nicolas Sarkozy pretende conseguir el apoyo de Egipto, primer etapa de su gira, y de su homólogo Hosni Moubarak, con quien preside conjuntamente la Unión por el Mediterráneo (UPM). Aunque esta última no tiene como prioridad la misión de devenir partícipe ex oficio en la búsqueda de la paz, ella en cambio representa una ventaja para el presidente francés, pues le brinda un marco de intervención.

Nicolas Sarkozy se reunirá también con el presidente de la autoridad palestina Mahmoud Abbas en Ramallah, Cisjordania y con el Primer ministro israelí Ehoud Olmert en Jerusalem. El martes, visitará a su homólogo sirio Bachar el-Assad en Siria antes de viajar a Beirut donde se reunirá particularmente con el presidente libanés Michel Sleimane y el Primer ministro Fouad Siniora. En la tarde, dirigirá una alocución a los militares franceses en un campo militar situado en el Líbano, como ya estaba previsto hace tiempo, antes de que este recorrido se transformara en una gira diplomática.

Como señal de las dificultades de la operación eliseana, el primer ministro François Fillon, a menudo ausente en la escena internacional, creyó oportuno prevenir que : « Es una misión muy difícil la que va a cumplir el presidente. Hay que dejarle el encargo de escuchar a todo el mundo”.

Si esta misión resulta difícil es porque primero que nada Paris apoya a Tel Aviv sin reservas y no puede negarle nada a los « amigos israelíes ». Una prueba de esto lo constituye la increíble declaración israelí que barrió con el dorso de la mano la propuesta francesa, apoyada por la Unión Europea, de un cese al fuego. Francia y la Unión Europea rechazan cualquier medida coercitiva en contra de Israel, ni suspensión de acuerdos comerciales y mucho menos sanciones. Al contrario, la política de la Unión Europea se traduce en un aumento de las relaciones con Israel. En estas condiciones, el margen de maniobra no es sólo estrecho, es practicamente inexistente.

Par que se produzca un verdadero cese al fuego, se necesita un compromiso de ambas partes. No más disparos de cohetes por parte de las organizaciones palestinas, claro está, pero sobre todo, un alto total a las incursiones y los bombardeos israelíes junto con un levantamiento del bloqueo. Sin estas condiciones, no se puede esperar nada. Los disparos de cohetes no son más que una consecuencia del estrangulamiento de un territorio y de la continua ocupación.

Mientras que la ocupación continúe, ningún Palestino se alzará contra lo que representa un reflejo de supervivencia, aun cuando no produzca resultados en términos políticos. Si la Unión Europea desea de verdad resolver políticamente (y no sólo en el plano humanitario) el problema, no puede esquivar esta cuestión. Deberá mostrar coraje incluyendo por ejemplo en la agenda de la ONU el envío de los cascos azules. ¿Si se puede en el sur del Líbano por qué no hacerlo en Israel ? Sin esto, todo será una agitación diplomática en el mejor de los casos, y en el peor de los casos un cheque en blanco ofrecido a Tel Aviv para que prosiga con su trabajo sangriento.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: