Reggio’s Weblog

La lógica, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Política by reggio on 8 enero, 2009

ASUNTOS INTERNOS

ETA es una organización terrorista. Hamas también, según las listas internacionales. ETA ha declarado la guerra a España. Hamas ha declarado la guerra a Israel. ETA busca la destrucción del Estado. Hamas quiere echar a Israel al mar. ETA lanza coches bomba contra los españoles de forma indiscriminada. Hamas lanza cohetes contra los pueblos israelíes. ETA se esconde entre los ciudadanos de algunos pueblos del País Vasco. Hamas se confunde con la población de Gaza. Israel es una democracia. España también. Ambos estados mantienen un combate contra el terrorismo. Pero al Gobierno español nunca se le ha ocurrido poner una frontera para cerrar la comarca del Gohierri -donde más respaldo tiene ETA- ni bombardear las casas de los etarras.

No es lo mismo. Claro que no es lo mismo. Sobre todo porque los palestinos que apoyan a Hamas son unos pobres desgraciados dejados de la mano de su dios, que es Alá, y los que respaldan a ETA comen, beben y viven como Dios. Pero si aplicáramos a rajatabla la lógica israelí, las organizaciones terroristas deben ser combatidas a bomba limpia contra todo lo que se mueva. Es una opción y mucha gente estará de acuerdo, pero la reciente experiencia de la guerra de Bush no se puede considerar precisamente un éxito en ese sentido.

Hay mucha gente preocupada estos días por defender a Israel de su propia barbarie, debido a que la opinión pública occidental se ha puesto del lado de los niños palestinos que mueren bajo las bombas israelíes. No sé para qué quiere Israel la simpatía de la opinión pública. Ya tiene a los gobiernos más poderosos del mundo que le dejan hacer lo que quiera. Sin embargo, se buscan argumentos para defender la posición israelí. El último es que el Ejército avisa por teléfono a los ciudadanos de Gaza antes de lanzar las bombas para que salgan de sus casas. ¿Y a dónde se supone que pueden ir, a casa de un vecino para morir en compañía? ¿Quizá a refugiarse bajo bandera de la ONU en una escuela?

El pueblo judío es admirable por muchas razones. No sólo ha logrado sobreponerse y sobrevivir a progomos y holocaustos, sino que ha sido capaz de convertir en un vergel el trozo de tierra palestina que le entregó la ONU en el año 48. Son gente de fe -el pueblo elegido de Dios- y un país próspero en mitad de un desierto de pobreza y miseria. La tierra de Gaza y la de Israel es la misma. Pero mientras los israelíes tienen verdes praderas, los palestinos viven sobre un muladar de lodo y piedras.

Los israelíes hablan de Salomón como si fuera su abuelo y se hubiera muerto hace diez años. Se sienten de verdad descendientes de David. Quién sabe si el sufrimiento histórico les ha anestesiado frente al dolor de los que no provienen de su estirpe y por eso no hay voces que desde el interior clamen contra la matanza de niños. Y en cuanto a las consideraciones geoestratégicas, ¿en aplicación de qué norma de Derecho Internacional mantienen encerrados a cal y canto a más de un millón de personas sin dejar pasar alimentos ni medicinas?

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Adela Braña Cantón said, on 8 enero, 2009 at 7:55 pm

    Gracias, es la primera vez que logro encontrar una voz para esta simple LÓGICA entre toda la turbamulta de tertulias y comentarismos “más vendidos del mercado”…

    Favoritismos de unos u otro signos aparte, hay ecuaciones que una mínima decencia intelectual exigiría no se perdieran de vista. ¡¡Gracias, otra vez más!!, por confirmar que alguna ínfima minoría no nos hemos hundido en el simple absurdo cuando sentimos HORROR de sólo ver alrededor sectarismo de cualquier color a la hora de contemplar esta espiral de barbaries…

    Cuando el 11-M, tanto nos daría si en aquella cadena de bombazos intervenían más o menos asesinos ni si dejaban ‘tres horas de pausa’ en medio… Aquí ahora, los azules venden lo ‘MÁS humanitario’ de dejar 180 minutos para que crucen la frontera de Gaza nosequién y rojeras alardean de pedir que no mandemos al Afganistán MÁS tropas de las que ya tenemos matando y muriendo allá….

    Además todos callan que seguimos defendiendo el norte de Israel con otras tropas de FINUL (que se despliega interpuesto en la frontera mas ocupando solo tierra libanesa) para que los de Olmert puedan tener todo su ‘Tsahal’ libre de tal tarea y destinado a las faenas en la Franja. ¡Mas desde hoy nos avisan de que Israel también dispara cohetes por sobre las mismas cabezas de nuestras ‘Fuerzas Armadas de PAZ’ hacia ese norte!

    Véase “Razonando, antes de apasionar, sobre ‘SOLUCIONES FINALES’ hoy en Gaza” [29-12-2008] o/y ‘¿Por qué cubrimos la espalda en Líbano al terrorismo preventivo que masacra hoy su sitiada Gaza?’ [7-01-2009] en http://redforma.zoomblog.com/

  2. lullius said, on 10 enero, 2009 at 2:00 am

    Ni expulsados, ni masacrados, ni segregados. Los palestinos abandonaron o vendieron sus tierras en su mayoría, y nunca tuvieron un Estado propio. Cuando se les ofreció, el Corán (sura 5:51) pudo más que el derecho a la autodeterminación, por lo que decidieron no admitir ningún pacto que legitimase a lo que ellos llaman “la Entidad Sionista”. En señal de solidaridad, los países árabes del entorno los desprecian, salvo cuando conviene que sean mártires de la bestia judía. Sin embargo, muchos de ellos se han integrado en el Estado racista de Israel como ciudadanos de pleno derecho.

    Gaza, por lo demás, es plaza sitiada, y si Palestina ha perdido tierra ha sido a causa de las constantes e insensatas guerras y agresiones promovidas contra su vecino para mayor gloria de Allah. Gran parte de los palestinos adquirieron su condición de refugiados a causa de la guerra declarada a Israel el día siguiente al de su fundación. Si la mantienen es en gran medida por voluntad de esos Estados agresores y suya propia como cuña antisemita de aquéllos.

    Ahora bien, ¿hubo abusos y confiscaciones? Indudablemente, aunque no pueda hablarse de robo sin Estado que garantice la propiedad como derecho derivado de un justo título. La máxima “la propiedad es el robo”, lema de izquierdas por cierto, es hasta cierto punto correcta. Toda propiedad sobre lo no producido o extraído por uno es en primer lugar usurpada, ya que no existe un derecho natural a ser propietario de algo cuya existencia no se deba a nosotros. Sí, en cambio, a ser compensado en caso de desposesión.

    Partamos de la base de que Israel ha desposeído injustamente a algunos palestinos de sus tierras. Si estas tierras le son disputadas a Israel por la fuerza de las armas y vence, las adquiere por derecho de conquista, al no estar integradas previamente en ningún Estado internacionalmente reconocido.

    Y, en fin, tampoco podemos ignorar que los sucesivos gobiernos judíos han hecho concesiones de tierras sin estar a ello obligados, tomándolas como valor de negociación frente a una tribu que, desde la inferioridad moral y militar, le negaba su derecho a existir como Estado. Algo nunca visto.

    Hablar de resistencia sin invasión, pues no hay invasión sin Estado que pueda ser invadido, es la verdadera falacia. Seguro que también somos capaces de establecer una diferencia entre un terrorista y un invasor, o entre la lucha política por el cambio de gobierno y la lucha anarquista o fascista por la destrucción de un Estado.

    Es una avilantez limitarse al recuento de muertos, confundir superioridad técnica con maldad y comparar el “fanatismo” de unos y otros desde la equidistancia. Y es igualmente indigno colocar en la misma balanza al pseudoterrorismo (en realidad, legítimo ejercicio de la soberanía) y al terrorismo a secas; a los daños colaterales que derivan de la estrategia militar y a los intencionales motivados por el odio religioso y étnico.

    El de Hamas es un gobierno terrorista para los propios palestinos. Para Israel es también una amenaza invasora. Hamas no es un criminal al que Israel deba apresar y juzgar, sino un enemigo al que ha de aniquilar.

    No es digno de elogio este “ponerse en el lugar del otro”. Si fuéramos palestinos y, además, medianamente inteligentes, odiaríamos a Hamas en lugar de jalearlo con una indignación mujeril e irresponsable.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: