Reggio’s Weblog

Baltasar, rey mago, de David Torres en El Mundo

Posted in Internacional, Política by reggio on 31 diciembre, 2008

A DIESTRA Y SINIESTRA

Barack Obama ha sido nombrado por unanimidad hombre del año 2008. Nadie -excepto quizá yo- duda de la aptitud del nuevo presidente electo para ese título. La decisión estuvo muy reñida entre Obama y Soseki, el gato de Dragó, cuya trágica muerte llevó a su dueño a dejar de hablar de sí mismo durante al menos cinco o seis días, algo inusitadamente raro, como si Santa Claus llegara tarde a su cita con el abeto. Finalmente, la condición felina privó a Soseki de disputar la gran final por el título.

Pero, hablando de Santa Claus, Obama no le va muy lejos en cuanto a condición mitológica. Carga con su negritud y con la ilusión del mundo entero del mismo modo que el rey Baltasar carga con su pintura y su saco de regalos. Quiero decir que es negro, sí, pero poco, igual que Larry Holmes dejó de serlo cuando ganó el título de los pesos pesados. Ser negro es fundamentalmente ser pobre y Obama está tan lejos de la pobreza como de la clase media. Si en algún momento de su vida el presidente ha rozado algo remotamente parecido a la inquietud por el pan de mañana, eso es algo que va a olvidársele en cuanto pise los escalones de la Casa Blanca.

El saco de ilusión con el que ha sido bendecido no es responsabilidad directa suya, sino de Bush, un hombre cuyos mejores esfuerzos han estado dedicados casi exclusivamente a conseguir que el odio universal por los Estados Unidos dejase de habitar en los áridos terrenos de la paranoia. Después de ocho años de cardar cebollinos, los demócratas, seguros de su victoria, vacilaron entre poner al frente de sus filas a un negro o a una mujer. De hecho, podían haber elegido también a un chicano, un chino, un parapléjico o Soseki. Hasta McCain, el candidato republicano, intentó apartarse de la herencia de Bush como el que se limpia una boñiga del zapato. Las auténticas elecciones se jugaron mucho antes entre Obama y Hillary, y si no fuese por la suficiencia con que la señora Clinton trató a su adversario probablemente hoy estaríamos hablando de que el hombre del año es, por primera vez, una mujer.

Con los mismos méritos que Obama, es decir, ninguno. Porque, vamos a ver, ¿qué ha hecho este hombre hasta ahora aparte de conseguir que sus compatriotas le voten en masa para evitar que el tufo del gabinete Bush siga infectando el Capitolio? En términos metafísicos, nada en absoluto, es verdad, pero precisamente por eso es perfecto. Lo que fascina a hombres, mujeres, niños -e incluso a Zapatero- de Obama es que su destino está escrito en primera persona del futuro. La promesa de un mundo mejor. No importa que siga tumbado a la bartola mientras Israel devora Gaza y la economía se va a hacer gárgaras. Es el superhéroe con el que todos sueñan, Baltasar, el rey mago, el favorito de los niños.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: