Reggio’s Weblog

Contra el paro, microempresa, de Salvador del Rey Guanter en La Vanguardia

Posted in Derechos, Laboral by reggio on 24 diciembre, 2008

TRIBUNA

En los últimos tiempos y tras un elevado número de procesos de reestructuración en grandes empresas, parece que existe un consenso amplio sobre dónde puede estar la fuente principal y casi única de regeneración de un mercado de trabajo en caída libre: la creación de nuevos nichos de empleo por trabajadores autónomos y microempresarios. Un marco jurídico adecuado para microempresas va a ser crítico para la recuperación del mercado laboral y de la competitividad.

Esta certidumbre aún no se ha plasmado en una respuesta legislativa mínimamente integrada -como hubiera podido hacerse si se hubiera desarrollado un Estatuto de la Microempresa- que promocione, con medidas sistemáticas, la actividad del emprendedor que, sólo o con un número reducido de trabajadores, decide embarcarse en un proyecto empresarial o bien que está consolidándolo.

Desde 2007 contamos con un Estatuto del Trabajo Autónomo, pero básicamente se está tutelando al sujeto desde su perspectiva de empleado y no por su papel potencial como empleador. La referencia que hace de la promoción de la actividad del emprendedor, en términos muy generales, necesita de un desarrollo normativo posterior, que precisamente creemos que podría plasmarse en un Estatuto de la Microempresa.

En él podrían recogerse todas las medidas, ahora dispersas, de carácter administrativo, mercantil, fiscal, laboral y financiero que establezcan de forma clara el marco jurídico para su potenciación. Entre las medidas más importantes, destacan las laborales. Nuestra regulación del marco laboral se ha mantenido muy uniforme en su aplicación a las empresas, con independencia de su dimensión. Sin embargo, como muestra la experiencia de países como Alemania, el lanzamiento de nuevas iniciativas empresariales y la consolidación de empresas de tamaño micro requiere gran flexibilidad.

Por supuesto, hay derechos fundamentales de la persona que no pueden conocer excepción y hay límites genéricos contenidos en la norma estatal que también han de aplicarse a la microempresa. Sin embargo, tanto en ella como, sobre todo, en convenios colectivos sectoriales, existen múltiples normas que deberían ser ajustadas, al menos en los primeros años de actividad empresarial.

Materias como contratación, modificación de las condiciones de trabajo, movilidad funcional, ajustes de jornada o despido deberían recibir una especial atención de adaptación para que el emprendedor se anime a embarcarse en su proyecto y esté motivado a consolidarlo. En particular deberían arbitrarse mecanismos específicos para que, manteniendo la mínima protección necesaria, el despido y contratación tengan las menores trabas y costes posibles.

Salvador del Rey Guanter. Catedrático de Derecho del Trabajo y la S. S.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: