Reggio’s Weblog

Sindicatos, de Xavier Bru de Sala en La Vanguardia

Posted in Derechos, Laboral by reggio on 22 diciembre, 2008

A mayor responsabilidad y prudencia gubernamental, más tendencia sindical al griterío primario, que satisface los instintos de rebeldía pero contribuye a agravar la situación. El paro, además de injusto y dramático, es consecuencia de una situación que los trabajadores no han propiciado. A nadie se le ocurre echar las culpas de la crisis a la acción sindical, pues nada hay más alejado del capital financiero -en el epicentro de todos los terremotos- que CC. OO., UGT y sus homólogos en los países desarrollados. Incluso puede decirse de los sindicatos españoles, a diferencia por ejemplo de los franceses, que no se han movilizado contra la modernización de la economía ni en defensa de los privilegios de unos trabajadores a costa de todos los demás.

Concluido el reconocimiento, y antes de pasar a mayores, dos parabienes. El primero, europeo, porque el Parlamento ha tumbado la iniciativa de las sesenta y cinco horas. Segundo, por el Pacte Nacional per a la Immigració, que deja encauzado el tema, mucho más candente a medida que se reduce la demanda de puestos de trabajo, por acuerdo entre la consellera Capdevila, los agentes sociales y el casi habitual cuatripartito.

Es obvio que los sindicatos representan una función primordial en esta profunda crisis, y más en una economía productiva y de servicios como la catalana. Es primordial no coger fama de país especialmente conflictivo. Al contrario, la flexibilidad y la negociación deberían ser normas básicas, a pesar de las innumerables tensiones generadas por las dificultades de las empresas (que en la inmensa mayoría de los casos son debidas, no a una mala gestión sino a la contracción de la demanda). Si los sindicatos no son responsables, tampoco suelen serlo las empresas, por lo que procede repartir las cargas, so pena de agravar aún más la situación hasta provocar el cierre o el traslado a otros países con menores costes laborales. El objetivo primordial común, o en cualquier caso el sindical, es que las empresas no cierren o no se desplacen, porque entonces la pérdida de puestos de trabajo es total. Ante esta perspectiva, y a partir del mencionado reparto de cargas, no pocos sacrificios parciales son lo más recomendable.

No así las amenazas, como la lanzada por Josep Maria Álvarez a Sony, en el sentido de un boicot a los productos de la marca. El boicot conllevaría el cierre total de la factoría que se pretende salvar. Al contrario, los sindicatos deberían ofrecerse a favorecer la compra de productos fabricados aquí, por el beneficio que conlleva en mantenimiento de puestos de trabajo.

Mientras IU deriva hacia la aventura, mientras la división de CC. OO. conlleva riesgo de escorar hacia la demagogia populista, no se ha oído una palabra de pacto para aumentar la productividad.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: