Reggio’s Weblog

¿Ayudas?, de Manuel Hidalgo en El Mundo

Posted in Derechos, Política by reggio on 20 diciembre, 2008

SABATINA SABATICA

A los que importan, a los que exportan, a los que venden, a los que compran, a los que alquilan esto o lo otro, a los que amplían y a los que reducen, a los que se equipan con tal o con cual material, a los que contratan a esta clase de trabajadores o a esta otra, a los ganaderos, a los agricultores, a estos comerciantes o a aquellos otros, a los que conservan, a los que restauran, a los que invierten en tal cosa, a los emprendedores que quieren montar una tienda o una empresa pequeña, mediana o grande, a los de aquí y a los de más allá, el Estado les ayuda y les subvenciona. Basta ver las webs de ministerios, comunidades autónomas y ayuntamientos: miles de posibilidades de ser auxiliado por el dinero público para fines privados.

Hay becas, bolsas e infinidad de socorros financieros. Hay un lógico sistema de licencias, adjudicaciones, patrocinios, concesiones, concertaciones y exenciones de impuestos que supone la concurrencia del dinero público en la posibilidad de efectuar un negocio o llevar a cabo un propósito particular. Y de todo ello, de todo lo que implica a millones de ciudadanos en su beneficio, de lo único que se habla con mala prensa y mala leche es del apoyo del Estado al cine español, una parte ridícula del total de ayudas que el Estado dispensa.

La imagen de España, la marca España, se sustenta hoy en el mundo con el Deporte, el Jamón, la Gastronomía, el Sol (Turismo), el Flamenco y la Cultura, y, dentro de la Cultura, con el Cine, justamente por ser el arte de la imagen y por su carácter popular.

No se sabe dónde están los periodistas, los químicos, los ingenieros, los médicos, los abogados o cualesquiera otros profesionales de Nobel o fama mundial, dónde los fabricantes de coches, electrodomésticos y mil productos de tecnología que tengan patente y fabricación españolas y sirvan para crear imagen y marca de España en el extranjero. En ninguna parte, no existen. Somos un país de servicios que se lleva el aire.

Pero la inquina de los que trabajan y reciben ayuda en todos estos sectores -con nulo brillo visible en el exterior- se la lleva el cine español. Si todo el dinero que el Estado destina al cine español fuera a parar -que ni es ni debe ser- a una película de Pedro Almodóvar, aparte de que supondría menos dinero del que ha costado la última de James Bond, haría más por la imagen de España en el mundo que todo lo que se destina a mil actividades subvencionadas.

Ayer ví en los foros una reacción endiablada al anuncio de las candidaturas de los Goya, todo con la vieja monserga de la subvención, el amiguismo y el politiqueo. ¡El cine español no tiene subvenciones directas anticipadas! Del ladrido a Barceló a esto, no hay caso igual en país ninguno. Y quieren gratis por internet -y sin SGAE- las películas y la música. ¡Y yo la ropa, la comida, el loro, el café, el mueble, el periódico, el coche, el informe, el diagnóstico, el empaste, el arreglo, el proyecto o el mismo ordenador que vendéis tu padre o tú! ¡Al paro íbais a ir (subvencionado, como debe ser)!

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: