Reggio’s Weblog

Cayo, de Raúl del Pozo en El Mundo

Posted in Política by reggio on 16 diciembre, 2008

EL RUIDO DE LA CALLE

Las hojas secas del otoño no eran de tila porque el demonio acechaba. En el Sur de Europa se está armando la pelotera contra el pelotazo, y disculpen el juego de palabras. (Pelotera, vocablo muy usado en la República, incluso por Azaña). Arde el Peloponeso, hay saqueos en las tiendas de lujo, asaltan comisarías, se suceden los altercados y disturbios, como dice la gente de orden. La fiesta empezó en Grecia. Siguió en Italia, con saltos en Madrid y Barcelona. Luego, en el domingo de Adviento, apareció en España un Bautista, Cayo Lara, Cayo Largo, que intenta reorganizar las fuerzas comunistas llamando a la huelga general.

Como digo, todo empezó en Grecia. Todo empieza siempre en Grecia, incluso la izquierda. Antes de La Montaña de Robespierre, de Marx, de Lenin, hubo en Grecia un partido proletario, que defendía a los esclavos, proponía impuestos a los ricos; se llamaba La Montaña, frente a La Llanura de los conservadores y La Costa de comerciantes y pequeños burgueses de la época. El dirigente de La Montaña tuvo una idea que pervive: la democracia, una vez instaurada, es irreversible y va siempre hacia la izquierda. Cayo Lara, con nombre de procónsul, aparece cuando ya no necesita un Semprún, sino un ordenata o un móvil para llamar a los pirómanos con simples mensajes. Los SMS remueven el peristilo dórico. La noche es una pleamar de ordenadores. Los embozados se echan a la calle contra el capitalismo de los gánsteres y la voz que clamaba en el desierto de La Mancha, gañán y asceta, dice en la capital, adonde llegó en la motillo de los mítines, que IU ha dejado de ser zapaterista o corriente crítica del PSOE. El partido ya no tiene mil ojos, como entonces, pero se ha liberado de ser el diputado numero doce de ZP sin nada a cambio. Llama a la huelga cuando Hidalgo y Cándido emplean otra táctica diferente a la de Antonio y Nicolás. Cayo pregunta, como preguntó Redondo el 14 de diciembre de 1998: ¿es que alguien se había creído que estábamos muertos?

Cayo, vecino del bachiller Sansón Carrasco, vivió cerca de la cárcel de Argamasilla, donde estuvo rejado Cervantes; parece un tipo corriente, un campesino de donde nace la gente llana; no el Warren Beatty de Reds, pero cree que ha llegado la hora de que el PCE despierte y vuelva a pasearse a cuerpo por las calles. Ya es hora de que los comunistas expresen a la luz del día sus ideas sobre el colapso del capitalismo. Me dice: «ZP ha tapado las vergüenzas de la banca después de darle un bofetón a Llamazares, al que le quitó los dos puestos del Consejo del Poder judicial para dárselo a los nacionalistas».

La asamblea de IU fue un grito de enmienda. El PCE, aquel puño de lucha y de gobierno, ha pensado que si no le dejan ser un partido de Gobierno, será un partido de lucha.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: