Reggio’s Weblog

La abstención, de Lucía Méndez en El Mundo

Posted in Derechos, Política by reggio on 13 diciembre, 2008

ASUNTOS INTERNOS

La abstención en un proceso colectivo de toma de decisiones consiste en no tomar posición. Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Todos y cada uno de los abstencionistas tienen motivos distintos para no ir a votar. Desde los colectivos antisistema a las personalidades perezosas, hay un amplio abanico de causas para no emitir el voto. En Estados Unidos, por ejemplo, se dice que ir a las urnas es inútil porque, según los economistas, tienes más probabilidades de morir en el camino para ir a votar que de decidir el resultado de una elección.

La abstención, en cualquier caso, refleja una cierta abulia, una apatía cívica, una dejadez ante la disyuntiva de tener que pronunciarse con claridad sobre algo.

El PP se abstuvo esta semana en la votación del Fondo Estatal de Inversión Local que inyecta 8.000 millones de euros en los ayuntamientos para obras públicas. Al optar por la abstención, el PP no dijo ni sí, ni no, sino todo lo contrario. La cuestión es si el principal partido de la oposición, que aspira lógicamente a ser Gobierno, puede permitirse el lujo de no tener opinión sobre un plan de estas características. Lo que importa, o debería importar un poco a los diputados del PP, es si la abstención es una fórmula adecuada para hacer política. Hay que recordar que hace poco, el PP rompió su pacto con UPN porque uno de sus diputados optó por abstenerse en la votación de la Ley de Presupuestos.

No sería justo decir que los diputados del PP se abstuvieron por pereza. En realidad, al PP le daba un poco de vergüenza votar no, mientras sus alcaldes hacían uso, como es lógico, del fondo aprobado gracias al voto afirmativo de otros grupos. ¿Por qué, entonces, la dirección no ordenó pulsar el botón del sí? En este caso, por vergüenza interna, para evitar las críticas de su ala derecha sobre la supuesta blandenguería de Rajoy frente a Zapatero.

En descargo del PP hay que decir que la pereza abstencionista no es exclusiva de este partido. El presidente Zapatero, por ejemplo, también ha optado por la dejadez abstencionista ante la evidente pérdida de fuelle político de algunos de los ministros de su Gobierno. El diagnóstico interno no deja lugar a dudas: el Consejo de Ministros necesita un lifting político. Pero al jefe le da pereza afrontar una crisis a ocho meses de haber tomado posesión.

El vicepresidente Solbes, suponemos que a su pesar, se ha convertido en el rostro de esa crisis. El hombre hace lo que puede, llegando al extremo casi surrealista de tener que pedir a los bancos que concedan créditos a las empresas y a las familias, que viene a ser algo así como tener que pedir a los panaderos que hagan pan o a los sastres que corten trajes. Si los bancos no cumplen su función principal, ¿para qué sirven entonces? También los banqueros se ven afectados por la abulia y la desidia abstencionista. Menudo panorama.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: