Reggio’s Weblog

La monarquía, institución sobreprotegida, de Pedro G. Cuartango en El Mundo

Posted in Derechos, Política by reggio on 10 diciembre, 2008

TIEMPO RECOBRADO

La monarquía en este país se está convirtiendo en una institución intocable, tal vez como reacción a los excesos nacionalistas.

Las palabras de Joan Tardà me parecen irrespetuosas y ofensivas por la forma, pero creo que tiene todo el derecho del mundo a reivindicar la república frente a la monarquía. Supongo que eso es lo que pretendía hacer cuando gritó «muera el Borbón».

En primer lugar, creo que la Justicia no puede actuar contra él, ya que es diputado y goza de inmunidad parlamentaria en todo lo referente a sus actuaciones políticas. La jurisprudencia del Supremo es muy clara al respecto.

En segundo lugar, y entrando en el fondo, no creo que sea un delito gritar contra la monarquía salvo que exista una incitación a la violencia. Tan legítimo es alabar la trayectoria de este monarca como criticarle por sus errores.

Lo que resulta muy difícil de comprender es el exceso de protección del que gozan el Rey y la Familia Real en la clase política y los medios de comunicación, que han decidido santificar la monarquía como si muchos ciudadanos no tuviéramos memoria.

Reconozco que Don Juan Carlos ha jugado un papel importante en la consolidación de nuestra democracia, pero también es un hecho que los reinados de Alfonso XIII, Isabel II y Fernando VII fueron nefastos para España.

Quienes apelan continuamente al Código Penal para sancionar a quienes se manifiestan como Tardà, queman efigies reales o realizan caricaturas irrespetuosas ponen en evidencia la debilidad de una institución que no es capaz de someterse a la crítica.

Se me dirá que una cosa es criticar y otra ofender, pero los límites entre ambas acciones son muy difíciles de trazar. En una democracia como la española, debe existir una amplia libertad para expresarse sobre el Gobierno y las instituciones. Y ello incluye también la prerrogativa de burlarse, una conquista de nuestra civilización.

Entre otras razones, porque el monarca no deja de ser un alto funcionario que cobra de los Presupuestos Generales del Estado, sin que, por cierto, sepamos a estas horas cuál es su patrimonio personal.

La monarquía no puede basarse en la represión de sus detractores porque ello supone condenarla a repetir lo sucedido en 1931.

Personalmente me parece más asumible una república que una monarquía por razones de principio, pero no tengo dificultad en aceptar el criterio de la mayoría siempre que el Rey y la Reina cumplan sus obligaciones constitucionales.

Resulta mucho más escandaloso que los militantes del PP o de Ciutadans sean agredidos por dar un mitin en Cataluña que el hecho de que algunos pidan la abolición de la monarquía, porque puede haber democracia sin reyes pero no sin libertad de expresión.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: