Reggio’s Weblog

Alas de papel, de Raúl del Pozo en El Mundo

Posted in Cultura, Medios by reggio on 9 diciembre, 2008

EL RUIDO DE LA CALLE

Desde el teclado del ordenador no sólo se puede atravesar la cavidad universal del agua y seguir el viaje de los pájaros, sino que se puede entrar en barrios chinos, en garitos clandestinos y en quioscos de prensa gratuitos. El ciberespacio es el nuevo lugar de la mente. Un amigo mío, el actor José Luis Pellicena, ha encontrado esposa por internet; otro, Daniel Casado Rigalt, arqueólogo en paro que ha heredado los rasgos de Jesucristo, se ha convertido en un broker que compra por ordenata acciones a las 9 y las vende a las 10 ganándose, casi siempre, 1.000 euros. El gran pintor Antonio Villanueva, uno de los primeros pobladores de la Ibiza del alucine, juega en la ruleta del ciberespacio y hasta cobra al otro día en su banco.

Internet es plaza pública, casino, biblioteca, campo de juego; un día será urna.

La invención de la imprenta, después de la escritura en las hojas, fue la frontera entre el feudalismo y el Renacimiento; la cultura salió de los conventos y llegó al pueblo con la autonomía del pensamiento y la libertad de razonar. Internet, el último descubrimiento de la serie que comenzó con el fuego, es la raya entre este mundo y el que nace. En China hay más de 250 millones enganchados al ordenador, más que en los Estados Unidos y más que en Europa. En España, 16 millones de personas se pueden encontrar a sí mismas en You Tube, buscando libros en la Cuesta de Moyano; sus cartas llegan sin sello, juegan al ajedrez con un preso de Manila, le envían poemas secretos a la vecina.

Avanzamos hacia una democracia digital. Hay una crisis de la retórica, una transformación del lenguaje. Los libros forman parte del mobiliario; ignoramos hacia dónde vamos porque una época, como un hombre, es ante todo un porvenir.

En la alfabetización digital de nuestra democracia no se nota ni progreso ni ilustración; por el contrario, la tarde y la noche se pueblan con energúmenos de mitin, antropófagos de plató, como aquella democracia de la Restauración cuando a los españoles lo que más les interesaba eran los toros, los crímenes y la lotería. Hoy además apasiona el fútbol, Ambiciones, los cuernos de los famosos y los rufianes de la duquesa.

Se leen menos periódicos de papel después de 200 años en los que los grandes ingenios, desde Marx a Ortega, escribieron en los diarios. En internet se encuentran novia y periódicos on line llenos de vídeos y de noticias que se mueven; algunos piensan que esa revolución digital nos ha llevado al subdesarrollo como lectores de prensa. España está en el penúltimo lugar de Europa en cuanto a lectores. Dice la Unesco que un país subdesarrollado es aquel donde se venden menos de 100 periódicos por cada 1.000 habitantes. En España se venden 86; en Francia, 423.

Si no cambiamos de soporte, con el tiempo el periódico será un signo elitista.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: