Reggio’s Weblog

Promesas de dinero más barato, de Fernando González Urbaneja en Estrella Digital

Posted in Economía, Política by reggio on 28 octubre, 2008

La próxima semana el BCE volverá a bajar el precio del dinero y no será, seguramente, el último recorte de tipos de interés en el inmediato futuro. El presidente del BCE, el señor Trichet, lo ha anunciado, o insinuado, en Madrid, en Europa Press-KPMG. Las explicaciones son coherentes, el consejo del BCE constata ahora que la inflación es menos problema que un mes atrás, constata que las previsiones de inflación para fin de año y para el próximo se aproximan a los objetivos de las autoridades monetarias y al mandato legal que tiene el BCE.

El problema de las economías europeas es de actividad, de crecimiento, que se pone de manifiesto en la caída del empleo, especialmente aguda en España, donde se superponen varias crisis simultáneas, externas e internas. Trichet no ha precisado la magnitud del recorte, simplemente ha confirmado que va a ocurrir. Seguro que de un cuarto de punto, hasta la referencia 3,5%, o quizá de medio punto para indicar al mercado que el sesgo no es accidental o coyuntural. El español González Páramo, miembro del consejo del BCE, ya avanzó días atrás su posición favorable al recorte de tipos.

Otra cuestión ahora es cómo llega ese recorte a los precios efectivos del dinero. El pasado recorte, excepcional, anunciado por sorpresa en una actuación concertada de los bancos centrales, ha tardado más de dos semanas en trasladarse íntegramente al euribor con los efectos prácticos que ello supone. No obstante, falta aún neutralizar las primas de riesgo que engrosan el precio efectivo a los clientes en más de un punto cuando lo normal sería algo menos de la mitad.

El recorte forma parte del despliegue de medidas anticrisis que vienen adoptando gobiernos y bancos centrales para devolver la normalidad a los mercados financieros y enviar señales claras de confianza a los agentes económicos. Pero el comportamiento de los inversores deshaciendo posiciones en todos los mercados, desde materias primas a acciones e inmuebles, revela que estamos aún lejos de esa fase de tranquilidad que sigue a las tormentas y que es imprescindible para evaluar daños y para proceder al desescombro y a la posterior reconstrucción.

Ofuscados por el llamado “riesgo sistémico” del sector financiero, ha pasado más inadvetida la crisis de fondo, el riesgo de una recesión profunda que ponga punto final a una de las fases más intensas de crecimiento económico de la historia, la de las dos últimas décadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: