Reggio’s Weblog

Ellos se perderían nuestra sapiencia, de Víctor de la Serna en El Mundo

Posted in General by reggio on 25 octubre, 2008

LA POLEMICA NACIONAL: ¿EXCLUSION DE ESPAÑA DE LA CUMBRE ECONOMICA?

Parece que España, potencia económica con un fuerte sector financiero, sólo podría estar de rebote, quizá invitada por Lula, en la cumbre de Washington que intenta reformar la economía de mercado.

Las causas y las consecuencias de que no se haya invitado aún al Gobierno español han provocado el proverbial torrente de juicios en la prensa. José Luis Rodríguez Zapatero, presidente absentista en política exterior que además se ha permitido ofender a buena parte de sus aliados, está en el ojo del huracán. De hecho, los medios más afines fueron los que en gran medida le colocaron entre la espada y la pared: Zapatero exige estar en la cumbre anticrisis, titulaba el miércoles Público; Zapatero lanza un órdago para ir a la cumbre económica mundial, trompeteaba El País. Pues se lo han visto, ese órdago. Ese mismo día Estados Unidos anunciaba que España no estaba entre los invitados…

Justamente El País ahondaba en las consecuencias negativas de esa no invitación a la vez que dudaba de su causa: «Si fuera cierto, como subrayan algunos medios, que España estará ausente por la mala relación personal entre Zapatero y Bush a propósito de la Guerra de Irak, habrá que decir que es una razón inaceptable y que los socios europeos, empezando por Sarkozy, no pueden lavarse las manos. (…) Lo que se juega no es el éxito o fracaso de Zapatero, sino el remiendo de una injusticia histórica y la entera coherencia de la iniciativa». Pero otro diario próximo al poder, El Periódico, no escurría en su propio editorial el bulto de la responsabilidad del presidente: «Sería una simplificación achacar a ese factor personal la eventual ausencia de España en la cumbre. El Gobierno de Zapatero, en parte por el escaso despliegue del presidente en las tareas diplomáticas, no ha sabido tejer una red sólida de complicidades internacionales. (…) La salida en tromba del presidente al señalar ante la prensa, convocada de forma urgente, que iba a dar la batalla por estar en Washington fue un error que puede pasarle factura interna y externa si su apuesta es perdedora».

Enfrente, claro, las críticas son mucho más acerbas. En ABC escribe José María Carrascal: «Zapatero está solo. Y está solo porque su Alianza de Civilizaciones no es más que una reedición apolillada del neutralismo de Tito, Nehru, Ben Bella, cuando Yugoslavia ya no existe, Argelia combate el fundamentalismo, India es uno de los mayores aliados de Estados Unidos. Mientras Zapatero se aferra al antinorteamericanismo visceral de la izquierda española, con aliados como Cuba, Venezuela, Irán, ¿qué hace un hombre como éste en una reunión para refundar el capitalismo?, han debido de decirse sus anfitriones». Y Hermann Tertsch, también en ABC, encontraba un símil noctámbulo: «Nada hay más patético que un personaje, sobrio o no, intentando convencer al portero de la discoteca que precisamente él es bienvenido y necesario en la fiesta». Por su parte, en La Razón, Aleix Vidal Quadras resumía: «Nuestro pobre ZP es muy hábil para ganar elecciones en casa a base de trucos de malabarista, pero no es un producto exportable».

El efecto del esnobeo sobre el propio Zapatero atraía la atención de Eduardo San Martín en ABC: «Como para perdérselo: plantar cara al Imperio primero y enmendar el capitalismo después, y todo en menos de un lustro. Un presidente para la Historia. Ni en sus sueños de joven promesa socialista, cuando su partido aún deambulaba por la trocha marxista, podría haberse imaginado a sí mismo en semejante papel: paladín del asalto a la fortaleza liberal y del golpe de gracia a la hegemonía americana en el mundo. Pero Bush, el anfitrión, no está por la labor. Prefiere amigos sinceros».

Pero ya saben lo de ¡que inventen ellos! que decía una despechada España a través de don Miguel de Unamuno. ¡Ellos se lo pierden!, explica ahora el insustituible Manuel Saco, en Público, siempre el más fiel y balsámico aliado de La Moncloa: «La reunión para estudiar nuevas técnicas para apagar el fuego está convocada por el pirómano jefe, el más incendiario, torpe, inútil y dañino que haya sufrido el Imperio en toda su historia, al que su forma infantil de entender la política le va a impedir conocer de primera mano el testimonio del representante del único país que ha demostrado tener la receta para controlar las entidades financieras que desataron la crisis». Ahí queda eso. La zorra y las uvas.

Y es que siempre nos quedará Público… Y, quizá, Lula.

© Mundinteractivos, S.A.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. filomeno said, on 2 noviembre, 2008 at 3:01 pm

    Dr. Durao Barroso, Representante de España en la Cumbre de Washington


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: