Reggio’s Weblog

El Congreso aprueba la ayuda a la banca con el PP tentado por el malestar social, de Enric Juliana en La Vanguardia

Posted in Economía, Política by reggio on 21 octubre, 2008

EL DEBATE ECONÓMICO

El plan urgente de respaldo a la banca española fue aprobado ayer de manera casi unánime por el Congreso de los Diputados. El Partido Popular ayudó a fletar un gigantesco plan de activos, avales y compromisos, que en caso de tener que ejecutarse en su totalidad se tragarían el 15% de la riqueza del país. El PP dijo sí, pero España se halla lejos de disponer de una robusta mayoría parlamentaria ante la crisis.

Hay una confluencia de voluntades para evitar el desastre (sólo votaron en contra IU-ICV y el BNG, que suman cuatro diputados), pero no hay una mayoría sólida y estable. Hay un presidente hiperactivo, al que a la vuelta del verano aún le costaba pronunciar la palabra crisis y ahora le brilla la mirada al imaginar que el capitalismo refundado será socialdemócrata o no será. Y hay una oposición tentada por el reclamo de la foresta, por el creciente malestar en la calle: la evidente impopularidad de los banqueros en cafés, bares y restaurantes; el taxista, el fontanero y el pequeño empresario que exclaman: ¡y a mí, quién me rescata!

El presidente del Gobierno ha salvado el pellejo -el liderazgo, el brillo, el esmalte que proporciona el poder- gracias a la magnitud de la tragedia. Sin el desplome de Wall Street, Rodríguez Zapatero se hallaría hoy atrapado por sus optimismos de primavera, por el discurso del “aterrizaje suave”, por la tozuda negativa a pronunciar la palabra crisis, por sus alardes ante la bella Italia. Ha conseguido, sin embargo, cambiar de discurso. Al hacer crac, la trampilla se ha tragado al ortodoxo Pedro Solbes, pero no a él.

Zapatero se presentó ayer como un gobernante perfectamente inscrito en un inquieto marco europeo, en una dinámica de grandes foros para repensarlo todo, seguramente con Barack Obama en la presidencia de Estados Unidos. Y advirtió a Mariano Rajoy que si el PP se deja llevar por los furores de la calle, él tampoco se quedará manco. “Ha habido un afán de lucro inaceptable que habrá que reprimir con contundencia”, dijo en referencia a algunos desorbitados emolumentos financieros. Soplan en Europa aires de fronda contra las retribuciones de los grandes halcones de la banca y Zapatero piensa sumarse a ellos. Discurso antioligárquico, pero no colectivista: “No soy partidario del regreso de la banca pública”, precisó. Emilio Botín hace tiempo que lo sabe.

Rajoy insistió en la idea clave de que detrás de la crisis financiera está la crisis de la economía real, que auguró intensa en España como consecuencia del fuerte déficit exterior. Reclamó transparencia y control en el manejo de las ayudas a la banca -Zapatero volvió a prometer un reglamento consensuado, con fuerte protagonismo del Banco de España-, pero no se atrevió a repetir, Rajoy, aquello de que el Gobierno sólo ayuda a sus “amiguetes de la banca”. El PP votó sí y levantó a continuación la pancarta de lo social: “Las familias y las pequeñas empresas españolas también están esperando un plan de rescate”.

Hubo, también, nuevos y amables pases de baile entre CiU y el Gobierno socialista. Josep Sánchez Llibre recordó que buena parte del plan de ayuda es fórmula catalana (propuesta convergente el pasado mes de julio) y Rodríguez Zapatero tuvo palabras de reconocimiento para Duran Lleida. Joan Ridao, que está recuperando para ERC la elegancia parlamentaria perdida, se ubicó en un sí crítico y sostenible.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: