Reggio’s Weblog

Constitución: reformar, no cambiar, de Justino Sinova en El Mundo

Posted in Derechos, Política by reggio on 31 agosto, 2008

CHEQUEO A LA DEMOCRACIA 30 AÑOS DESPUES

Está surgiendo una corriente de pesimismo sobre la Constitución de 1978 que la considera sustituible a los 30 años de su nacimiento. Yo no soy de esa opinión. La Constitución tiene achaques, pero no hay alternativa mejor.

La Constitución quieren cargársela, por ejemplo, Xabier Arzalluz, porque no reconoce el derecho de autodeterminación (ese sueño alevoso y anacrónico) y Julio Anguita, porque quiere una República (esa aspiración sin referente español imitable que es como un salto en el vacío), como ha quedado de manifiesto en las entrevistas publicadas esta semana en EL MUNDO.

A la Constitución le han hecho «reformas encubiertas» (Manuel Jiménez de Parga dixit, antes de ser presidente del Tribunal Constitucional), como la alteración del sistema de formación del Consejo General del Poder Judicial previsto en el artículo 122 o como, luego, el obsequio del término nación a Cataluña en su nuevo Estatuto, que hace decir al artículo 2 lo que no dice, ante el silencio interminable y temerario de un Tribunal Constitucional que no se ha revelado como su más resuelto protector.

Pero esta Constitución es la mejor que ha tenido España nunca -y la de más larga vigencia tras la de 1876 y las Leyes Fundamentales de Franco-, que reconoce y protege de manera recta e íntegra los derechos humanos y que ha demostrado su valía amparando tres turnos de partido en el poder. Lo que pasa es que también ha mostrado carencias, además de recibir ataques arbitrarios desde el poder.

Uno de sus puntos flacos es el Título VIII, que regula la organización autonómica, mantiene abierto el proceso y es una fuente de inestabilidad; hay que modificar, y en ello todos coinciden, el acceso al Trono a la luz del principio de la igualdad entre los sexos, y es urgente, aunque no debemos hacernos ilusiones, alejar al poder político de las esferas necesitadas de independencia, y teóricamente protegidas, como son el Poder Judicial y el citado Tribunal Constitucional.

No urge otra Constitución en España, sino revitalizar la existente. La Constitución más antigua, la de Estados Unidos, que va a cumplir 221 años, ha ido incorporando a lo largo de su historia 27 enmiendas que la han mantenido plenamente viva. Lo que hace falta es voluntad de consenso, que es lo que movió a los constituyentes españoles de 1978, que no buscaron la imposición. Ojalá se puedan corregir hoy con ese espíritu sus dolencias y con el afán de mejorarla: reformar para conservarla.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: