Reggio’s Weblog

Un monstruo escénico, de Francesc-Marc Álvaro en La Vanguardia

Posted in Economía, Política by reggio on 30 agosto, 2008

Agosto nos regala destellos de teatro antiguo antes de fundirse en los ansiolíticos de la reentrada. Seguí con atención a través de la tele la comparecencia de Solbes en el Congreso de los Diputados el jueves, para hablar de la tan traída financiación autonómica. Me lo pasé en grande, mucho mejor que con esas insoportables series españolas en las que todos los personajes parecen zombis a la salida de un centro comercial un sábado por la tarde. Políticamente, lo de Solbes sólo sirvió para comprobar que la vida sigue igual, como sabía el vocalista de la orquesta del verano, el que hacía que un mambo y el rock de la cárcel tuvieran la misma textura. En fin, hay tres meses para ir pasando el rosario, gracias a la entente Saura-De la Vega. Por cierto, me confirman que, en su reunión de Vilanova i la Geltrú, ambas figuras fueron muy austeras a la hora de consumir; además de un poco de agua mineral, la vicepresidenta sólo tomó una infusión de manzanilla, mientras que el conseller se limitó a un cortadito, desconozco si fue con azúcar o sacarina. De tapeo, nada.

Pero no nos alejemos de Solbes, que estuvo estupendo en su papel de airbag de Zapatero, encajando todas las críticas de CiU, ERC e ICV como quien oye llover. El alicantino, monstruo de la escena, ha alcanzado tal punto de saturación cínica en arte mayor que podemos aplicarle eso que tanto identifica a los grandes hombres: no es que maneje lo falso como cierto, es que ha conseguido la disolución total de ambos conceptos en un todo amorfo, en un alarde que asegura una larga vida a los misterios financieros del reino. Ante tal prodigio de la naturaleza, los portavoces catalanes apenas pudieron mostrar el cabreo, la impotencia, la mueca de disgusto y amenazas con boca pequeña. ¿Por qué nadie en Catalunya, salvo el PSC, cumple la primera ley del combate político? Esta reza que nunca se debe amenazar si no estás dispuesto a llegar hasta el final. Ahí está Corbacho, sin manierismos, dejando las cosas en su sitio: los socialistas catalanes votarán los presupuestos generales, faltaría más. En paralelo, Solbes y De la Vega, acostumbrados al olor de cuero del Estado, son inequívocos en sus advertencias: si no hay acuerdo, prevalecerá lo que diga el Gobierno. El talante muda en veneno cuando se oxida.

Pero a mí me interesa el teatro, no la política. Por eso celebro que Solbes no se haya retirado todavía a los negocios. Creo que fue Mounier, pensador que entre nosotros ya sólo lee Pujol, quien dijo que “la mayor virtud política es no perder el sentido de los conjuntos”. ¡Ay, los conjuntos! Un gran consejo, sistemáticamente ignorado por los catalanes, demasiado parcelados en la táctica para asumir la grandeza de una estrategia. No vemos nunca el cuadro general. Somos un pueblo que consume sus fuerzas contra la espuma. Solbes, sin despegar el trasero del sillón, nos perdona la vida.

Anuncios
Tagged with:

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. jose400 said, on 30 agosto, 2008 at 11:10 am

    este chico mejora.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: