Reggio’s Weblog

Divagaciones sobre los Juegos Olímpicos, de Francisco Bustelo en El País

Posted in Derechos, Internacional, Política by reggio on 27 agosto, 2008

En estas páginas, con motivo de unos Juegos anteriores, se publicó un artículo de Rafael Sánchez Ferlosio del que recuerdo su final poco encomiástico: “¡Y una mierda para las olimpiadas!”. Éstas, desde luego, aunque nos hayan entretenido este verano, se prestan a la crítica. Fomentan el chovinismo, pues lo importante no es participar sino ganar, pese a que el llamado espíritu olímpico presuma de lo contrario. Subir al podio, además, requiere gastar millones en la preparación de los atletas, por lo que suele haber correlación entre número de medallas y poder económico. España en esto no hace muy buen papel, ya que en el medallero no ocupamos el lugar que nos correspondería por el peso de nuestro producto nacional. Hay así al menos media docena de países que, habida cuenta de sus recursos, se desempeñan deportivamente mejor que nosotros.

Tampoco destaca España por su televisión pública, que es la que ha retransmitido los Juegos. Más de una vez, TVE no sabía decirnos de antemano la programación, y hasta algún locutor tenía dificultades para pasar de la hora de Pekín a la de España. Además, nos freían a los telespectadores con publicidad, esa pesadilla de la economía de mercado. ¿Por qué hemos de financiar con nuestros impuestos una televisión pública que, sin razón alguna, compite con las televisiones privadas en todo, incluidos los anuncios y la telebasura? ¿Por qué no podemos tener una TVE más pequeña, menos dispendiosa y de mayor nivel cultural? Claro que ello es pedir peras al olmo, pues nunca se ha sabido que un organismo público acepte gastar menos, tener menos burocracia y sacrificar la cantidad a la calidad.

En todo caso, China ha demostrado con los Juegos que es una gran potencia en todos los planos. Las cuestiones que ello suscita son muchas. ¿Por qué fracasó el comunismo soviético y está triunfando el chino? Si no se produce un improbable parón en ese espectacular avance, ¿no será el panorama mundial dentro de 25 ó 50 años muy distinto del actual? ¿No ocurrirá que el tan denostado comunismo, al menos en su versión china, encierra valores que han logrado algo desconocido hasta ahora en la historia: impulsar hacia delante con enorme fuerza a una nación de millardo y medio de personas, hasta hace poco sumida en un atraso que sigue atenazando a decenas de países?

Claro que ese progreso se hace con notorias deficiencias en materia de derechos humanos. Claro que hay que desear que se corrijan esas deficiencias cuanto antes. Pero es difícil dar consejos de cómo debe hacerse, tanto más cuanto que otros países, con Estados Unidos a la cabeza, han infringido esos derechos en los últimos años so pretexto de buscar la eficacia en la lucha contra el terrorismo. Una de las cosas que cambiarán con lo que está ocurriendo en China es que tendrá que acabarse la arrogancia de Occidente, derivada de haber ejercido la hegemonía mundial durante 500 años y que había vuelto a resurgir después del colapso de la Unión Soviética.

Por cierto, Rusia es otra potencia mundial en auge. Lo ha demostrado en los Juegos Olímpicos, pero también en el penoso asunto de Osetia del Sur, donde el poco recomendable presidente de Georgia, alentado por Estados Unidos, pretendió imponer su voluntad nada democrática con la fuerza de las armas. La respuesta rusa ha sido brutal, pero con la razón de su parte.

Otro asunto relacionado, aunque de lejos, con los Juegos es el de que, poco antes de su celebración, un juez español decidiera abrir diligencias contra unos dirigentes chinos por las infracciones de los derechos humanos cometidas en el Tíbet.

Ese afán de nuestros jueces de perseguir esas infracciones a lo largo y lo ancho del universo mundo estaría más justificada si no fuera España un país donde hace relativamente poco y durante casi 40 años hubo una vulneración continua de los derechos humanos, con el hecho tan peculiar de que nunca se ha procesado a nadie, ni a una sola persona, por tal motivo.

¿Por qué unos ministros chinos tendrían que responder ante la justicia española y el señor Fraga, para poner un ejemplo, nunca tuvo que hacerlo, a pesar de haber ordenado una represión con víctimas mortales contra unos pacíficos huelguistas, haber avalado el cumplimiento de penas capitales y haber sido un decidido partidario de la dictadura? Sí, ya sé que Fraga apoyó la transición, defendió luego la democracia y hoy es incluso partidario de que la derecha se centre y prescinda de cualquier extremismo. Pero, entonces, ¿por qué no dejar tranquilos a los Fragas chinos para que hagan su propia transición?

En definitiva, los Juegos Olímpicos y, en general, lo que sucede en el mundo podrían servirnos para curarnos de un defecto patrio y ser todos, televisión, políticos, jueces y ciudadanos, más humildes y autocríticos. No parece, en definitiva, visto el pasado y el presente, que este nuestro país esté capacitado para dar lecciones en deporte ni en otras esferas. Ni siquiera en economía, donde además de que cualquier comparación con las tasas de crecimiento chinas nos dejaría en ridículo, los achaques recientes han mostrado lo inoportuno de vanagloriarse.

Francisco Bustelo es catedrático jubilado de Historia Económica y rector honorario de la Universidad Complutense.

Tagged with:

Razones que atender, de Miquel Iceta en El País

Posted in Derechos, Economía by reggio on 27 agosto, 2008

La publicación de las balanzas fiscales ha disipado el argumento de una pretendida insolidaridad catalana. El objetivo del PSC es corregir el desequilibrio que hay por la diferente evolución de recursos y gastos

El paréntesis veraniego no ha servido ni para enfriar el debate sobre la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica ni para clarificar sus términos. Más bien todo lo contrario. Y a todos conviene que éste sea un debate argumentado y sereno.

Dos principios básicos que son aceptados con carácter general, que los presidentes de las comunidades autónomas tienen como principal función defender los intereses de sus respectivas comunidades y que los Estatutos de autonomía son leyes que deben cumplirse, parecen ser para algunos inaceptables cuando se trata de Cataluña.

En este sentido, la actitud del presidente Montilla con respecto a la defensa de los intereses de Cataluña y de su Estatuto es idéntica a la expresada por Manuel Chaves en el debate que le invistió nuevamente como presidente de la Junta de Andalucía cuando dijo: “En todo aquello que tiene que ver con la defensa del Estatuto, que es tanto como decir la defensa de Andalucía, seremos, como siempre, exigentes. Es la posición que hemos mantenido en todo momento, en defensa de los intereses de nuestra comunidad y que no demanda ningún privilegio, sino que aspira a mantener una posición de mutua lealtad institucional”.

Estamos inmersos en este debate no sólo porque así lo determina el Estatuto de autonomía de Cataluña, sino por el evidente fracaso del actual sistema, pactado entre los gobiernos del PP y CiU, acuerdo al que después se sumaron todas las comunidades autónomas, aunque algunos denunciásemos el profundo error que suponía una solución que se presentaba como definitiva y que, por no tener, siquiera tenía cláusulas de revisión ni mecanismos de actualización.

Conviene también relativizar el encarnizado debate sobre el carácter bilateral o multilateral de la negociación. ¿Tan mala memoria tenemos como para haber olvidado que tanto la cesión del 15% del IRPF como la posterior cesión del 30% del IRPF fueron negociadas primero por los gobiernos del PSOE y del PP con el Gobierno catalán, para luego ser acordadas con las demás comunidades autónomas? ¿Tanto se desconoce la mecánica institucional como para ignorar que la plena eficacia de los acuerdos tomados por el Consejo de Política Fiscal y Financiera requiere de la ratificación por parte de las comisiones mixtas Estado-comunidades autónomas?

No poca polémica han suscitado los contactos entre las comunidades autónomas para compartir criterios sobre el nuevo sistema. Como la cumbre de consejeros de seis autonomías que, convocados al parecer para reafirmar el criterio según el cual “pagan las personas y no los territorios”, resolvieron que el peso de la variable de población para determinar las necesidades de gasto de las comunidades autónomas no debería superar en ningún caso el 80%. Si pagan las personas y no los territorios, ¿por qué no reclamar que el peso de la población sea del 100%?

Precisamente, se pone a las personas en el centro del sistema cuando se reclama que los mecanismos de nivelación actúen sobre los servicios universales del Estado de bienestar (sanidad, educación y servicios sociales). O cuando se preserva la caja única de la Seguridad Social, que sufraga pensiones y seguro de desempleo. O cuando se piden más recursos para desarrollar la Ley de la Dependencia.

Tampoco tiene mucho sentido reservar un porcentaje fijo de recursos para una Administración determinada, pues cada nivel de gobierno debe gestionar el volumen de recursos adecuado a sus competencias y el nuevo sistema debe hacer transparente el hecho de que los ciudadanos pagan impuestos a ayuntamientos, comunidades autónomas y Estado para que cada uno haga frente a las responsabilidades que le atribuyen la Constitución, los Estatutos de autonomía y las leyes.

Afortunadamente, la publicación de las balanzas fiscales ha disipado el argumento sobre una pretendida insolidaridad catalana. No cabe la insolidaridad ni el privilegio en el régimen común de financiación autonómica. Precisamente, una adecuada reforma del sistema vigente evitaría alentar un proceso de radicalización que llevase a muchos a reclamar el concierto económico para Cataluña. Un sistema que los socialistas catalanes hemos rechazado siempre.

La reivindicación catalana de un nuevo modelo de financiación tiene dos razones de fondo. La primera, compartida con otras comunidades, es la falta de recursos de la Generalitat para atender las demandas sociales de los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña en ejercicio de sus competencias. Uno de los objetivos del nuevo sistema debe ser corregir el desequilibrio producido a lo largo de los años a causa de la diferente evolución de los recursos y los gastos del Estado y las comunidades autónomas, ya que, mientras los recursos del Estado han aumentado a un mayor ritmo que los de las comunidades autónomas, los gastos de éstas han aumentado a un mayor ritmo que los del Estado. La segunda razón es la disfunción creada por los actuales mecanismos de nivelación y solidaridad, que penalizan a las comunidades que realizan una mayor contribución fiscal. Los mecanismos de nivelación han de reducir distancias, pero no invertir posiciones. Es insostenible la actual situación en que Cataluña puede destinar menos recursos por persona para atender la sanidad, la educación o los servicios sociales que otras comunidades que contribuyen menos al sistema. Debemos acabar con esa injusticia.

Ha sorprendido a algunos la reacción catalana unitaria y contundente a la propuesta avanzada por el Gobierno de España. El carácter unitario se explica porque se trata de exigir el cumplimiento del Estatuto, acordado entre el Parlament de Catalunya y las Cortes Generales, aprobado por éstas y refrendado por los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña. Y la contundencia se explica por el carácter incompleto, “infraestatutario”, por utilizar el calificativo que usó el presidente Montilla, de la propuesta formulada por el ministro Solbes que no recoge de forma expresa elementos que sí figuran en el Estatuto. Cito cuatro que me parecen especialmente significativos:

a) Impulsar la creación de un consorcio o ente equivalente en el que participen de forma paritaria la Agencia Estatal de Administración Tributaria y la Agencia Tributaria de Cataluña para desarrollar las tareas previstas en el artículo 204 del EAC.

b) Contemplar los costes diferenciales y el porcentaje de población inmigrante como criterios para determinar las necesidades de gasto. (Art. 206.1 EAC).

c) Incorporar a los mecanismos de nivelación la exigencia de que las comunidades autónomas desarrollen un esfuerzo fiscal similar. (Art. 206.3 EAC).

d) Incorporar la necesidad de que la aplicación de los mecanismos de nivelación no altere en ningún caso la posición relativa de las comunidades autónomas ordenadas en función de sus respectivas rentas per cápita. (Art. 206.5)

Los socialistas catalanes somos conscientes tanto de la dificultad del acuerdo como de que es imprescindible alcanzarlo para que el nuevo sistema sea operativo el 1 de enero de 2009. Para conseguirlo, contamos con la firmeza del presidente Montilla y de su gobierno, la colaboración de CiU, la solvencia de Solbes y de Castells, y la palabra de Rodríguez Zapatero, el presidente del Gobierno que hizo posible la aprobación del Estatuto, la devolución de los papeles de Salamanca, el reconocimiento institucional de la lengua catalana en Europa, el traslado a Barcelona de la sede de la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones, la aprobación de la Carta Municipal de Barcelona, o el acuerdo sobre inversiones del Estado en Cataluña en aplicación de la disposición adicional tercera del Estatuto.

Nuestro único objetivo es lograr un sistema de financiación justo. Somos conscientes de que algunos piden que tensemos la cuerda con el único objetivo de que se rompa, pero no serán quienes aceptaron el anterior modelo quienes hoy puedan darnos lecciones de firmeza. Como tampoco aceptaremos que se nos pida por una responsabilidad mal entendida que abandonemos la defensa del Estatuto y de lo que consideramos justo.

Miquel Iceta Llorens es viceprimer secretario y portavoz del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC).

Tagged with:

Mejor distribuir que repartir, de Ángel Gabilondo en La Vanguardia

Posted in Derechos, Economía by reggio on 27 agosto, 2008

Es tiempo de debatir los presupuestos, los modelos de financiación, y de proponer no sólo números sino palabras y acentos. Considero que es más adecuado decir que los presupuestos han de distribuirse que de repartirse. Y no porque ya sabemos lo que pasa con lo que se reparte y con quien reparte. Es que, además, la distribución incluye una determinada idea de justicia. Ciertamente, el mérito y la capacidad han de tenerse en cuenta siempre que se trate de propiciar o de impulsar acciones o programas, y de financiarlos.

Pero también la necesidad. Ello implica un reconocimiento, no sólo de la diferencia, como peculiaridad, sino también de las diferencias entre unos y otros. Un presupuesto nunca es indiferente, siempre es una elección, una preferencia. Y, por tanto, es un gobierno, en el significado más amplio y luminoso del término, como se dice del gobernar una nave, del gobernar una casa. Preferir exige un sentido de la medida que llamamos mesura. Un presupuesto sería desmesurado si es excesivo o escaso, pero empezaría por serlo si es desajustado, que aquí vale tanto como decir injusto. Así que el jugo, ius-iuris, que encierra la palabra justicia, exige destreza, la de aderezar, la del atrezo, que indica la palabra derecho. Cuando nos quejamos y decimos, sin más precisiones, que no hay derecho, solemos pensar que no es justo.

No son apropiadas las pomposas posiciones y declaraciones, aunque sea lógico defender los legítimos intereses, hacer valer las buenas razones e interpretar en la línea más provechosa las posibilidades. En todo caso, sólo desde lo común, desde el máximo respeto a la comunidad, a lo comunitario, puede alcanzarse la singularidad sin que sea desconsiderada individualidad.

Por eso es tan imprescindible que el derecho y la justicia permeen las decisiones y por eso es tan adecuado no identificar el uno con la otra. Así que no es suficiente con esgrimir reivindicativamente principios, valores y convicciones, siempre tan necesarios. En esto, como en tantas otras decisiones que exigen distribución, son buenos los motivos, los argumentos. No basta con estar convencido, hay que ser convincente. Un presupuesto es también un acuerdo, no sólo una estrategia. Es tiempo de explicarse, y de hacerlo bien. Y, menos mal, que aún quedan quienes estiman que en su elaboración y ejecución se pone en juego una concepción de la justicia.

Es hora de efectuar una distribución, no de hacer un reparto. De ahí que los presupuestos hayan de ser una vertebración, una articulación, una arquitectura, que reclama buenos criterios. Hemos de contribuir y de corresponsabilizarnos en su realización. Hay comunidad no simplemente por tomar parte, nuestra parte, de lo común, sino, sobre todo, por formar parte de su justa organización.

Tagged with:

Libertad y selva, de Francesc-Marc Álvaro en La Vanguardia

Posted in Derechos, Educación, Justicia, Literatura, Sociedad by reggio on 27 agosto, 2008

José Luis Pérez Barroso, el marido de la alcaldesa de Esparreguera, ha fallecido como consecuencia del ataque que sufrió el día 17 por parte de tres menores en plena calle de esa localidad. El profesor y periodista Jesús Neira sigue en estado de coma en el hospital Puerta de Hierro como consecuencia de la paliza que le propinó un individuo en Majadahonda el 2 de agosto. La primera víctima, al parecer, había llamado la atención a los tres jóvenes por algo que estaban haciendo en aquel momento. La segunda se enfrentó valientemente a un tipo que estaba agrediendo a su pareja.

Se trata de dos casos graves y sobrecogedores. La moraleja inmediata es que dos ciudadanos han acabado pagando muy caro su alto sentido de la responsabilidad cívica frente a los violentos que viven y actúan según les dicta la sinrazón. El ejemplo admirable de estos dos hombres, solos con su coraje, pone en evidencia que algo básico está fallando diariamente en nuestras ciudades y pueblos. La libertad y la convivencia explotan cuando se acumulan situaciones de este tipo.

A pesar de formar parte de una civilización obsesionada con el control y con la eliminación de cualquier riesgo, cada vez tienen mayor relevancia los actos de violencia extrema, incluso mortal, que surgen gratuitamente en nuestro entorno. Todavía tenemos en la memoria a la mujer a la que quemaron cuando dormía en un cajero o a la chica ecuatoriana que fue agredida en un vagón de los Ferrocarrils. ¿Qué se puede hacer? No hablamos de casos aislados, sino de una tendencia que parece crecer muy rápido. Sabemos perfectamente cómo solucionan las dictaduras y los regímenes similares la ecuación libertad-ordenjusticia. Vivimos en un sistema democrático y ello nos obliga a un permanente autoexamen para que esta ecuación tan difícil no se resuelva nunca con menos libertad. Pero, como nos han enseñado algunos alcaldes de izquierda puestos a gobernar la complejidad más dura (pienso en Celestino Corbacho y otros), no hay libertad real sin un celoso cuidado de la seguridad ciudadana. Que permita vivir con tranquilidad a la inmensa mayoría de la gente que no puede pagarse esa vigilancia privada que sólo está al alcance de unos pocos. Siempre son los más débiles quienes reciben el impacto mayor de esta fractura.

Un espacio público donde la violencia y las actitudes destructivas no acusen una presión firme, inteligente y eficaz del poder democrático es un espacio roto y abocado al fracaso colectivo. Es un espacio que la selva y el miedo roban a los ciudadanos. Los dos casos que hoy son noticia deben invitar a nuestros gobernantes y legisladores a una reflexión urgente y sincera sobre las medidas policiales, legales y sociales que tenemos para afrontar unos fenómenos ante los que las viejas categorías de análisis ya no sirven. Es algo que debe ser prioritario, sin excusas.

Tagged with:

Georgia íntegra y libre, de Eduardo Aguirre en El Mundo

Posted in Internacional, Política by reggio on 27 agosto, 2008

TRIBUNA LIBRE

El embajador de EEUU en España analiza la situación en el Cáucaso y advierte de que, si Rusia quiere mejorar su reputación, debe empezar por cumplir con la legalidad

Cada cuatro años, el mundo tradicionalmente se olvida de sus disputas para animar a los atletas durante el apasionante espectáculo de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, en esta ocasión, hemos sido testigos de un espectáculo no menos apasionante; aunque no cautivante para la ciudadanía mundial: los carros de combate rusos, sus tropas y sus aviones militares penetrando la frontera de un pequeño país vecino. Aunque el país es Georgia, no Checoslovaquia, y los tanques eran rusos y no soviéticos, la escena es escalofriantemente evocadora de 1968.

El resultado de estos eventos ha sido igualmente preocupante. Las tropas rusas se han atrincherado en posiciones estratégicas no sólo dentro de las zonas disputadas de Osetia del Sur y Abjasia, sino dentro de la propia Georgia profunda, todas en violación de la integridad territorial de Georgia.

La pasada semana, la OTAN emitió un encendido comunicado de apoyo a la integridad territorial, la independencia y soberanía de Georgia, así como a su Gobierno democráticamente elegido. La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, añadió que el comunicado «envía el mensaje de que la Alianza Atlántica no permitirá a Rusia que trace una nueva línea a través de Europa entre aquellos estados que son parte de las instituciones transatlánticas y aquellos que aspiran a serlo».

La atención del mundo está ahora enfocada hacia tres objetivos urgentes: poner fin a las hostilidades y los abusos en la zona de conflicto, incluidos aquellos cometidos por milicias irregulares en áreas bajo control ruso, y en ayudar a los supervivientes. Tanto Georgia como Rusia han firmado el acuerdo de alto el fuego que prevé ayuda a la población civil, pero el mundo sigue esperando a que Moscú lo cumpla. Mientras, se debe permitir de forma urgente el paso de las organizaciones humanitarias. Estados Unidos y otros países, entre ellos España, ya han comenzado a distribuir material médico, comida, tiendas de campaña y otra asistencia a los supervivientes. Todavía no está claro el número exacto de muertos y heridos por el conflicto, lo que sí es evidente es que el pueblo georgiano se enfrenta a una crisis humanitaria provocada por la guadaña de la destrucción.

Las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia tienen un largo historial de tensión, pero cualquier observador especializado no se habrá sorprendido por los acontecimientos de las últimas semanas. Moscú ha intensificado de forma permanente la presión sobre Georgia, económica, política y militarmente, con el establecimiento de embargos y la suspensión de las comunicaciones por tierra y aire. En primavera, Rusia emitió una orden gubernamental para incrementar sus lazos oficiales con las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia, ignorando por completo a las legítimas autoridades georgianas.

Después, la afrenta rusa se volvió más ominosa. En abril, un caza de combate ruso derribó un avión de vigilancia dentro del espacio aéreo georgiano y, en el mismo mes, tropas de combate y artillería de Moscú comenzaron a tomar posiciones dentro de Abjasia bajo el pretexto de aumentar la fuerza de paz en la zona, pero sin consultar a Georgia. En mayo, Rusia envió otro grupo de soldados a Abjasia para reparar una línea férrea entre Rusia y la zona del conflicto, sin el mandato legal de ningún país y con la excusa de una «acción humanitaria». En julio, comenzaron actos violentos en Osetia del Sur que incluyeron ataques contra vehículos de la policía georgiana y el intento de asesinato de un líder político osetio pro-georgiano. El proceso culminó con la petición el lunes del Senado ruso y la aprobación ayer por parte del presidente Medvedev de reconocer la independencia de ambas regiones. Como dijo el presidente George W. Bush, la medida de Rusia es inaceptable y «la integridad territorial de Georgia y sus fronteras merecen el mismo respeto que las de cualquier otra nación, incluyendo las rusas».

Durante todo este periodo, EEUU ha urgido a los gobiernos de Rusia y Georgia a ejercitar la máxima restricción y a encontrar una vía pacífica para resolver sus diferencias. El 7 de agosto, después de que Georgia respondiera a un ataque de artillería contra varias aldeas en Osetia del Sur bajo control de las tropas de pacificación, los militares rusos inundaron el territorio surosetio, abjasio y el de la propia Georgia. Con esta acción, Moscú ha puesto en duda la integridad territorial georgiana mientras confiesa en la intimidad que se dispone a reconocer la independencia de las dos regiones separatistas a pesar de que numerosas resoluciones de la ONU les instan a resolver el conflicto por vías diplomáticas.

Las escenas de la agresión rusa, y ahora las amenazas, tanto directas como indirectas, contra otros países como Polonia o Ucrania, han despertado las trágicas memorias de estados capturados en el pasado y que hoy han elegido el modelo occidental de libertad y democracia. Pero el mundo en el que vivimos hoy es muy diferente al de 1968 cuando la Unión Soviética invadió Checoslovaquia. Desde entonces, Europa, la comunidad transatlántica y el mundo han dado un paso adelante. Rusia ha intentado integrarse en las estructuras políticas, diplomáticas, económicas y de seguridad del siglo XXI, y Estados Unidos ha apoyado firmemente este esfuerzo.

Pero con sus acciones, Rusia ha puesto en riesgo su reputación internacional y sus aspiraciones. El impacto de su comportamiento ya se ha comenzado a notar. Hoy surgen dudas sobre la validez de la candidatura rusa a la Organización Mundial del Trabajo y el prestigio que conseguiría si ocupara el octavo sillón del foro económico G7. Algunos críticos incluso se preguntan si Rusia es el lugar apropiado para la celebración de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, separada de Abjasia a menos de la distancia de una maratón. El pueblo ruso puede aprender que el coste de la agresión de las pasadas semanas será medido de forma que sus líderes nunca habrían considerado.

Si Rusia desea reparar el daño a su reputación, y sus relaciones con el resto del mundo, el primer paso que debe tomar es el de respetar el alto el fuego que su presidente ha firmado para detener todas las hostilidades, incluidas las cometidas por las milicias irregulares en zonas ocupadas por los rusos. En cumplimiento de los términos de ese acuerdo, todas las tropas rusas que penetraron el 6 de agosto tienen que salir de Georgia. También debe permitir el trabajo de los observadores internacionales y una mayor presencia internacional en Osetia del Sur. Además, debe facilitar que se distribuya ayuda humanitaria y adherirse a la anterior política rusa de respetar la integridad territorial georgiana.

Si Rusia no cumple con estos compromisos se verá más aislada. Como dijo la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, en la última cumbre de la OTAN: «No puede haber una relación normal con Rusia mientras continúe este tipo de agresión».

Eduardo Aguirre es embajador de Estados Unidos en España y Andorra.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

La fuga de un mafioso, de José Luis Requero en El Mundo

Posted in Derechos, Justicia, Libertades, Sociedad by reggio on 27 agosto, 2008

FUGA EN TEIXEIRO

Durante años ha sido el paradigma de mafioso, pero con una circunstancia agravante: no se trataba de un mafioso sin más, sino que estamos hablando de un abogado. Su presencia en los pasillos y estrados de nuestros juzgados era un insulto, una verdadera mancha en el buen nombre de la abogacía española y del sistema judicial en general.

Recuerdo a una persona, en su momento con responsabilidades muy relevantes en el gobierno de la abogacía, que declaraba en privado su impotencia porque confesaba «tenerle miedo». Personalmente sólo tuve un contacto con él, hace ya 21 años. En vísperas de cesar en mi último destino como juez de instrucción, había acordado la prisión de unos sujetos dedicados a desvalijar casas de campo. Al día siguiente, a través de un abogado de su despacho, me invitaba gentilmente a comer para tratar de sus clientes.

La persona de Rodríguez Menéndez está asociada en las crónicas de los juzgados y tribunales españoles al recuerdo de un personaje sin escrúpulos o, como decían algunos, «peor que muchos de sus propios clientes». Algún juez estuvo en su punto de mira. Recuerdo que amenazó a uno con querellarse contra él. Le tranquilicé: «La mejor prueba de tu honradez es que Rodríguez Menéndez quiere querellarse contra ti». No resultó raro que tuviese su lugar en una de las épocas más negras de la historia española -los años de la guerra sucia y del saqueo de los fondos reservados- o que fuese condenado por el siniestro episodio de la difusión de un vídeo falso contra el director de este periódico.

Me repugna que este tipo de sujetos, el abogado Pablo Vioque u otros relacionados con casos de corrupción en Cataluña, lesionen la imagen de nuestra abogacía. Son casos aislados, cierto, pero en ésta como en toda profesión hay ovejas muy, pero que muy negras, que hacen daño al conjunto. Lo peor no es tanto que este tipo de personajes existan, sino que el sistema no sea capaz ni de evitarlos ni de erradicarlos. Hay que recordar que alguna que otra sanción impuesta por el Colegio de Abogados le fue anulada y si al final cayó no fue por su catadura profesional sino por el montaje mafioso del vídeo y sus deudas fiscales.

Este sistema es el que le ha permitido lograr un permiso carcelario y fugarse. Ignoro qué razones dio la Junta de Tratamiento para denegárselo y qué razones dio el Juzgado de Vigilancia para reconocérselo, o si era previsible su fuga; ignoro si, como otras veces pasa, la táctica es dejar al juez el duro papel de reconocer al interno aquello a lo que tiene derecho, que sea él quien asuma las críticas de una libertad poco digerible o las consecuencias de la fuga.

El principio de humanización de las penas, su fin resocializador, llevan a mantener estas previsiones de nuestra legislación penitenciaria. Y, ciertamente, un caso fallido no debe dar pie a cuestionar nuestro régimen de cumplimiento de penas. Ahora bien, no puede eludirse que la ciudadanía ve con perplejidad cómo son las cosas.

Hace poco era un pederasta, condenado y que debía estar en prisión, el que violaba y mataba a la pequeña Mari Luz; al poco, De Juana ha salido libre tras 18 años de cárcel por 25 asesinatos. España clama a voces por un debate profundo sobre nuestro sistema penal, sin complejos, prejuicios ni descalificaciones previas. Entre tanto, la perplejidad aumenta y mucha gente piensa que un Charles Manson llevaría ya tiempo libre en España.

En tanto ese debate llega, lo prioritario ahora es, aparte de saber si ese permiso estuvo bien o mal concedido, que se detenga a Rodríguez Menéndez. Sirva como único consuelo que este quebrantamiento de condena, que da fe de cómo es este personaje, le aleja definitivamente de toda hipótesis de volver a manchar la toga.

José Luis Requero es magistrado y vocal del Consejo General del Poder Judicial.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

Camino de Covadonga, de Luis Arias Argüelles-Meres en La Hora de Asturias

Posted in Asturias, Cultura, Historia, Política, Religión by reggio on 27 agosto, 2008

Camino de septiembre cuando escribo estas líneas en la que es ya última semana de agosto. Camino, pues, del día de Asturias. Camino de la Virgen de Covadonga, de “la Santina”. Los fastos de 2008 ni siquiera han servido para buscar una fiesta cívica de Asturias, más allá de la devoción que cada cual sienta a título individual.

¿De qué han servido hasta ahora los fastos de 2008? ¿Lo que hasta ahora se vino organizando redundó acaso en un mejor conocimiento de la historia de la Universidad de Oviedo en estos 400 años? ¿Se hizo hincapié en la que fue su mejor época a últimos del XIX y principios del XX? ¿Se facilitó a la sociedad asturiana un más profundo conocimiento de lo que fue aquel 25 de mayo de 1808 como fecha que marca el inicio de la historia contemporánea en Asturias en la medida en que la ciudadanía fue convocada a protagonizar los acontecimientos?

¿De veras hemos estado a la altura de la importancia de las efemérides de 2008? Quisiera creer que estoy equivocado, pero me temo que las cosas se podrían haber hecho de otro modo para mayor gloria de los aniversarios que celebramos en el presente año.

¿No hubiera sido pertinente un Congreso sobre la figura histórica de Valdés-Salas, con sus correspondientes y ulteriores publicaciones? ¿No hubiera sido pertinente un debate acerca de la conveniencia de una fiesta civil para Asturias que no tendría, repito, que colisionar con las festividades religiosas que se vienen celebrando tradicionalmente en nuestra tierra?

Hace meses, me pregunté si 2008 era esto, si lo que estaba sucediendo y organizándose respondía a las expectativas planteadas. Pues bien, lo cierto es que, a medida que el tiempo avanza y que el año lleva camino de entrar en sus últimos meses, mi pesimismo va in crescendo.

Cuando el lector tenga en sus manos este artículo, quedarán muy pocos días para una nueva edición de el día de Asturias. No es de esperar que haya sorpresas, que los tópicos no se repitan, que los discursos oficiales incidan en lo que vienen diciendo año tras año. Acaso la única novedad sea la forma en que se aborde en los discursos la crisis económica que padecemos en España, así como el problema de la financiación estatal que, por lo que se viene diciendo, nos afectará y, de momento, no parece que positivamente.

Camino de Covadonga, camino del 8 de septiembre, en un año plagado de efemérides cuyo recordatorio y celebraciones no parece haber tenido el calado suficiente ni deseable.

Como las golondrinas becquerianas, las cosas seguirán tal como estaban, los debates están aún por llevarse a cabo. Asturias sigue sin pensar en sí misma, más allá de la política del día a día y de la retórica vacía. Más allá de las obras pendientes, y de las incógnitas aún sin despejar.

¿Por qué a esta tierra le cuesta tanto y tanto reflexionar sobre sí misma y afrontar problemas que, en el mejor de los casos, sólo pospone? ¿Por qué hay tanta reticencia en esta tierra a recordar, como diría Renan, las glorias y remordimientos de nuestro pasado, mirando, eso sí, hacia el porvenir? ¿Por qué?

Un hombre de estado, de Lorenzo Cordero en La Voz de Asturias

Posted in Asturias, Política by reggio on 27 agosto, 2008

El ojo del tigre

De todos los acontecimientos corales que se celebran durante el verano -con los que Asturias desahoga su antigua vocación filarmónica- es probable que el más interesante sea ese (virtual) concurso de habaneras políticas en el que compiten dos grandes orfeones (PSOE y PP) y un cuarteto de cuerda (IU), el cual se encarga de ponerles a las masas corales el contrapunto necesario para que el espectáculo adquiera flexibilidad musical y fascinación coral.

El orfeón socialista (quiero decir socialdemócrata) tiene muy buenas voces. Pero sobre todo cuenta con un bajo profundo al que se le nota el elevado nivel de su sensibilidad musical; seguramente, fruto de su formación académica en ese singular conservatorio nacional, que es el Congreso de los Diputados.

El bajo estival del orfeón socialista le proporciona al PSOE-FSA una calidad orgánica que no tienen ni el orfeón del PP ni el cuarteto de cuerda de IU. El pasado domingo, día 24 de agosto, el periódico de cabecera de las nuevas élites sociopolíticas asturianas publicaba una entrevista con Alvaro Cuesta -la voz profunda que singulariza al orfeón que dirige el socialista Javier Fernández– en la que, entre otras cosas, le confesaba al periodista que había convencido al presidente del Gobierno (Rodríguez Zapatero) para que le permitiera continuar con su tarea parlamentaria; sobre todo, por respeto a sus votantes asturianos y para no dejar “descabezada” a Asturias. Chapeau.

Cuando a uno le proponen subir casi hasta la cima del escalafón político de su partido (nada menos que para ser Secretario de Estado para Justicia), y se renuncia a ese privilegio, se está demostrando que su auténtica vocación es la de continuar siendo el bajo profundo del orfeón socialista en donde aprendió las primeras lecciones de solfeo.

Para la buena fortuna del PSOE, FSA, Alvaro Cuesta sigue enriqueciendo el prestigio musical de su coro. Yo creo que lo que Asturias necesita de él es su formidable voz de bajo profundo, antes que su cabeza. Por lo menos, para que la opinión pública asturiana no pierda el sentido de su correcta orientación política. Ni el buen oído.

Dejando a un lado esa atractiva posibilidad de que el cuarteto de cuerda (IU) -si cambia su particular partitura por la que le ofrece la FSA- se integre en la masa coral socialista -es decir, socialdemócrata-, conviene saber que el actual director, compositor y letrista del orfeón del PSOE FSA “es un hombre de estado”. Lo acaba de decir con su profunda y armónica voz de bajo el diputado (vitalicio) por Asturias, Alvaro Cuesta. Pero no solo eso, sino también “el mejor activo que tiene el socialismo asturiano”.

Ser un hombre de estado es, en la cultura política de la Transición, el cénit de la gloria política personal. Recuérdese que, apenas elegido presidente del Gobierno, se dijo de Felipe González que era uno de los más brillantes hombres de estado europeos. Ocurrió lo mismo cuando José María Aznar le sucedió en la Presidencia. Antes de su brevísimo paso por el Gobierno de la nación, Aznar ya había entrado también en el reservadísimo club de los hombres de estado…

Pero ese récord acaba de batirlo Javier Fernández: sin tan siquiera ser (todavía) presidente del Principado, ya está considerado también un brillante hombre de estado . La profunda voz del hombre de Asturias en el Congreso de los Diputados (antiguamente, procuradores en Cortes) acaba de advertirlo a los asturianos despistados. No puede decirse que Javier Fernández sea el tapado, que aguarda el momento de dar el salto al trono de Suárez de la Riva, 11 (Oviedo). Después de lo que ha dicho el señor Cuesta, parece inevitable que a Vicente Alvarez-Areces le han designado ya su inevitable sucesor. Tendrá que esperar a que se convoquen las elecciones autonómicas en 2011; pero, qué son tres años para un político con aspiraciones cenitales? Un soplo.

Convendría recordar que, cuando se cumplieron los cien días de gracia, que suele concedérseles a los políticos que llegan a las alturas, el 31 de octubre de 1999 se hizo público el resultado de una encuesta cuya única pregunta era: “Cree usted que (Alvarez-Areces) ha logrado la estabilidad política en el Principado?” Pues, el 43 por ciento de los encuestados respondieron que sí; el 33 por ciento, dijo que no; un 19 por ciento se confesó incapacitado para opinar, y el 5 por ciento, no sabía y no contestaba. En aquella misma ocasión, el presidente Areces aprobó su función pública, con un 6,95. En realidad, un notable. En cambio, Alvarez Cascos, su adversario de entonces, solo logró que le suspendieran como político de la oposición: sacó un 3,63.

Es curioso comprobar que, casi diez años después de aquella encuesta, si se realizara otra parecida a la de 1999, lo más probable es que nos encontráramos con que el Alvarez-Areces de entonces, hoy se llama Javier Fernández, y que el Alvarez-Cascos de este momento sea el Alvarez-Areces de ayer. Para comprender esto, hay que estudiar solfeo en el conservatorio madrileño de la Carrera de San Jerónimo.

Lorenzo Cordero. Periodista.

Tagged with:

Georgia: otra guerra con olor a petróleo y Gas, de Juan Vega en su Blog

Posted in Economía, Energia, Internacional, Medio ambiente, Política by reggio on 27 agosto, 2008

Gerhard Schröder, presidente del gasoducto Northstream

La guerra que ha enfrentado a Moscú con Tiblisi entre el 8 y el 12 de agosto, iniciada tras el manto mediático de protección que proporcionó a Rusia la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, tiene una clara motivación con olor a petróleo y gas, tal y como expone el asunto Jean-Michel Bezat, en un artículo publicado en Le Monde, titulado “Moscou veut garder le contrôle du pétrole et du gaz d’Asie centrale“.

Afirma Bezar, que “todo lo que desestabiliza Georgia, paso decisivo para el itinerario que sigue el petróleo y el gas del Caspio hacia Europa, es bueno para los rusos”, y  añade que “la cuestion va mucho más allá de este pequeño país: americanos y europeos quieren rodear Rusia e Irán, abriendo nuevas vías para asegurar una mayor seguridad energética”. Por su parte, Rusia, “pretende conservar o reconquistar el control de las exportaciones de gas y petróleo, también en las repúblicas ex soviéticas de Asia central, como Azerbaidján, Kazajstán y Turkmenistán”.

Así, durante el conflicto, Rusia no hizo otra cosa que advertir su disposición a tomar el control de los puertos georgianos del Mar Negro: “sus bombas y sus obuses no han caído lejos del oleoducto Bakú-Tiblisi-Ceiján (BTC), que une el Caspio con el Mediterráneo, atravesando territorio de Georgia. No hizo falta más para demostrar que los tubos que sortean Rusia están al alcance de los cañones rusos y que reaparece el fantasma del aprovisionamiento de Europa”.

Termina de describir el panorama geoestratégico que condicionaVladimir Putin y Dmitri Medvedev este conflicto: “hasta la construcción del BTC -firmemente apoyada por Washington- la mayor parte del petróleo de Asia central con destino a Europa, atravesaba por el puerto ruso de Novorossisk. Tras la entrada en servicio en 2005 del oleoducto BTC por el que circula a diario un millón de barriles (más del 1% del petróleo mundial), se han podido evitar los estrechos turcos que retrasan el transporte y multiplican los riesgos de colisión y mareas negras. Y sobre todo, evitan pisar territorio ruso y armenio”.

Así pues, a través de Georgia transita un tercio del petróleo del Caspio, ya que “es la única vía de exportacion del petróleo del Caspio que no pasa por territorio ruso o por los estrechos turcos que están saturados”, recuerdan Timothy Krysiek y Paulina Freedenberg en una nota del Cambridge Energy Research Associates (CERA), publicada a mediados de agosto en pleno conflicto. “si los combates entre Rusia y Georgia persisten y desembocan en una inestabilidad generalizada en el sur del Cáucaso, las consecuencias a medio y a largo plazo para el petróleo y el gas del Caspio serán graves”, añaden estos expertos de un grupo que está próximo a los medios petroleros americanos, según Bezat.

No debe olvidarse que tras la crisis ruso-ucraniana de enero del 2007, que produjo un grave problema de abastecimiento de gas a Europa, la UE dispuso que el proyecto Nabucco era prioritario. “Financiado por empresas privadas o públicas que aportaron cinco mil millones de euros, este gasoducto de 3.400 kilómetros debe trasladar el petróleo del Caspio hasta Austria, pasando por Georgia, Turquía, Bulgaria, Rumanía y Hungría”.

Seis meses después de que se anunciase la construcción del Nabucco, “Gazprom anunció a su vez la construcción de otro gasoducto rival, junto con el grupo petrolero italiano Eni, el Southstream, que rodea Ucrania para alimentar también a Europa. Vladimir Putin llegó al refinamiento de proponer a Romano Prodi, presidente saliente del consejo italiano, que tomase la cabeza del consorcio encargado de su construcción. Esta vez, con menos éxito que el que consiguió cuando propuso que el gasoducto gigante que unirá Rusia y Alemania por el Báltico, el Northstream, fuese presidido por el ex canciller alemán Gerhard Schröder“.

Concluye su artículo Bezar, afirmando que “es necesario no equivocarse de estrategia y no ver a Rusia como una amenaza para la seguridad energética, anuncian algunos expertos, que consideran la diplomacia europea excesivamente agresiva. Lo esencial del gas que aprovisionará a Europa durante los próximos treinta años, vendrá de Rusia e Irán, pues esos dos países disponen del 42% de las reservas mundiales, recuerdan. Nabucco no será viable más que con gas ruso o iraní”.

Romano Prodi

Etiquetas: Southstream, Timothy Krysiek, Paulina Freedenberg, Northstream, proyecto Nabucco, Jean-Michel Bezat, Vladimir Putin, Gazprom, Le Monde, Eni, Cambridge Energy Research Associates, Romano Prodi, Gerhard Schröder

Tags: , , , , , , , , , , , ,
Tagged with:

Dios salve a América, de Javier Ortiz en Público

Posted in Cultura, Política by reggio on 27 agosto, 2008

Lo poco que oí sobre el partido de baloncesto olímpico del pasado domingo (y no lo digo con desdén: es, sencillamente y sin más historias, que no me vino bien prestarle atención, y no lo hice) confirmó mi ya arraigada conclusión de que muchos españoles tienen un problema psicopatológico con EEUU. Por un lado, aceptan todo lo procedente del imperio (cine, televisión, música, moda, lenguaje, fetichismo) con reverencia evidente, patéticamente lacayuna; por otro, sostienen que no lo soportan, e incluso que lo desprecian. “¡Venga, a por esos yanquis!”, clamaba un locutor radiofónico enardecido, al borde del infarto, como si los Gasol y compañía tuvieran el encargo patrio de vengar las afrentas de Cuba y el hundimiento del Maine.

Esa ambivalencia (“ambibalancia”, que dirían Les Luthiers) puede llegar a extremos cómicos: hace años me tocó ver cómo buena parte del nutrido público de un bar madrileño, que había asistido sin pestañear a la actuación musical de un señor de Nashville (en inglés, of course), se mosqueaba al aparecer acto seguido un cantautor catalán. “¡Coño, por lo menos que le pongan subtítulos!”, exclamó un parroquiano.

Imagino que mi desagrado ante esas cosas proviene de que veo el espectáculo justo desde la acera de enfrente. Admiro y respeto las expresiones culturales variadísimas de los muchos pueblos que habitan en los EEUU (de hecho colecciono algunas de sus muestras, en la medida en que puedo), pero odio que la maquinaria del star system estadounidense, con la ayuda de sus cómplices locales, se vaya cargando día a día, implacable, las raíces culturales de quienes merodeamos por este rincón del globo.

Ambas actitudes no sólo son compatibles, sino incluso complementarias. Amar a los pueblos no excluye oponerse a quienes los maltratan y malrepresentan. Se puede estar fraternalmente del lado de la buena gente de los EEUU y, a la vez, no soportar a los Bush. Por las mismas razones.

En suma: que si a mí me dicen “¡Venga, a por esos yanquis!”, sospecho que están tratando de manipularme. Sobre todo cuando quien nos jalea está a sueldo de una multinacional que tiene infinitos lazos con el imperio.

Tagged with:

Sin indicios de recuperación un año después: la crisis financiera irá a peor y durará mucho, de Eduardo Segovia en El Confidencial

Posted in Economía by reggio on 27 agosto, 2008

La crisis financiera que acaba de cumplir su primer aniversario debería haber terminado ya hace tiempo, según las previsiones que autoridades y analistas han lanzado durante todo este tiempo. Sin embargo, el panorama es justamente el contrario. No hay ningún indicio de mejoría, sino que los indicadores apuntan a un nuevo deterioro después de la cierta tregua vivida esta primavera. Y los expertos más prestigiosos apuntan a que la situación va a empeorar todavía bastante más hasta que se vea la luz al final del túnel, cosa que no esperan antes de 2010 como mínimo.

Las evidencias están por todas partes: cada vez más bancos están endureciendo las condiciones para conceder préstamos en EEUU, según la última encuesta de la Fed; esta contracción del crédito (credit crunch) se ha extendido de las hipotecas de baja calidad a todos los préstamos a empresas y familias; el crecimiento de la masa monetaria -el dinero en circulación- se ha estancado; y los derivados de tipos de interés anticipan mayores subidas del precio que se cobran los bancos por prestarse dinero en el interbancario para los próximos meses.

“Los problemas van a agravarse conforme se acerque el final del año por la cantidad de deuda que tienen que refinanciar los bancos en diciembre”, explica a Bloomberg Stuart Johnson, gestor del gigante británico Resolution. Esta cantidad se cifra en 88.000 millones de dólares en EEUU. Para España no hay cifras oficiales, pero algunas fuentes cuantifican los vencimientos de deuda totales para 2008 en unos 80.000 millones de euros.

Thomson añade que hay grandes sospechas de que los bancos siguen ocultando pérdidas, algo que comparte aquí la AEB (Asociación Española de Banca), que ha pedido reiteradamente a las autoridades que obliguen a las entidades a revelar todos sus quebrantos para que se pueda restablecer la confianza en los mercados. Hasta ahora, las pérdidas y amortizaciones reconocidas por la banca en activos de crédito se elevan a 504.000 millones de dólares.

“Una recesión más severa”

La prestigiosa firma de análisis Capital Economics, en un informe del 19 de agosto al que ha tenido acceso El Confidencial, concluye que “esta contracción del crédito puede convertirse en un importante freno para la actividad y sospechamos que la economía caerá en una recesión más severa ahora que el impulso de los estímulos fiscales se ha desvanecido”. Mañana se conocerá la revisión del PIB del segundo trimestre de EEUU, para la que se prevé una mejora hasta el 2,7% desde el 1,9% inicialmente estimado precisamente por el impacto de los cheques de 600 dólares enviados a los contribuyentes (medida similar a los 400 euros de Zapatero).

Esta firma detecta señales de recesión en otros muchos indicadores de la economía: a su juicio, el consumo caerá en el tercer trimestre; la inversión empresarial ya está reduciéndose; el déficit comercial se ampliará de nuevo por el fortalecimiento del dólar; la divisa norteamericana seguirá disparada; y el desempleo continuará subiendo. Los únicos elementos positivos que encuentra son una estabilización de las ventas de vivienda y la moderación de la inflación en respuesta a la caída de las materias primas. En la zona euro, la economía se contrajo el 0,2% en el segundo trimestre, con una contracción en Alemania del 0,5% y un crecimiento del 0,1% en España.

Sin esperanza hasta 2010

Capital Economics no está sola. El premio Nobel Myron Scholes ha afirmado que “la crisis no ha terminado y no estoy totalmente seguro de cuándo lo hará”. Alan Greenspan, el mítico anterior presidente de la Fed, ha dicho que una forma de medir el fin de la crisis es el diferencial sobre el Libor (la referencia que se usa en EEUU, equivalente a nuestro Euribor) que exigen los bancos por prestar en el interbancario. Este diferencial se encuentra en la actualidad en 78 puntos básicos (0,78 puntos porcentuales) y los mercados de futuros indican que alcanzará los 85 a fin de año. Estos mercados no esperan que dicho diferencial vuelva a 25 puntos básicos antes de junio de 2010, y eso tampoco es la normalidad exactamente: esta prima se ha situado como media en 11 puntos básicos en los últimos 10 años.

Así pues, es muy posible que lo peor esté todavía por venir, lo que crea un entorno muy complicado también para los inversores, con una bolsa que se resiste a hundirse del todo pero que tampoco es capaz de recuperar mínimamente. La mayoría de los profesionales recomiendan invertir en deuda pública de aquí a fin de año, porque piensan que se puede repetir el fenómeno del año pasado, cuando los temores en el sector financiero llevaron a los inversores a refugiarse masivamente en los activos más seguros, lo que provocó el mayor rally de fin de año en los bonos desde el año 2000.

Tagged with:

Alemania y la recesión europea, de Primo González en Estrella Digital

Posted in Economía by reggio on 27 agosto, 2008

El pulmón, o el corazón, europeo, es decir, Alemania, está de capa caída. Este martes, el indicador de confianza empresarial más creíble de cuantos se elaboran en este país ha ofrecido un panorama bastante desolador coincidiendo con una caída del PIB trimestral del 0,5% en el segundo trimestre, dato refrendado por el instituto estadístico germano. La caída alemana es seria porque los empresarios creen que el panorama para los seis meses venideros irá a peor, lo que puede añadir un segundo o incluso un tercer trimestre en pérdida, es decir, una recesión en toda regla. No se esperaba una reacción tan pesimista de los empresarios germanos y eso es lo que ha dado al traste con las débiles esperanzas de recuperación durante el segundo semestre del año.

Con las cuentas más simples, está claro que si Alemania no crece, Europa se va a colocar en una situación de retroceso productivo en los próximos meses, ya que sólo algunos países de menor entidad (esta vez con Polonia a la cabeza) son capaces de tirar en alguna medida del carro europeo. El grupo de países más dinámico no representa, sin embargo, más allá del 5% del PIB de la Unión Europea, es decir, menos incluso que España, que ronda al 8% de la Eurozona. En la última década, los dinamizadores europeos fueron Irlanda y sobre todo (cuestión de volumen) España, cuya elevada demanda, plasmada en un déficit comercial considerable, uno de los mayores del mundo, logró alimentar la sed exportadora de industrias tan importantes como la germana.

Pero esta vez no está España para contribuir, en alguna medida, al sostenimiento de la producción europea. Ni está, sobre todo, Estados Unidos, el país que verdaderamente empuja el comercio mundial de manufacturas como gran comprador de todo lo que se pone a tiro. China e India absorben materias primas, pero no generan una gran demanda de productos finales industriales que sea capaz de lubricar el engranaje industrial europeo.

Ahora mismo, las esperanzas de resurgimiento de la industria europea, y de la alemana en particular, sólo procede de Estados Unidos, en donde el abaratamiento del dólar a lo largo de estos últimos años ha jugado más bien la baza contraria, es decir, frenando la demanda de productos extranjeros. El dólar, sin embargo, ha iniciado una nueva fase de resarcimiento y en estos momentos camina desde los 1,60 euros hacia la zona de 1,40 euros. Dicen algunos optimistas (o pesimistas, según desde donde les califiquen) que veremos el euro a finales de año a 1,25 dólares, lo que constituye un alivio para los atribulados industriales europeos porque, por primera vez en bastantes años, el tipo de cambio puede hacer girar la ruleta de su fortuna en el sentido deseado.

La precipitación de la Eurozona hacia una recesión, que no obstante es una hipótesis todavía sometida a cautelas, tendrá que forzar necesariamente un cambio de estrategia en el Banco Central Europeo. Estos días, los tipos de interés a largo plazo han estado cayendo. Se da por seguro que el próximo movimiento de tipos de la Eurozona será a la baja, pero la fecha ha sufrido un considerable adelantamiento esta misma semana. Ya no se piensa en la primavera del año 2009 para aflojar las tuercas monetarias. Se habla de finales del año 2008. La situación no aguanta y la economía europea no puede esperar más tiempo.

Dicen algunos analistas que Estados Unidos saldrá de la fase actual de lento crecimiento a tiempo para salvar a Europa de la recesión, aunque los tiempos parecen muy ajustados. El ajuste de los tipos de cambio suele producirse con cierta lentitud para lo que desean las corrientes comerciales. La Comisión Europea tendría que tomar cartas en el asunto para impulsar un plan coordinado de salida de la crisis, ahora que parece existir una cierta homogeneidad y armonía en el estado de las diversas economías de la zona.

Tagged with: