Reggio’s Weblog

Los dos escenarios, de Mariano Marzo en La Vanguardia

Posted in Economía by reggio on 24 agosto, 2008

Según Royal Dutch Shell, lograr un futuro energético sostenible es un objetivo a nuestro alcance, aunque para ello debe operarse un “profundo cambio” en la manera como actualmente concebimos la oferta y el consumo de la energía. En la introducción del último análisis de la petrolera sobre el flujo energético global a largo plazo -un documento titulado Shell energy scenarios to 2050-,Jeroen van der Veer, ejecutivo jefe de la compañía, afirma que “la humanidad no había afrontado nunca un panorama tan complicado para el futuro del planeta y la energía”. Para Van der Veer, el desafío puede resumirse en el eslogan “más energía, menos dióxido de carbono (CO2)” y su superación pasa por “tener las ideas claras, grandes inversiones y un liderazgo efectivo”.

El documento dibuja dos escenarios, denominados Scramble y Blueprints, que podríamos traducir, respectivamente, como competición y anteproyecto.

En el primero, los políticos y otros agentes sociales relevantes no prestan atención a la necesidad de hacer un uso más eficiente de la energía hasta que los suministros escasean, al mismo tiempo que se pospone la toma de decisiones eficaces sobre el problema del aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta que las consecuencias del cambio climático empiezan a evidenciarse en toda su crudeza.

En el segundo, las iniciativas locales acaban convergiendo, a escala primero estatal y finalmente global, impulsando una decidida actuación para combatir los problemas en los frentes del desarrollo económico, la seguridad energética y la polución medioambiental. Este escenario incluye la fijación de un precio a partir de una masa crítica de emisiones, lo que estimularía la eficiencia energética y el desarrollo tecnológico de fuentes energéticas “limpias”, como las renovables y la captura y el secuestro del CO2.

Ambos escenarios deben enfrentarse a tres duras e inevitables realidades: 1) las grandes potencias emergentes, como China e India, están entrando en la fase energéticamente más intensiva de su desarrollo económico; 2) a partir del 2015, el aumento en la producción del petróleo y gas fácilmente accesibles no podrá cubrir el crecimiento previsto de la demanda; 3) aun suponiendo que el carbón y los combustibles fósiles no convencionales pudieran cubrir el déficit comentado, ello implicaría un peligroso aumento de las emisiones de CO2.

Shell advierte que el mundo debe prepararse para adentrarse en una era de “transiciones revolucionarias y considerable turbulencia”. En este contexto, la selección del término “anteproyecto” para definir el escenario que más nos acerca a un futuro sostenible pretende transmitir el mensaje de que aunque en la búsqueda del ideal muchas iniciativas puedan fracasar, la cooperación internacional posibilita que deshacer el camino emprendido no signifique quedarse definitivamente atrás.

Esta estrategia de búsqueda y cooperación resulta a la larga mas positiva que exclamar “sálvese quien pueda”, para a continuación lanzarse a una carrera desenfrenada en las que las colisiones múltiples serían inevitables. Creo que este último es el significado que encierra el término Scramble, que yo he traducido por competición, cuando quizás hubiera sido mejor hacerlo por pugna, lucha o pelea.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: