Reggio’s Weblog

El rebote de un trozo de nariz, de Eduardo Mendicutti en UVE de El Mundo

Posted in Sociedad by reggio on 24 agosto, 2008

LA SUSI REPORTERA

Yo, en mi línea: buscar el lado humano de la noticia. La noticia es la nueva nariz de mi Doña Letizia y, el lado humano, la situación anímica, protocolaria y económica en la que se encuentra el trozo de nariz que le han quitado.

Me dieron el soplo: «El trozo de nariz ha acampado, en señal de protesta y para exigir sus derechos, frente a Zarzuela». Así que allí me fui. Y aquí está la exclusiva.

-Para empezar -le dije-, ¿cómo estás, anímicamente?

-Pareces tonta -me dijo el trozo de nariz-, ¿cómo voy a estar? Más hundido que la carrera de Julio Iglesias. ¿Tú crees que hay derecho? Bien está que se libre de su pasado, pero, ¿que se libre de mí? Eso sí, que no se piense Ella que yo no voy a rechistar. Y si, para conseguir lo que me corresponde, tengo que ponerme en huelga de hambre, me pongo. Además, dime la verdad: conmigo en la nariz, ¿no tenía esa cara más personalidad, no tenía más gancho?

-Más gancho, sobre todo -reconocí-. Pero, las cosas como son, habrá quien, ahora, de perfil la encuentre más mona.

-Si quiere que la encontremos más mona, que se suba a un árbol -dijo, francamente ordinario, el trozo amputado de la nariz-. O que se meta a momia, como la Preysler.

Yo comprendí que era mejor cambiar de tercio. Así que me interesé por cómo queda él, a partir de ahora, protocolariamente.

-¿Que cómo quedo protocolariamente? -se le redobló el rebote-. Más ninguneado que Jaime de Marichalar, que ya es decir. Pero escucha lo que te digo: a Marichalar no sé lo que le harán, aparte de todo lo que ya le han hecho al pobrecito, pero a mí que me pongan coche con chófer, escolta, un sitio en las fotos de la Familia, sin borrarme cuando las fotos se cuelguen en la página web de Zarzuela, y derecho a volver a la nariz de Ella un fin de semana sí y otro no. Y que Don Juan Carlos me dé, como mínimo, un marquesado. Me lo merezco, ¿no? Yo he estado en esa nariz cuando nació Ella, cuando se casó por primera vez, cuando presentaba el telediario, cuando se casó por segunda vez, cuando tuvo a su Leonor y a su Sofía… ¿Y ahora pretende librarse, gratis total, de mí? De eso nada, monada.

Aproveché para preguntarle en qué situación económica había quedado él, una vez eliminado de la principesca nariz.

-¿Económicamente? Peor que la cantante esa, Rihanna, que dicen que está en la ruina -lloriqueó-. Pero que se prepare Ella: pienso sacarle lo mismo que le piensa sacar a la Jodie Foster su ex mujer, la Cidney Bernard: 25 millones de dólares. Bueno, de euros.

Allí lo dejé, reclamando sus derechos. Al irme, pasé bajo la ventana de mis Príncipes. Y pude oír cómo Ella le recitaba a mi Don Felipe, en plan tenoria:

-¿No es verdad, ángel de amor, que en esta apartada orilla, más pura la luna brilla y se respira mejor?

Mi Don Felipe le dijo que, en la intimidad, no hacía falta que echase mano del cuento de la respiración.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: