Reggio’s Weblog

Zapatero apuesta por aumentar la deuda pública para acentuar el perfil social del Gobierno, de A. Mendoza en El Confidencial

Posted in Economía, Política by reggio on 15 agosto, 2008

“Es prioritario garantizar la política social”, insistió ayer el presidente José Luis Rodríguez Zapatero durante su comparecencia para explicar las medidas económicas que está adoptado el Gobierno para salir de la crisis. Ante la falta de nuevas ideas para mitigar el continuo deterioro de la situación económica, Zapatero ha apostado por que su Ejecutivo aparezca identificado ante la sociedad como el único garante e impulsor del gasto social, marcando así las distancias con el perfil del Partido Popular. El presidente del Gobierno reiteró que mantendrá los compromisos de su programa electoral, pese a que éste fue elaborado cuando la crisis todavía no había estallado en toda su magnitud. Y, para ello, Zapatero está dispuesto a incurrir en déficit público, pese que el superávit de las cuentas públicas es uno de los logros más publicitados por el Gobierno.

Zapatero se comprometió de nuevo ayer a incrementar el salario mínimo y las pensiones más bajas, y subrayó que el Gobierno se preocupa especialmente por “las familias con más necesidades”. Cuestionado por la capacidad de las cuentas del Estado para soportar un nuevo y más costoso modelo de financiación económica, unido a las partidas destinadas a reactivar la economía y a sufragar el gasto social, Zapatero insistió en que “tenemos margen”. Este margen pasa por aumentar el ratio de deuda pública sobre el PIB, que a principios de año se situaba en el 39,7%, 20 puntos por debajo de la media de la Unión Europea. Bruselas exige tener un nivel de deuda por debajo del 60%, por lo que el Ejecutivo podría jugar con esa diferencia para no cerrar el grifo del gasto público y “lanzar estímulos a la financiación de la economía”. Como ejemplo, Zapatero citó el “esfuerzo” de destinar 10.000 millones hasta 2010 para la construcción de vivienda protegida y reactivar así el sector de la construcción.

El incrementjo de la deuda pública emerge así como uno de los instrumentos más importantes que el Ejecutivo está dispuesto a utilizar a la espera de que, de acuerdo con sus expectativas, las tasas de crecimiento vuelvan al 3% a partir de 2010. Y es que al otro recurso con que contaba el Gobierno, el superávit, le queda poco recorrido. Pese a que Zapatero se refirió a los cerca de 25.000 millones de superávit con que se cerró 2007, los resultados de 2008 serán muy diferentes. A comienzos de año, las previsiones del Gobierno indicaban un superávit del 1,2% del PIB para 2008, pero el primer semestre de 2008 arrojó un déficit de 4.638 millones, un 0,42% del PIB.

Gasto contra moderación

El ministro de Economía, Pedro Solbes, admitió en julio que las cuentas públicas podrían cerrar este año con déficit si finalmente la economía crece por debajo del 2,3%, aunque matizó que no era una cuestión que le preocupara. Medidas como el “cheque bebé” o la devolución de los 400 euros, que han acaparado una buena parte del gasto público, son la prueba de la orientación política que Zapatero pretende dar a su Gobierno en plena crisis. Un corte social acentuado que contrarreste el deterioro de la imagen del Gobierno como gestor que, según los sondeos, ha ido calando en la sociedad por su negativa a reconocer la existencia de la crisis. Esta estrategia opone las prioridades del PSOE a las del PP, que recomienda moderar el gasto público, de forma que no pase del 2% durante el periodo de desaceleración.

A la afirmación de Zapatero de que las medidas económicas aprobadas por el Gobierno no hipotecan el futuro ni son “pan para hoy y hambre para mañana”, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, respondió que se trata de un “refrito desafortunado” que no hace sino agravar la crisis económica, y la “crisis de confianza hacia el Gobierno”. Las medidas del Ejecutivo tampoco gustaron a CiU, pero convencieron a sectores de la izquierda, como el sindicato a UGT, que valoró que no supongan recortes sociales. Además, Zapatero lanzó un guiño a los grupos parlamentarios de izquierda, al asegurar que confía en aprobar los Presupuestos Generales de 2009, porque en el Congreso hay una mayoría que está a favor de aumentar las pensiones y mantener el gasto social.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: