Reggio’s Weblog

El ruido habitual, de Francesc-Marc Álvaro en La Vanguardia

Posted in Economía, Política by reggio on 13 agosto, 2008

Según el conseller de Economia i Finances de la Generalitat, Antoni Castells, los gobiernos españoles tienen una especialidad para con Catalunya: “Tratan de intimidar, no de hablar ni de poner argumentos sobre la mesa. Hacen ruido para que no se oigan los argumentos de los que los tenemos. Pero eso ya lo conocemos. Ha sido así durante muchos años”. Castells lo dijo al escuchar la respuesta destemplada, estilo Maleni, de la vicepresidenta Fernández de la Vega a las mesuradas palabras del president Montilla sobre la insuficiente propuesta de financiación presentada por Madrid. Tiene mucha razón Castells al recordar que “ha sido así durante muchos años”, pero se queda corto. Ha sido así siempre, tanto que muchos catalanes ya ni sienten ni padecen. Cuando Jordi Pujol se quejaba de lo mismo (ante gobiernos de la UCD, el PSOE y el PP), muchos decían que el ex president practicaba el victimismo fácil. Los socialistas catalanes, entonces en la oposición en el Parlament, se apuntaron siempre a esa tesis errónea. Hoy, en cambio, comprueban directamente lo que hay. Sean bienvenidos.

El ruido es algo consubstancial a la vida política española porque nace de una sociedad acostumbrada al grito, a la falta de respeto y a la solución arbitraria del “porque lo digo yo”. Debería escribirse una obra sobre la influencia del ruido en la mentalidad española. Basta con medir el nivel de decibelios habitual en cualquier local público para hacernos una idea del poso de la cultura política que respiramos. En España, quien grita más se impone, pero Catalunya siempre pierde en esta competición absurda. Por dos motivos: los catalanes no sabemos meter ruido en serio (creemos, como buenos fenicios, que la conversación tranquila es lo mejor para los negocios) y, además, tenemos menos altavoces y más precarios que Madrid.

Hay una mentalidad entrenada en la exclusión del argumento racional. Hace pocos días, un amigo se reunió con colegas de Madrid y salió en la conversación el asunto de las balanzas fiscales, que, certificadas por el Ministerio de Hacienda, prueban la realidad del déficit fiscal catalán. Ese dato no importa, al parecer. Esos colegas madrileños lo han entendido al revés: “Bueno, ahora que ya tenemos las dichosas balanzas, se ha roto el mito de que los catalanes sois los que aportáis más”. Mi amigo no tuvo fuerzas para comenzar la discusión de nuevo.

Ahí está el problema profundo de toda negociación entre la Generalitat y el Gobierno: Catalunya debe empezar cada vez desde cero, explicándolo todo mil veces, como si nadie, más allá del Ebro, tuviera memoria. La cantidad de energías que destinamos a este tortuoso ritual de reconocimiento previo – se hable de becas, del traspaso de cercanías o de la alcachofa- nos deja exhaustos. Cansados y rotos por el ruido, al final siempre nos dan a elegir entre susto o muerte.

Anuncios
Tagged with:

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. jose400 said, on 13 agosto, 2008 at 2:36 pm

    COMO BUEN CATALAN HOY MISMO HARÉ UNA RECOLECTA EN MI ESCALERA Y SE LA MANDARÉ A FRANCESC-MARC PARA QUE SE TOME UÑA CAÑITA Y NO SUFRA CON EL RUIDO Y LA FURIA CATALANA.
    ESTO YA NO HAY QUIEN LO PARE, BRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR…………

  2. xavi said, on 13 septiembre, 2008 at 9:45 am

    jose400: un comentari apropiat que confirma que n’hi ha que contesten fent fressa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: