Reggio’s Weblog

Tres pelotas, de Xavier Bru de Sala en La Vanguardia

Posted in Economía, Política by reggio on 11 agosto, 2008

No una ni dos, sino tres. Tres son las pelotas que se chutan simultáneamente contra la portería catalana. Ocurre que, de tan atentos como estamos, a ver si Montilla para el penalti de la financiación, casi no prestamos atención a los otros dos tiros a bocajarro en cuestiones de la máxima importancia: el nuevo modelo aeroportuario y el traspaso cicatero de cercanías.

Como todo el mundo sabe, el president Montilla se la juega en la negociación de los dineros. Él mismo podía haberse puesto en una posición menos incómoda, reconocer por ejemplo que la situación es casi desesperada y prometer que, tras ejercer toda la presión de que fuera capaz, sacaría, de lo perdido, tanto como pudiera. En definitiva, el complejo catalán, que entiende por pactismo mirar hacia la escuadra mientras te cuelan el gol por el centro. Pero en vez de actuar con la lógica catalana, ha anunciado a bombo y platillo que se plantaría y no aceptaría un trato injusto. La situación puede llegar a enormes tiranteces, y veremos en qué para si el PSOE no se da por vencido y se aleja, por la parte baja, a los tres mil y pico millones de euros que reclama la Cambra sin nadie la contradiga (por cierto, Castells, y quienes también en eso le dan la razón, se han equivocado al no dar una cantidad, ya que el listón de la cifra no puede esconderse: o te lo pones o te lo ponen).

A la espera de ver en qué acaba esta jugada histórica, pues en ella comprobaremos, o no, si el talante y la nueva savia aportados por la inmigración constituyen algo fundamental, y muy positivo para la maltrecha psicología colectiva de los catalanes, hasta el momento dispuestos a confundir por sistema el pacto con la renuncia. A la espera del trascendental desenlace, en el que veremos si al final se planta o abandona la portería, se acercan las otras dos pelotas. ¿Se convertirán en sendos goles? El del aeropuerto está por entrar, a favor del centralismo con retoques, sin que la Generalitat diga esta boca es mía. En cuanto a cercanías, es pronto para saberlo. Si en la semiprivatización de Aena el Estado sostiene el mango de la sartén (siempre a la espera de que la compra de Iberia por la British reduzca el monopolio madrileño), cercanías es otra cosa.

Si Catalunya rechaza la transformación insatisfactoria del viejonuevo modelo aeroportuario, el Gobierno puede ignorar las protestas y seguir en las mismas. Te pongas como te pongas, no habrá mayoría catalana en El Prat. En cambio, el traspaso de cercanías ha sido rechazado alguna vez, porque no venía acompañado de las dotaciones imprescindibles para dar un buen servicio. Se podría seguir así, culpando al Gobierno del desgobierno, hasta que ceda o hasta que el asunto pase a segundo plano.

Podemos ganar, perder, o empatar en los tres frentes abiertos, pero nunca olvidar que son tres y no uno.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: