Reggio’s Weblog

Españoleando, de David Gistau en El Mundo

Posted in Política by reggio on 11 agosto, 2008

A LA SOMBRA

Durante su vida cotidiana el español medio no suele sentirse obligado a llevar montera, piropear a las mujeres, beber vino en bota, contar chistes y remedar pases taurinos acompañados de olés estruendosos. Sin embargo, estas cosas las hace cuando coincide en el extranjero con otros españoles, sobre todo en una gran ocasión deportiva. Y no sólo las hace el español medio, pues también los atletas de élite, durante el desfile inaugural de los Juegos, se pusieron a españolear en los mismos términos como si, más allá de las medallas, hubieran viajado a China con la misión de demostrar al mundo lo cachondos, garbosos y taurinos que somos los españoles, arsa pilili, y las juergas que armamos con Chiquito de la Calzada como dios tutelar.

Cuando la visitaba Gómez de la Serna, la castañera ya no se comportaba como una castañera, sino como el personaje de la castañera tal y como lo veía Gómez de la Serna. De igual forma, en cuanto toma conciencia de grupo y se siente observado por un público extranjero, el español ya no se comporta como un español, sino como el personaje del español tal y como lo ven un turista japonés o don Próspero Mérimée. Hay como una sumisión al tópico a la que nos resignamos por no defraudar a quien del español espera que beba en bota, piropee a las mujeres, haga chistes, clave banderillas imaginarias y rompa la formación en el desfile porque así somos los españoles, ridiela, y no como esos robots de los chinos.

Es probable que, durante muchos años, frecuentar ese españoleo chiquitistaní fuera la única posibilidad para España de caracterizarse en el extranjero. Digamos que de tener un rol propio, sobre todo en las grandes citas deportivas, como si la alternativa fuera no existir. Pero España es ahora una nación con empaque que gana incluso al fútbol y a la que los anuncios de Nike retratan como una medida que alcanzar. Es buen momento para abandonar la protección de los tópicos y proyectarse de otro modo, así sea defraudando a un público demasiado acostumbrado a vernos como a inofensivos y simpáticos extras. Y no sólo en lo deportivo.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: