Reggio’s Weblog

Cataluña aprieta, de Enrique Badía en Estrella Digital

Posted in Economía, Política by reggio on 11 agosto, 2008

Coincidiendo con la fecha marcada para tener acordado el nuevo modelo de financiación, el pasado sábado 9 de agosto, la mayoría de líderes políticos catalanes ha criticado con cierta dureza al Gobierno central por lo que consideran flagrante incumplimiento del nuevo Estatut. Uno de los más contundentes ha sido el presidente Montilla, dejando atrás los tiempos de presumida complicidad con Rodríguez Zapatero, en cuyo primer Gabinete ocupó la cartera de Industria, Turismo y Comercio y de quien recibió apoyo esencial para relevar a Pasqual Maragall como candidato a presidir la Generalitat. Quizás por ello, al margen el asunto de los dineros, muchos se preguntan qué significa y puede acarrear para el futuro de las relaciones entre PSC y PSOE.

Puede parecer algo insólito que una parte de un partido se pronuncie contra un Gobierno sustentado por el mismo. O, para ser más exactos, se alinee con adversarios para criticar a un Ejecutivo en el que se sientan miembros destacados de su cúpula dirigente: casos de los ministros Chacón y Corbacho. Sólo que verlo de esta manera pasa por alto lo peculiar de las relaciones que de siempre han mantenido PSOE y PSC.

Lo que muchos se plantean -desde fuera- es si las cosas están ahora lo peor que aparentan o se trata de un nuevo episodio de escenificación de no sumisión ni dependencia, tan querido por la rama de los socialistas en el Principado. Los últimos años han conocido varios, aunque ninguno ha devenido en cambios sustanciales en el modelo de relación ni mucho menos en ruptura estructural. Es verdad que amenazas no han faltado, entre ellas la de concurrir a las elecciones en listas separadas, pero no ha pasado de ahí.

Por eso no es fácil valorar el amago de órdago lanzado desde Barcelona: no votar favorablemente los Presupuestos de 2009 si antes no se ha solucionado el asunto de la financiación. ¿Es creíble que rompan la disciplina de voto del grupo parlamentario socialista los elegidos por las cuatro circunscripciones catalanas? ¿Es imaginable que la cabeza de lista por Barcelona no respalde el proyecto de cuentas públicas remitido a las Cortes por el Consejo de Ministros del que forma parte? Yendo al fondo del asunto, una duda es hasta qué punto la deriva nacionalista evidenciada por el PSC en los últimos años es compatible con el sustrato ideológico de una mayoría del PSOE y el cúmulo de intereses electorales que el partido debe atender en el resto del Estado. Una dicotomía pendiente de resolver que, tarde o temprano, quizás acabe siendo imposible contemporizar.

Más urgente parece asumir que la renovación del Estatut ha planteado situaciones de compleja resolución. Una de fondo es haber otorgado rango de ley orgánica a la aspiración tradicional de los nacionalistas de fijar una relación de carácter bilateral entre el Estado y la Comunidad Autónoma. Un planteamiento que, de una parte, parece colisionar con la doctrina constitucional de considerar que las comunidades autónomas son Estado y, de otra, conduce a que la reforma del sistema de financiación sea al mismo tiempo bilateral y multilateral, dadas las competencias atribuidas al Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Deberá resolverlo el Tribunal Constitucional, cuya demora en pronunciarse sobre un asunto de tanta relevancia política y no menor sensibilidad resulta difícil de comprender. Sin prejuzgar lo que acabe determinando, es indudable que abordar el desarrollo estatutario con una sentencia clara será mucho más fácil que seguir haciéndolo presumiendo cada uno el veredicto que mejor se ajusta a su particular concepción.

Cuestión aparte, pero no baladí, es si los pactos tejidos entre Rodríguez Zapatero y Montilla han resultado incumplidos por alguno de ellos… o por los dos. En tal caso, las cosas podrían tomar algún rumbo imprevisible, teniendo en cuenta cómo son… los dos.

ebadia@hotmail.com

Anuncios
Tagged with:

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Brian said, on 11 agosto, 2008 at 5:59 pm

    El articulista, al igual que todos sus colegas de la capital del Reino, con independencia de su tendencia política, se entesta en ignorar (o fingir que ignora) que los gobernantes de comunidades autónomas han sido elegidos por los ciudadanos de las mismas para la mejor gestión y defensa de los intereses de la ciudadanía de su ámbito territorial, y no como un apéndice de poder del partido correspondiente a nivel estatal, estén, o no, coaligados, federados o incluso sean del mismo partido que gobierna el Estado u otro ámbito territorial. Hasta que esto no se entienda (o deje de fingirse que no se entiende) no avanzaremos un paso. Y cuando se juega con las cosas de comer, no avanzar es retroceder.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: