Reggio’s Weblog

UPyD, floreando el naipe, de Lorenzo Cordero en La Voz de Asturias

Posted in Política by reggio on 7 agosto, 2008

El ojo del tigre

Con reiterada insistencia, los fundadores de la novísima formación política Unión Progreso y Democracia (UPyD) manifiestan que su grupo, además de progresista, nacional y laico es transversal. En la actual jerga política, el transversalismo es un sesgo ideológico que, casi siempre, se inicia en la izquierda para acabar fundiéndose con los principios monolíticos de la derecha castiza. Los fundadores de este club político se proclaman transversalistas porque no quieren que se les confunda con los centristas; un término que fue vulgarizado cuando, después de limarle las asperezas a la anterior dictadura, se inició el juego democrático seudopluralista que aún se practica. Es posible que hubiera sido más práctico declararse moderados, porque la moderación en política, si es sincera es más fiable –aunque menos llamativa- que ese transversalismo de naturaleza equívoca; el cual, como ya he dicho, inicia sus piruetas en la izquierda pero solo se las aplaude en la derecha.

En la historia política española del siglo XX hay más de un caso de esas derivas sesgadas. Uno de los más conocidos ha sido el sesgo dado por el melquiadismo, que, cuando decidió avanzar transversalmente, acabó siendo engullido por la voracidad de la derecha ultramontana. El más reciente fue el de Falange Española; la cual acabó siendo tan transversal, tan transversal –iba desde un peculiar obrerismo hasta el Imperio hacia Dios…- que cuando algunos de sus militantes quisieron rectificar su error, ya era demasiado tarde; estaban guisándole, para el dictador africanista, la ideología ultranacionalista que este necesitaba urgentemente para alimentar con ella su desmedida ambición de poder absoluto.

A los promotores del sesgo político, que exhibe UPyD, hay que reconocerles un gran mérito: tienen una enorme capacidad para la ensoñación idealista. Hasta el punto que no solo arriesgan su reconocido prestigio intelectual, sino que además se embarcan en una odisea de gran calado mitológico: pretenden salvar a España por enésima vez… Y hay que reconocerle a quien le pone cara y voz a ese proyecto espiritualista su capacidad para mantener el equilibrio inestable mientras camina con tanto aplomo por la cuerda floja, que le permite avanzar desde el punto de su partida (PSOE) hasta lograr que su valiosa cabeza repose sobre la mullida almohada mediática del PP.

La gracilidad que la acompaña; su facilidad para el uso de la retórica política clásica: su permanente disposición para estar presta a entablar polémica en público con alguien que le merezca la pena, le añaden un plus de atracción popular que le resulta muy gratificante, personalmente. Su discurso habitual es claramente político, aunque en términos ideológicos sea no solo confuso, a veces, sino también contradictorio. Dos ejemplos: a), asegura que le gusta la monarquía parlamentaria, pero que su formación (se supone que ideológica) es republicana. Esto más que contradictorio es el disparate típico del improvisado ideario político que impartió la transición; b), decir que el nacionalismo tiene poder político, pero que el nacionalcatolicismo no lo tiene, es un sofisma político muy utilizado en los tiempos en que imperaban las ambigüedades ideológicas; las cuales sólo sirven para demostrar que además de saber nadar, uno también sabe guardar la ropa…

Para una mujer como esta, que parece haberse empapado de teoría ideológica para luego demostrar su sabiduría con la práctica política, estas contradicciones, que se advierten en su discurso transversal, suelen fascinar a la opinión pública más sentimental. De tal manera, que hay muchos –por lo menos, los ocho mil asociados a su club– que habitualmente confunden nacionalismo con separatismo, mientras piensan que el nacionalcatolicismo no tiene nada que ver con el nacionalismo ultraespañolista. En términos teóricos de la propaganda política, a este método de persuasión de le conoce como florear el naipe.

Pero la heroína de UPyD no sólo es experta en florear el naipe, sino que también lo es en cuanto a utilizar el método propagandístico de la transferencia; el cual consiste en aprovecharse de personas o símbolos que puedan despertar una emoción colectiva o individual al identificar lo que se cita con quien lo nombra. Cuando la señora diputada nombra a Rosa de Luxemburgo, para apoyar sus argumentaciones, está intentando transmitir de las emociones intelectuales, las hipotéticas equivalencias personales. Aunque es obvio que entre aquella legendaria Rosa de Luxemburgo y esta moderna Rosa (Díez) de Luxemburgo haya diferencias ideológicas –por lo tanto, también políticas- abismales.

La primera intentó encontrar soluciones para los problemas que, en su tiempo, se le planteaban a la conciencia de clase profundizando en la teoría ideológica de Marx, en vez de hacerlo en las tesis leninistas que estaban de moda entonces. La acusaron de espontaneísmo político y de aventurerismo de izquierda. En cambio a la moderna Rosa de la UPyD, lo que se le ocurre es buscar soluciones para los eternos problemas españolistas –siempre tan espontáneos como aventurados…- ahondando en los manoseados y viejos principios ultramontanos del nacionalcatolicismo. Y de las JONS.

-Conviene saberlo.

Lorenzo Cordero. Periodista.

Anuncios
Tagged with:

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Roxa Rosae said, on 13 agosto, 2008 at 6:09 pm

    Para llegar a esa ‘ultra’-‘manoseada’ conclusión, ninguneando, en lo que consensúan los poderes fácticos partidistas hoy al frente de la estancada charca, ¡no hacían falta tantos irse de florito, guajín! Arranque muy prometedor el de sacarle puntas a la terminológica justeza de una nueva voz de moda cual ‘transversal’, prefiriendo ‘moderados’, ¡manque no sábese bien por qué non sería tanbién más preferible otro ‘radical’ que significa justo lo contrario que ‘ultras’, o sea, todo cuanto -sin florituras- corresponde a las mismísimas raíces del asunto en cuestión…

    Pero la cosa pierde toda su ‘gracilidad’ cuando ahonda en el aburricie de archirrepetido sectarismo comenzando por descalificar a la ‘R.10’ de UPD -¡precisa mente!- por lo que no resulta menos generalizado en las formaciones que hoy gobiernan estas ‘Realidades Nacionales’ del Reino de España con desparpajo tal que no dudan en autoproclamarse las más ‘republicanas’… y patentes de corso para ‘homologar’ o no a las demás: ¡toma ya clara coherencia, contra ‘el disparate típico del improvisado ideario político’!, ¿no?

    Y puesto ya, sigue con paja -de ‘sofisma’- que no separa del grano ajeno -en simétrico, al menos, ‘además de saber nadar… guardar la ropa’- cuando repróchase con asombro por culpa de un, inusual según parece, ‘fascinar a la opinión pública más sentimental’ y tal… Dijérase que no hubo noticia de nada semejante por sus antípodas políticos, ¿no?

    Bien sabíamos cuánto vese casi no-posible (publicitar) cualquier opción ‘libre-pensadora’ [sin andarse a la vez h)errando con la disyuntiva terrorista de los h)unos u otros: o tras una Cope de Conferencias Episcopales más el pepero nacionalcatolicismo y su Pacto de las Azores por la ‘guantanmera’ Guerra de Iraq… o de Prisa del País, con zetapepiñismo de sus (pluri)-naciona-laico-socialistas, en los Filesa y Gal hasta la cárcel de Guadalajara o entre la Otansolanesca Comunidáinternacional para ‘humanitario’ bombardear Belgrado, por ejemplo], sí; mas de tales achaques que tire la primer piedra quien al margen ande.

    No sería razonable recusar por ello más a Savater y sus ‘pocas’ amistades -¿’ocho mil’?- que a la mayoría -silenciosa- de los corderos que, con ‘progre'(¿?) gesto, despepítanse solo para alertarnos contra el ‘poder’ de quienes hoy son Oposición fustigada por todos los principales Gobiernos: el central desde Madrí y los autonómos de Barcelona, Gasteiz, Santiago, Ceviya, Toledo, Zaragoza, Uvieu, Mallorca, Santander, Mérida, etcéter, etc.

    Aunque lo importante, sin duda, será rescatar alguna oportunidad para difundir con más verdad el legado de Rosa Luxemburg. ‘Conviene saberlo’, en efecto, Y por poder evitar toda -indeseable- tergiversación, lo mejor será que acudamos a sus fuentes literales (¡¡a ver entonces quién la citaba con más propiedad!!) en, por ejemplo, textos tan claros al respecto como -sobre las cuestiones candentes más arriba debatidas- nos los muestran: http://www.nodo50.org/reformaenserio/articulos/conrosa.htm y http://www.nodo50.org/reformaenserio/articulos/marzo2008/pensarosa.htm

  2. Bricio Lombán said, on 17 agosto, 2008 at 1:04 pm

    La réplica mejor a esti florido pincel sabihondón diósela ya el aludido Sava… = “lo mismo ocurre en política: quien sienta la comezón participativa, debida a una sobreexcitación de sus hormonas democráticas, debe afiliarse a un partido sólido y acrisolado, pasar en él los largos y abnegados años de su meritoriaje, ascender poco a poco en la jerarquía burocrática, obedecer a los líderes hasta llegar a serlo uno mismo y sobre todo barrer siempre para casa. Por esta vía cualquier peón indocumentado y adicto a la propaganda sectaria puede convertirse en un respetable hombre de Estado: ejemplos no faltan, miren a su alrededor. En caso contrario la pasión política asilvestrada lleva a los más atroces desvaríos: crispación, hacer el juego al adversario y sobre todo inoportunidad […] que la oportunidad y lo que pide el momento presente son la principal manufactura monopolizada por los Partidos. Fuera de la Iglesia no hay salvación, ni en amor ni en política… y así para siempre.

    Bueno, para siempre no… Hace más de un siglo que los amores se libraron del corsé pudibundo y hoy leemos las desventuras de los viejos amantes con melancólico alivio. ¡Esperemos que no haga falta otro siglo más para que la participación política reciba también de forma pública y efectiva la bendición del libertinaje!’ [en https://reggio.wordpress.com/2008/08/14/ -> ‘La política y el amor’, Fernando Savater, EL PAIS]

    Amen.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: