Reggio’s Weblog

Los fracasos de Zapatero como ‘embajador’ de las empresas, de J. G. Gallego en Mercados de El Mundo

Posted in Economía, Internacional by reggio on 3 agosto, 2008

POLITICA EXTERIOR

El Gobierno no ha sido capaz de defender los intereses de las multinacionales españolas en otros países, como ha ocurrido con el Santander en Venezuela

Hugo Chávez no dijo a Zapatero todo lo que pensaba sobre las relaciones entre ambos países cuando se reunieron en Moncloa hace nueve días. Se guardaba un as en la manga, la intención de nacionalizar la filial venezolana del Santander, que dejó en evidencia la incapacidad del Gobierno para solucionar los conflictos internacionales de las empresas españolas.

En los cinco años de Gobierno socialista las relaciones internacionales de España han estado mucho más vinculadas al populismo de algunos mandatarios que a la pragmática agenda internacional de los países alineados. Además, en muchos casos el Ejecutivo no ha sido capaz de ayudar a las multinacionales españolas en las difíciles situaciones que se han encontrado en otros países, como Argentina, Bolivia, Francia, Italia, Argelia y, ahora, Venezuela.

La ‘batalla’ con los Kirchner

Las relaciones entre el Ejecutivo español y el Gobierno argentino no pasan por su mejor momento.De hecho, desde que el ex presidente suramericano Néstor Kirchner recibió a Rodríguez Zapatero en enero de 2005, las fricciones en torno a la presencia de compañías españolas en Argentina han ido en aumento.

Fue en aquella reunión cuando Zapatero expuso a Kirchner su preocupación por la congelación de tarifas que desde 2001 afectaba a Telefónica, Endesa, Repsol YPF, Gas Natural y Aguas de Barcelona. La mediación de Zapatero apenas sí tuvo efecto, ya que las empresas españolas, con una inversión superior a 42.000 millones en aquel país, tuvieron que retirar sus demandas para obtener el plácet del Gobierno argentino para subir puntualmente sus tarifas.

Los conflictos de las empresas españolas han continuado con el cambio de mandato en Argentina, donde Cristina Kirchner, esposa del ex presidente, ha abierto recientemente una batalla para argentinizar determinadas compañías en manos de capital español.Uno de sus grandes logros ha sido la venta parcial de YPF por parte de Repsol al empresario local Enrique Eskenazy. La otra gran batalla, todavía abierta, gira en torno a Aerolíneas Argentinas, propiedad de Marsans. El Ejecutivo español no ha sido capaz de frenar los intentos de Kirchner de devolver la compañía a empresarios argentinos.

La falsa promesa de Evo Morales

Las relaciones de José Luis Rodríguez Zapatero con el presidente de Bolivia, Evo Morales, son más que cordiales, sobre todo después de que en mayo de 2006 el Gobierno condonase a este país una deuda de más de 100 millones de euros. Sin embargo, la respuesta de Morales no ha sido igual de condescendiente con las empresas españolas instaladas en Bolivia, especialmente las energéticas.

La foto del encuentro entre Zapatero y Morales fue tomada el 5 de enero de 2006. Entonces Morales aseguró a Zapatero que «nacionalizaría, pero no expropiaría, Repsol». Cuatro meses más tarde, el dirigente boliviano arrebató la producción a la petrolera a cambio de un 18% de comisión por comercializar el gas. También en aquellos meses Evo Morales dio la espalda al Gobierno español al anunciar que revisaría las concesiones de Aena y Abertis, que controlan conjuntamente la sociedad Servicios de Aeropuertos de Bolivia desde 2005.

La mediación de Sarkozy

El encuentro que tuvieron el 10 de enero Zapatero y Nicolás Sarkozy en la cumbre hispano francesa fue clave para resolver el litigio entre la constructora española Sacyr Vallehermoso y la francesa Eiffage. Pero el fin del conflicto no ha dejado igual a las dos partes y la sensación es que el vencedor ha quedado al norte de los Pirineos y el perdedor al Sur.

Las disputas aparecieron tras la compra de un 33% de Eiffage por parte de Sacyr, y otras participaciones minoritarias de otros grupos inmobiliarios españoles. El presidente de la constructora gala, Jean-François Roverato denunció ante la justicia francesa a Sacyr por una supuesta concertación entre los socios españoles para tomar el control de la compañía. Tras meses de disputas, litigios y acusaciones públicas, la mediación de los políticos fue clave para el desenlace de la crisis, que terminó con la salida de Sacyr del accionariado de Eiffage.

Sin embargo, mientras Roverato se enorgullecía de haber ganado el pulso a Del Rivero, la constructora española acabó malvendiendo su participación a 62 euros por títulos, un euro menos de lo que esperaba Del Rivero y con las minusvalías de un largo y costoso proceso judicial.

En la vaga relación que mantienen Zapatero y Sarkozy también se ha tratado el tema energético, para impedir que GDF-Suez, cuyo 35% pertenece a la administración francesa, refuerce su posición en Gas Natural, donde actualmente posee un 11%.

Pacto a la italiana en Ibiza

En varias ocasiones el Gobierno italiano ha puesto trabas a la expansión de empresas españolas en aquel país. Fue el caso de Abertis, cuyo intento de fusión con Atlantia, antigua Autostrade, fue impedido por el Ejecutivo italiano en 2007. Algo parecido le ocurrió dos años antes al BBVA al ver frustrado su intento de adquisición de Banca Nazionale del Laboro (BNL) debido al fuerte proteccionismo del Banco de Italia.

Sin embargo, la respuesta de España ha sido mucho más amable con las empresas italianas. El final de la OPA sobre Endesa se gestó de nuevo en una cumbre bilateral entre dos jefes de Estado.En este caso el escenario fue Ibiza, la fecha, febrero de 2007, y los protagonistas Zapatero y Romano Prodi, entonces primer ministro de Italia. En aquella reunión se dio vía libre para que la eléctrica pública italia Enel se hiciera, junto con Acciona, con Endesa. Pardójicamente, a la vez que ambos mandatarios acordaban una salida beneficiosa para la eléctrica italiana, el Gobierno de Prodi blindaba a la propia Enel y Eni precisamente para evitar la entrada de una compañía extranjera.

Desprotección en Argelia

Recientemente un alto directivo de una empresa española con intereses en Argelia se quejaba de la falta de protección por parte del Gobierno para defender su posición en aquel país.

La riqueza de esta región en materias primas, especialmente gas e hidrocarburos, ha llevado a muchas compañías españolas a ubicar allí parte de su producción. Son multinacionales como Repsol, Gas Natural, OHL y Acciona, que han expresado su malestar con el ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, porque no ha mediado en su defensa ante las amenazas del Gobierno argelino de cambiar las cláusulas de sus contratos para ligar los precios del gas a su valor en los mercados internacionales.

Argelia quiere elevar los precios del gas natural más de un 20% para las empresas españolas. Moratinos no sólo no intercedió en las dos reuniones que ha mantenido con el ministro de Energía, Chakib Jelil, en el último mes, sino que ha abierto las puertas de España a la argelina Sonatrach para comercializar gas y controlar su extracción y transporte.

© Mundinteractivos, S.A.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: