Reggio’s Weblog

Cuando llega el calor, de Francesc de Carreras en La Vanguardia

Posted in Política, Sanidad by reggio on 2 agosto, 2008

Estos últimos días la Conselleria de Salut de la Generalitat ha repartido unos abanicos, de cuidado diseño, informando de los riesgos del calor veraniego. Nada más oportuno en estas fechas.

Intento describirles el contenido de estos abanicos. En una de sus caras figura una recomendación genérica en catalán -no sé si hay edición en castellano, aunque me extrañaría, a menos que también hubiera una versión en inglés- que nos aconseja “huir del calor en verano”. Sabio consejo. Además, en letra pequeña, se indican algunos peligros del exceso de calor y de la necesidad de acudir, en caso de fiebres, náuseas, pérdidas de conocimiento y otros males a los servicios sanitarios. Advertidos estamos.

En el reverso del abanico están las tres recomendaciones fundamentales: buscar la sombra en la calle, mantener fresca la casa y beber mucha agua. Realmente se trata de ingeniosos consejos que nunca se nos habían ocurrido: siempre íbamos por las aceras de sol sudando la gota gorda sin pensar que en la sombra hacía menos calor, nunca bajábamos las persianas cuando les daba aquel horrible sol de tarde y nos absteníamos durante todo el verano de beber agua. La Generalitat nos ha abierto los ojos: a partir de ahora los veranos serán más frescos aunque haga mucho calor.

Pero estas tres ideas fundamentales de tipo general se detallan con medidas más concretas que hasta ahora tampoco se nos habían ocurrido. Se nos recomienda que bebamos también zumos de frutas, no bebidas alcohólicas: por tanto, no más cervezas, ni gin-tónics, ni tinto de verano. Además, también gracias al abanico, nos enteramos de que hay que evitar salir a la calle al mediodía, cuando aprieta la calor, ponernos una gorra o un sombrero para prevenir las insolaciones, ir vestido con ropa ligera. Abstenerse, por tanto, de jerséis de lana y otra ropa de invierno. Por último, la Generalitat nos aconseja bajar las persianas cuando el sol dé en nuestras ventanas y refrescar el ambiente con ventiladores o aire acondicionado. No obstante, en el supuesto de que no dispongamos de este último artefacto, se sugiere en el abanico que pasemos, como mínimo, dos horas al día – ni un minuto menos- en lugares climatizados como son los centros comerciales, los casals (?) o los cines. Como seguramente, gracias a la efectividad de estos consejos, estos lugares estarán abarrotados durante todo el verano, yo les recomiendo que no acudan a ellos, ya que las aglomeraciones, además de calor, dan agobio, y como la Conselleria de Salut no ha repartido todavía un abanico para hacer frente al agobio, aún no sabemos cómo combatirlo.

Ignoramos si para confeccionar estos abanicos se encargó un informe externo, una parte de aquel paquete que costó 32 millones de euros al contribuyente. En cambio sí sabemos, según una encuesta oficial reciente, que el descontento con los políticos va en aumento. No nos extraña.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: