Reggio’s Weblog

De la desaceleración a la recesión sin pasar por la crisis, de José Oneto en Estrella Digital

Posted in Economía by reggio on 31 julio, 2008

Cada semana estamos más cerca de la recesión económica, según vaticinan los organismos internacionales y los diversos servicios de estudios bancarios, y así lo ha insinuado, aunque matizando, el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, en la cadena SER.

Con esa misma parsimonia que el pasado lunes pedía a los ciudadanos optimismo y tranquilidad ante la situación económica, el vicepresidente ha reconocido, ante los micrófonos de la cadena SER, que es posible que España entre en los próximos meses en recesión económica, aunque sus previsiones indican que el crecimiento será cero y no negativo en los próximos trimestres. Recesión es cuando en dos trimestres consecutivos el crecimiento es negativo.

“Desde el Gobierno estamos trabajando con el supuesto de no recesión y, también, muy cerca de cero para los próximos trimestres. Para el último trimestre del 2008 y el primero del 2009 el PIB registrará un crecimiento muy bajo y muy cercano a cero”, “con una inflación por encima del cinco por ciento, ya que los precios subieron en julio y también subirán en el mes de agosto, vinculados al precio del petróleo”.

Coincidiendo con los negros pronósticos de Solbes, el Banco de España, en su último boletín, asegura que la crisis económica se ha acentuado en el segundo trimestre de este año, con un frenazo del crecimiento intertrimestral de sólo un 0,1 por ciento, lo que viene a ratificar los pesimistas pronósticos del vicepresidente, con el que coincide, también, en que el ciclo bajista se prolongará hasta bien entrado el año 2009, debido a la inestabilidad financiera, provocada entre otros factores por las hipotecas subprime, el elevado precio del crudo y la crisis profunda de la economía norteamericana, que está sufriendo las consecuencias de la política de George Bush, probablemente el peor presidente de la historia de Estados Unidos.

Todos estos datos indican que, según la terminología oficial, vamos a pasar de una intensa “desaceleración económica” o “serias dificultades económicas”, según expresión del propio presiente del Gobierno en su último encuentro en el Palacio de la Moncloa con los representantes de la patronal y de los sindicatos, a la “recesión”, sin solución de continuidad, y todo sin tocar siquiera la palabra crisis, de la que se ha huido intentando ignorar la realidad.

En estos momentos, de todos los países de la eurozona, España, que está a punto de conseguir la cifra récord de parados, con una tasa por encima del 10 por ciento, y con una tendencia a terminar el año por encima del 12 por ciento, según fuentes oficiales, y con una inflación también récord, es uno de los países destinados, por el hundimiento además del sector de la construcción, a entrar en recesión, junto con nuestro vecino Portugal, Eslovaquia e Irlanda. Dinamarca es el primer país de la Unión Europea que ha entrado en recesión.

Las pesimistas declaraciones de un Solbes que aparece cansado y agobiado —no sólo por el deterioro económico, sino también por la financiación autonómica rechazada por las Autonomías, especialmente la catalana, y que carece de un horizonte claro de solución, y por los problemas que tiene para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado—, y los últimos datos del Banco de España que vienen a corroborar la parálisis de nuestra economía, configuran un panorama que ha superado al propio Gobierno y que ha llegado a desbordarle.

Quizás por eso cada vez son más las voces que están reclamando un pacto anticrisis como el que recientemente han pedido el Círculo de Economía catalán, el Instituto de Empresa Familiar o el Consejo de Cámaras de Comercio.

Anuncios
Tagged with:

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Rafael del Barco Carreras said, on 8 octubre, 2008 at 4:47 pm

    PRIMERA MEDIDA A LA PROFUNDA CRISIS,

    GARANTIZADOS 100.000 EUROS… ¿¿??

    Rafael del Barco Carreras

    8-10-08. Además se les ocurre otra genialidad, blanquear los 54.000 millones de euros en billetes de 500 amontonados en cajas fuertes, o a buen recaudo en los paraísos fiscales, depositados en las múltiples cuentas ajenas a toda inspección del Banco de España o Hacienda alguna, por tanto al propio balance “oficial” de la entidad, en sus acorazadas cajas de seguridad, o opacas inversiones en países más que opacos. Caso del BBVA, en que a cargo de esos fondos con total desvergüenza el presidente y consejeros se constituyeron multimillonarios fondos de pensiones, y la Justicia Española, aumentando las bases de la total impunidad, dictó otra descarada sentencia.

    Casi 10 BILLONES DE LAS ANTIGUAS PESETAS, a las que si sumamos billetes de 100 y 200 la liquidez del Sistema no solo mejoraría sino que permitiría regularizar el desfase del desaforado y corrupto sector financiero-inmobiliario. Y si añadimos los saldos por esos paraísos fiscales, sucedería como se decía de todos los países sudamericanos en quiebra, que su deuda externa cuadraba con los saldos de sus políticos y amigos en Suiza. En nuestro caso el saldo total en dinero negro cuadraría con la suma de los créditos impagados por las inmobiliarias, la parte basura de todas las hipotecas, la especulación en la burbuja y el 3 o 20% en negro del corrupto sector de la construcción, sin añadir el circulante en el floreciente mercado de la DROGA, y sus anexos el blanqueo y la prostitución, con incontables billetes de 10, 20 y 50, habituales en las dosis del menudeo y narcos de medio pelo. La ruina de un país equivale a la riqueza de sus dirigentes y financieros.

    Cada día las oímos de más gordas… que si comprar pisos y terrenos a las inmobiliarias en crisis, la mayoría ya en poder del Sistema Financiero por sus hipotecas basura… que si las inmobiliarias tomaron riesgos, que en realidad tomó el Sistema con conocimiento de la Central de Riesgos del Banco de España… que si la culpa de los americanos…que el Tesoro garantiza… ¿qué Tesoro? Porque aquí solo existen dos tesoros, el de los billetes impresos del BCE (papel inflación), y el de la gran Cueva de Alí Babá… los dos de duro o imposible obtención.

    Este globo sonda de dinero negro, además de una sandez porque nadie sacará sus “ahorros” de donde los tenga (los corruptos pudientes no se fían del Sistema del que forman parte), pone de manifiesto la peculiaridad de España, que supera a todos los países de su entorno en CORRUPCIÓN, y que nuestros políticos están tan acostumbrados a dirigirse a sus votantes, la “buena gente” que ni conoce el color de esos billetes, que creyéndose sus propias mentiras pretenden convencer a la “mala gente” que en gran parte son “ellos mismos”.

    La medida, máxime, blanqueará una parte de alguna mediana y pequeña fortuna, otorgando existencia legal más allá de pequeños negocios tapadera, la mayoría inviables y en quiebra, al igual que las “amnistías fiscales” del ministro Fernández Ordóñez a finales de los 70, o las emisiones opacas al fisco de los 80, o sea, blanquear lo suficiente para rellenar la declaración de la Renta y justificar su existencia ante una superficial inspección de Hacienda. El español “listillo” sabe que se enfrenta a las terribles mesnadas del Rey, y por lo tanto las cosechas o botines de guerra seguirán en las bien selladas cuevas.

    Digo yo que podrían emitir pagarés o bonos al portador, trasmisibles sin titular y registro, por lo tanto sin el control jurídico y fiscal a que está sujeto cualquier activo español. Los americanos los tienen, pero en el país más legalmente descontrolado de Occidente dictar medidas en que el Estado no pueda meter mano, es una herejía. Significaría la institucionalización y rentabilidad del dinero negro, otra herejía.

    Y si en España los políticos sueltan tonterías o “frases de cretinos”, los 100.000 €, en Europa, no menos. “El Estado garantizará todos los saldos en instituciones bancarias”. Buenos titulares, máxime si por el peculiar Sistema Financiero Español las Cajas son “públicas”, y si caen el BBVA y BSCH, se va al garete todo el Sistema, el Corralito Argentino, pues el resto de bancos inciden tan poco que no cuentan, y puede que en este momento aprovechen para darles la puntilla, así todo NACIONALIZADO, o en las buenas manos de quien decida el Mando… y las deseadas fusiones tan soñadas por Narcís Serra…

    Una medida los 100.000 € que en teoría frena el pánico, y si más allá de 3.000 € el banco tiene el derecho de entregar un “papelito”, cheque, a ingresar forzosamente en otra entidad del Sistema, se cierra el círculo, salvados del “Corralito Argentino”. ¿¿??.

    Total, que el BCE inyecte euros… a cargo de la inflación, y todos felices menos trabajadores y pensionistas. LOS VOTANTES.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: