Reggio’s Weblog

El diagnóstico de Solbes, de Fernando González Urbaneja en Estrella Digital

Posted in Economía by reggio on 9 mayo, 2008

El Gobierno va desfilando por el Parlamento para desgranar sus pretensiones. Si el miércoles la vicepresidenta informó a la Comisión Constitucional, ayer fue el vicepresidente quien compareció ante la de Economía y el ministro de Justicia en la correspondiente para, en este caso, poner sordina a la alarma creada tras el caso de la niña asesinada en Huelva y el informe sobre los desoladores retrasos en la gestión de la justicia.

Solbes construyó un informe a su estilo, burocrático y coherente, sin ruido, sin anuncios aparatosos y amarrado a la autoestima y a la confianza en el futuro. Huye de cualquier palabra inquietante y se aferra a algunos eufemismos del tipo “crecimiento a corto plazo más incierto y menos positivo… viviremos tasas de crecimiento inferiores al potencial… comportamiento del empleo menos favorable…”.

Estamos, pues, ante una deriva de reconocimiento progresivo de una economía que va a menos, que retrocede, pero evitando cuidadosamente cualquier palabra que huela a pesimismo o derrotismo. En el campo de lo concreto, el pronóstico del responsable oficial de la economía es que el año 2010 España recuperará tasas de crecimiento del orden del 3% y que, en cualquier caso, este y el próximo año el crecimiento del PIB español será superior al de la zona euro y al del conjunto de la UE.

A la hora de apuntar causas y orígenes del nuevo ciclo, Solbes insiste en apuntar al exterior, a las turbulencias financieras internacionales y al encarecimiento de materias primas básicas. De manera que el Gobierno no se siente culpable de nada. No obstante reconoce (vuelta a eufemismos) que el sector de la construcción residencial está en “un proceso de vuelta hacia niveles más sostenibles a medio y largo plazo”.

El vicepresidente, habilidoso alto funcionario que patina en el hielo sin despeinarse, no se mete en compromisos más allá de decir que algunas fases de la crisis son cíclicas y otras exteriores y que por tanto hay que esperar y ver, no meterse a redentor y recordar que hay problemas que no tienen arreglo (así que no enredar) y otros se arreglarán por sí mismos (de manera que tampoco enredar).

En la parte dispositiva reiteró lo ya conocido, que no quiere perturbar los procesos y que sin molestar demasiado se irán produciendo ajustes y reformas pactadas y que no alboroten, ajustes graduales, pocas aventuras y dejar correr.

fgu@apmadrid.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: