Reggio’s Weblog

Balada triste de domingo, de Carmen Rigalt en El Mundo

Posted in Política by reggio on 9 marzo, 2008

TESTIGO IMPERTINENTE

Este año, el blanco de la reflexión ha sido sustituido por el negro del luto
Los tacones son la metáfora de las dificultades de la mujer en la conquista del poder
No todos los actores están con ZP; algunos están en contra, pero carecen de ubicación definida

Escribo mi crónica el día G, víspera del día H. No es la primera vez que me toca escribir en día G, pero sí la primera vez que juro en arameo por tener que hacerlo bajo los condicionantes de la fecha. El día G tiene un punto que no es el punto G (con G de guarro), sino el punto C (con C de cabrón). Yo no vengo a esta página para reflexionar (más me vale), pero hoy mi pensamiento está contaminado por el siniestro virus de la continencia. La hoja de ruta electoral ha sufrido un revolcón: a mediodía del viernes, un tiro de gracia secó las manecillas del tiempo, que desde entonces permanece como ausente. Los hechos consumados me cortan, pues, la meada, y lo lamento. La censura es un obstáculo, pero la autocensura, una desgracia.

Hoy (ayer para ustedes) se celebra la jornada de reflexión, un paréntesis electoral que equivale a una página en blanco. Este año, el blanco de la reflexión ha sido sustituido por el negro del luto. También ha sufrido un revolcón el Día Internacional de la Mujer, una de las conmemoraciones con más actividad del calendario. En todas partes suelen celebrarse conferencias, debates, exposiciones y merendolas. Pero ZP sacó de su chistera el 9-M y desbarató los planes. En mala hora. Servidora tenía las Esperanzas puestas en la carrera (de correr, no confundamos) que organizaba la Comunidad de Madrid para celebrarlo. Pues ni por ésas. Ante la sospecha de que la presidenta fuera a anunciarse en ella, IU y PSOE elevaron sus quejas a la Junta Electoral Provincial y la carrera quedó suspendida.

Espero verme compensada algún día. O, más concretamente, el año próximo. Hay muchas formas de resarcirse. Pienso, por ejemplo, en el Stiletto run, que es como le dicen en México DF a la carrera con tacones. También en Amsterdam y en Varsovia se celebra esta modalidad de competición, pero a lo mejor allí tiene un nombre menos pretencioso. Que no rujan las feministas ultraortodoxas y traten de impedirla acogiéndose a la carta de los derechos humanos (capítulo torturas). Los tacones son la metáfora de las dificultades de la mujer en la conquista del poder. Eso lo entiende hasta Esperanza Aguirre, que además de deportista es política. No sólo mete la pelotita en el agujero del golf. También hace carrera de obstáculos a bordo del tacón de aguja.

Perdonen esta crónica deshilvanada. Quiero hablar de todo sin decir exactamente nada para que no se resientan el duelo ni la causa femenina. He de mantener cierta equidistancia, siquiera estética, para no molestar. Resumiendo: aquí me tienen, mordiéndome la lengua. También yo me acojo a la metáfora. Lo mío es como las economías de la miseria, cuando se hacen varios caldos con un sólo hueso. Con el hueso de las carreras alimento el discurso feminista y de paso, le doy un toque a la presidenta, a quien admiro por lista y por malona. El hueso de María Espe me conduce a los premios Mayte de Teatro, reducto del antiguo régimen donde abunda la sustancia picajosa. Este año ha habido cruce de palabras entre Loles León y Victoria Vera, situadas en distintos lados de la barricada. Menudo par.

No todos los actores están con ZP. Algunos están en contra, pero carecen de ubicación definida. Es más bien una cuestión epidérmica: el presidente les produce urticaria. Algunos de ellos, aquejados de zapateritis aguda, andan estos días desaparecidos o mal aparecidos. Puede ser el caso de Arturo Fernández (ahgggg), Carlos Larrañaga (doble ahgggg) o Andrés Pajares (me callo). El papá de Mari Cielo está dando el cante con tristes espectáculos callejeros. En fin. No todos los actores tienen la suerte de Ramiro Oliveros, que fue retirado de los vodeviles por una mujer rica y mullida (la suya). En el caso de Andrés Pajares, yo prefiero recordarlo como el magnífico hortera que fue, disfrazado con chaquetas celestes de hombreras imposibles, zapatos blancos de charol y pelo de señora de Valencia (he dejado de morderme la lengua). Pido perdón a las señoras de Valencia, y espero que comprendan este recurso estilístico. Los hombres mal teñidos siempre me producen el efecto de una traca.

Apuestas y escaños

ESCANDALO. Desde que existe internet, las apuestas se cuelan en todos los rincones. La Red es un casino ambulante donde con cualquier chorrada te juegas la moral y los cuartos. Jugar, lo que se dice jugar, hemos jugado siempre, pero no con tanta desfachatez como ahora. Antes nos jugábamos el café a los chinos; hoy, en cambio, nos jugamos los chinos al café. Las web de apuestas ponen toda clase de señuelos para que la gente pique. ¿Que no le gusta a usted el fútbol? Pues ahí tiene golf y Fórmula 1, ciclismo y balonmano, carreras de caballos y de galgos.

Desde que existen las apuestas, existen también las trampas y el tongo. El pasado verano, un tenista ruso jugó una final fuera de su país. Se lesionó justo en el momento en que su derrota estaba mejor pagada, y aunque no pudo probarse nada, estalló el escándalo. Pero no sólo de apuestas deportivas vive el ludópata. En el sector denominado entretenimiento hay muchas apuestas televisivas. Una que cae todos los años y lleva camino de convertirse en clásica es quien ganará Gran Hermano. Y no digamos nada de la política. Con la que está cayendo, la política moviliza muchas apuestas. Fidel es un tema recurrente. Durante bastante tiempo se apostó sobre quien palmaría antes, si él o Juan Pablo II. Muerto el Papa, en internet nadie se ha atrevido a enfrentar a Fidel con Dios.

El 9-M también se cotiza en el juego. Acertar el número de escaños del pepé y el pesoe es tan dificil como hacer un pleno al 15. Aunque hablando de elecciones, lo que más se impone son las porras en vivo y en directo. Lo malo de las porras es que no se pagan. Ni se cobran.

© Mundinteractivos, S.A.

Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: